Cuando en el Congreso se habla sobre Brecha Salarial, el debate en la sociedad se vuelve a abrir
A vueltas con la brecha salarial

El tema de la Brecha Salarial es un recurrente en nuestras cenas, reuniones y conversaciones. Y en este artículo me centro en qué nos diferencia y qué puede perjudicar a la mujer por el hecho de ser mujer.

Estas últimas semanas, en el Pleno del Congreso de los Diputados, se ha debatido sobre la Brecha Salarial a propuesta de PSOE. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que su Gobierno ha trabajado en la materia  durante estos años y que España se encuentra por debajo de la media europea en discriminación salarial. Sin embargo, la Organización de Naciones Unidas asegura que las mujeres ganan de media un 23% menos que los hombres. 

Así que el debate está servido. Nosotros, desde Fundación Másfamilia y nuestra Iniciativa efr, creemos que la solución estaría en fomentar la gestión de la conciliación en las compañías  para acabar con la Brecha Salarial existente en nuestro país y ayudar a otros países a mejorar los ratios en este sentido.

Pero mientras trabajamos en sensibilizar sobre esta necesidad de conciliación presente en las empresas y en la sociedad, creemos que es fundamental también profundizar en las causas reales que están por detrás de esta desigualdad entre hombres y mujeres.  Estoy convencido que si ambos sexos fuéramos ciborgs, o máquinas sin sentimientos o razón, y nuestras diferencias se redujeran a meros aspectos físicos o psicológicos, eliminando la maternidad como posibilidad, reduciríamos los aspectos de desigualdad en la empresa en cualquier rincón del mundo.

Porque es increíble que en pleno siglo XXI a la mujer se le discrimine, fundamentalmente por ser madre y, lo que es peor, por su capacidad de poder serlo en el futuro.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top