Dos años después del lanzamiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, muchas compañías aún están intentando encontrar la mejor manera de implementarlos. Si bien el propósito de los ODS está claro, encontrar la forma más efectiva de aprovechar las oportunidades que presentan es menos obvio
Usar los ODS para crear un propósito común

Principalmente, los ODS ofrecen a las empresas una excelente plataforma para comprometerse sólida y públicamente al desarrollo sostenible. Una vez hecho este compromiso, la mayoría del valor reside en usar los ODS para establecer un propósito común y una lengua compartida en la que enmarcar este propósito.

A continuación, hablamos sobre un par de áreas en la que los líderes (entre los que se incluyen algunos de nuestros clientes) están incorporando los ODS en sus estrategias de sostenibilidad y encontrando las mejores maneras de maximizar su potencial. Desde convencer a la junta del valor de la sostenibilidad, a mejorar la comunicación con empleados y clientes, los ODS están ayudando a las compañías a tener conversaciones de mayor nivel sobre la sostenibilidad.

Redefiniendo lo que más importa

Para muchas empresas la materialidad no es nada nuevo. De hecho, para muchas la evaluación de los aspectos materiales y la validación de su enfoque de sostenibilidad se ha convertido en una actividad que forma parte de su “business-as-usual”. Los ODS pueden servir de lente a través de la cual revisar y reafirmar colectivamente – tanto interna como externamente – lo que realmente importa a largo plazo tanto para la empresa como para sus grupos de interés. Hacer un mapeo entre los aspectos más relevantes y materiales de una empresa con los ODS puede ayudar a crear una visión común, independiente de todas las tendencias y controversias que aparecen año a año, quitándonos tiempo y recursos.

En su conjunto, los ODS tienen un enfoque muy amplio, por lo que se debe analizar cuáles son relevantes para cada actividad empresarial, sus partes interesadas, su alcance geográfico y sus áreas de impacto (tanto positivas como negativas). Una vez la empresa ha evaluado y seleccionado aquellos ODS más relevantes, estos pueden ser utilizados como una plataforma común de trabajo desde la que determinar dónde y cómo contribuir a estos objetivos. En definitiva, los ODS ofrecen un medio para establecer una visión compartida a largo plazo entre una empresa y sus grupos de interés.

La comunicación de la sostenibilidad en una empresa diversa

Las multinacionales son, por definición, geográficamente diversas. Esto significa que, a menudo, las unidades de negocio y los clientes en los diferentes países y regiones tienen diferentes prioridades. Mientras que algunos podrían pensar que el cambio climático es el problema más acuciante en el Caribe o el Pacífico Sur, los empleados y consumidores de otras regiones sentirán con mayor intensidad otros temas, como la igualdad de género, el agua potable o la educación.

Los ODS ofrecen una solución elegante para determinar qué es lo más importante para las personas en diferentes partes del mundo. A nivel de grupo, una organización puede comprometerse con más de una docena de los ODS, pero a nivel de país, este enfoque puede reducirse significativamente para crear más impulso y entusiasmo en torno a uno o dos ODS que sean de mayor importancia para esa área. Este enfoque puede utilizarse para alinear de forma directa los ODS seleccionados con las inversiones, proyectos y campañas más apropiados para los diferentes países, regiones y unidades de negocio.

Por supuesto, esto son solo algunos de los beneficios de adoptar los ODS. Manteneos atentos a los próximos artículos ya que cubriremos más sobre este tema, así como sobre cómo evaluar el desempeño en relación con sus ODS.

Conoce cómo evaluar si tu programa de sostenibilidad es inteligente aquí.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top