1+1 = 3! Ésta es la conclusión a la que llegué el pasado 5 de septiembre tras nuestro paso por el décimo aniversario de Convergences
Las alianzas que cambian el mundo

De nuevo, este foro mundial dedicado al lema “Juntos innovemos para un mundo cero exclusión, cero carbono, cero pobreza”, logró reunir a más de 3000 participantes en París.

Convergences es una plataforma de reflexión que promueve los objetivos de desarrollo sostenible y cuya visión es la movilización de todos los actores públicos, privados y sociales en la lucha contra la pobreza, la exclusión y el cambio climático. En línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible nº17 “Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible”, el foro se centró este año en el poder de las alianzas para generar crecimiento sostenible e inclusión social. En efecto, las colaboraciones tienen como objetivo llegar a sinergias en las que los socios obtengan mejores resultados que los que alcazarían por sí sólos. Es decir, los beneficios de las alianzas pretenden no ser proporcionales, sino exponenciales según el grado de unión y colaboración.

Resultó especialmente llamativa la última campaña de Danone “One Planet. One Health”, un buen ejemplo de interdependencia entre el interés general y el interés privado que alienta la puesta en marcha de nuevas alianzas con las industrias agrícolas y alimentarias. Asimismo, invita a los consumidores a estar más atentos en sus elecciones de consumo. Para este gigante del sector agroalimentario, se trata más que nunca de escuchar a todas las partes interesadas y de sensibilizar a los diferentes niveles de la cadena de valor.

Con el fin de estudiar de manera más práctica el campo de las alianzas, tuve la suerte de participar en dos workshops con muchos ejemplos inspiradores. En el taller “Alianzas multi-actores, todos comprometidos para una transición 3 Ceros”, analizamos que las alianzas contribuyen a la innovación social y a la maximización del impacto social si son reunidas estas tres condiciones: definición de objetivos claros y medibles, claridad en la gobernanza (con la designación de un líder y la creación de un comité directivo que haga un reporting regular), y formalización del compromiso de cada actor (mediante una carta o un convenio).

Para ilustrarlo, conocimos el caso del Centsept, un espacio de innovación social abierto recientemente en Lyon. Este proyecto localizado en un entorno laboral cálido y funcional, con espacios y mobiliario procedente de proyectos de inserción económica y economía circular, reúne a emprendedores sociales, empresas, ciudadanos y expertos, y ofrece métodos de trabajo colaborativos y ágiles que estimulan la creatividad y las colaboraciones: conferencias, talleres de open innovation y afterworks.

Por otro lado, me llamó la atención el taller “Estructurar una economía unida y potente del social business” en el que vivimos un ejemplo de alianzas positivas. Reflexionamos sobre ese asunto y experimentamos en vivo la inteligencia colectiva, concepto definido por el filósofo Pierre Levy que aclama el reconocimiento y el enriquecimiento mutuo de las personas. En 90 minutos, gracias a la participación de los 50 asistentes de la sala y a la presencia activa de dos facilitadores, realizamos un mural que representa de forma sintética, gráfica y dinámica los factores de éxito del social business. Por mencionar sólo algunos: la co-creación, la confianza, el compromiso a largo plazo, la benevolencia, la complementariedad de los actores y la innovación, sin olvidar el acompañamiento que supone la medición del impacto de las actividades.

fresque copia

 

Tras haber participado en seis ediciones del foro, creo que Convergences es en sí mismo una alianza exitosa: ha alcanzado el objetivo ambicioso de reunir empresas tradicionales y sociales, ONG, asociaciones, fundaciones, instituciones públicas, etc., de distintos países que convergen en el interés común de avanzar hacia un mundo más justo y sostenible.

Por nuestra parte, en Stone Soup Consulting creamos alianzas y aplicamos la co-creación a diario. Consideramos a nuestros clientes como aliados y trabajamos con ellos a través de procesos compartidos de creación e implementación de estrategias que identifican posibles caminos para su desarrollo y crecimiento. Organizada en una red internacional y participativa de más de 30 consultores en 6 países, nuestra empresa trabaja con diferentes organizaciones interesadas en aumentar su impacto social.

Clara de Bienassis es socia de Stone Soup Consulting, una empresa certificada B Corp que trabaja con diferentes organizaciones interesadas en aumentar su valor social.

 

¿Te ha gustado el artículo?

2 No me ha gustado 1

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top