Una sociedad sostenible y respetuosa con el medioambiente se consigue educando desde la infancia. Está probado que esta etapa es la mejor para aprender valores medioambientales que luego se llevan adelante a lo largo de toda la vida
La educación medioambiental en la infancia

En esta línea, existen múltiples técnicas y procesos que contribuyen a que los más pequeños interioricen conductas sostenibles, y una tendencia en alza es la gamificación. El juego desempeña un papel fundamental en el desarrollo de las facultades cognitivas de las personas y es un método de aprendizaje natural de roles, habilidades y conceptos durante la infancia

La gamificación es una tendencia que no sólo se está utilizando en la enseñanza de las materias esenciales impartidas en colegios como matemáticas o inglés, sino que tiene infinidad de aplicaciones, como por ejemplo en la educación medioambiental. En esta línea, en Leroy Merlin hemos lanzado hace unos meses Hazlo Verde , un Programa de Sensibilización Medioambiental infantil dirigido a alumnos de Educación Primaria basado en el desarrollo de actividades de gamificación, inteligencias múltiples y trabajo en equipo. Este programa consta de contenidos pedagógicos a disposición del profesorado, un concurso escolar nacional y talleres medioambientales.

Los resultados de fomentar la educación medioambiental durante la infancia son alentadores. Los pequeños que han participado en el concurso del programa han presentado iniciativas muy innovadoras y creativas que muestran que los más pequeños están profundamente comprometidos con el medio ambiente y muestra de ello son los dos proyectos ganadores:

Los alumnos de tercero de primaria del CEIP VARIA en La Rioja presentaron un proyecto que consistía en crear filtros de agua con vaqueros, de forma que pudieron ahorrar miles de litros de agua.

El otro proyecto ganador “el Reciclabús”, idea de alumnos de La Escuela de San Blas (CRA TURIA) en Teruel, consistía en un autobús que se paga con reciclaje: el precio del billete es depositar algún tipo de residuo en un contenedor de reciclaje próximo a la parada. 

Los niños son el futuro y por ello, todos los miembros que conformamos la sociedad debemos dedicar esfuerzos y recursos para hacer que la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente sean valores integrados en su personalidad. Fomentar y promover la educación medioambiental en la infancia es fundamental para crear un hábitat más sostenible, respetuoso y saludable donde las futuras generaciones puedan vivir.

¿Te ha gustado el artículo?

2 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top