En primer lugar seguro te estarás preguntando: “¿qué es el zero waste?”. Es un término en inglés cuyo significado es “desperdicio cero”, “basura cero” o “residuo cero”, y se trata de un estilo de vida que se enfoca en generar la menor cantidad de basura posible. Veamos sus beneficios y cómo adaptarte a este hábito
Cómo ahorrar dinero con el Zero Waste y otros ben

            La primera ciudad en aplicar esta legislación fue Canberra, Australia, en 1995, seguida por San Francisco, Estados Unidos, donde a lo largo de 10 años se logró recortar los residuos de los ciudadanos ¡a la mitad! A partir de esto en muchas zonas y personas por su cuenta han estado aplicando esta forma de vivir para contribuir al planeta.

            Incluso ayuda a tu bolsillo, puesto que también se puede ahorrar mucho dinero con este lifestyle. Según Gananci, con solo pequeños cambios se puede ahorrar algo de dinero en un mes, no te digo en un año. La clave está en dar pequeños pasos, y ¡el zero waste es perfecto para comenzar a aplicar esto!

            Para nadie es un secreto que debido a la cultura consumista en la que vivimos, hemos llegado a adoptar un estilo de vida insostenible para el planeta en el que habitamos. Generamos toneladas y toneladas de desperdicios cada año, los cuales no simplemente hacen “puf” y se desvanecen en una nube de humo.

            No, toda esta basura va a dar a ríos, lagos, mares y océanos, contaminándolos; a tierras que son específicamente designadas para acumular los desechos, zonas que se podrían estar empleando en producir más alimentos. También buena parte es quemada, lo cual contribuye enormemente a dañar la capa de ozono. Definitivamente, vivimos en este mundo como si tuviéramos otro al cual ir en cualquier momento.

            Toda esta basura se debe a que los productos que utilizamos hoy en día por lo general son de un solo uso: todos esos empaques de tus botanas favoritas, servilletas, periódicos, bolsas de mercado… Y, lo peor, muchos de ellos no son biodegradables.

            Sin embargo, hay muchas formas de reducir esto, y es justamente lo que el zero waste impulsa a hacer: a llevar un ritmo de vida más saludable no solo para nosotros mismos, sino para el medio ambiente y hacer que esta hermosa tierra que habitamos nos dure muchos años más.

Ahorras dinero mientras ayudas al mundo

            Imagina todo el dinero que estás gastando en botellas de agua, envases para llevar, bolsas de mercado, pañuelos, servilletas y hasta tampones o toallas sanitarias. Existen muchas alternativas a todo esto, que son reusables y te van a hacer ahorrar mucho dinero.

            Por ejemplo, existen las copas menstruales, que son de silicón y tienen una vida útil de 5 a 10 años. Un bonito cooler de aluminio o vidrio dura mucho tiempo y es reciclable, en contraposición a las botellas de agua. También puedes llevar tus propias bolsas ecológicas para hacer la compra y evitar ese montón de bolsas de plástico o papel que terminas desechando porque igual no sabes qué hacer con ellas.

Otros beneficios

  1. Crea más trabajos

Reducir, reusar y reciclar crea 10 veces más trabajo que nuestro estilo de vida actual, puesto que se necesita más gente para separar los objetos reusables, recolectar y habilitarlos de nuevo para el consumo humano.

  1. Contribuye con el medio ambiente, (pero esto probablemente ya lo imaginabas)

Contribuye de muchas formas, una de ellas es que toma 20 veces menos energía hacer una lata de aluminio de materiales reciclados que de materia prima nueva. Esto incluye que mientras menos energía se utilice, menos emisión de carbono habrá que contamine la atmósfera.

  1. Reduce el hambre mundial

Más de 31 billones de dólares en comida es desperdiciado cada año o, visto desde otra perspectiva, 1/3 de la comida que se produce es desechada. Toda esa comida que va a la basura se puede emplear de manera útil, o incluso donarla a refugios, bancos de comida u organizaciones benéficas.

¿Por dónde empiezo?

            Quizás leyendo todo esto sea mucha información y te parezca complicadísimo, pero realmente es muy fácil. Solo se trata de cambiar algunos hábitos de tu día a día, y verás que te sentirás mucho mejor contigo mismo al saber que estás ayudando a que el mundo sea un lugar mejor.

            Y si en algún momento sientes que es mucho para ti, solo tienes que ver a algunos de los pregoneros del Zero Waste. Una de ellas puede meter toda la basura que ha generado en los últimos dos años en una jarra mason. ¡Increíble! O siempre puedes buscar algo de inspiración en estas frases de superación que te ayudarán con lo que sea.

¿Te ha gustado el artículo?

2 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top