bbva_bruselas_banca_responsable_copy_copyEl 26 de mayo tuvo lugar en Bruselas, en el Parlamento Europeo, un evento organizado por el European Parliamentary Financial Services Forum (EPFSF) sobre “Protección del Consumidor y Educación Financiera”. 

Este foro reúne periódicamente a representantes de la industria financiera europea con europarlamentarios para debatir sobre los temas candentes de la actualidad regulatoria en materia de servicios financieros.

En esta ocasión tuve la suerte de participar en el panel, moderado por la eurodiputada británica conservadora Vicky Ford, junto con representantes de otras entidades del mundo financiero (Barclays, Intesa Sanpaolo y Franklin Templeton Investments), de los usuarios de servicios financieros (Better Finance for all), y de la Comisión Europea (Erik Nooteboom, jefe de la unidad de servicios financieros minoristas en la DG de Servicios Financieros, Estabilidad Financiera y Unión del Mercado de Capitales, y Giuseppe Cacciato, de la DG de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y PYMEs).

Este encuentro fue una vez más una excelente oportunidad para transmitir al regulador europeo la convicción de que la educación financiera aporta un inmenso valor a la sociedad. Además de fomentar comportamientos responsables por parte de los individuos a la hora de gestionar sus finanzas, les aporta las bases necesarias para valorar los riesgos inherentes a los productos financieros que contratan, promueve el ahorro y refuerza la estabilidad del sistema financiero. En este sentido, se insistió en el importante papel de las autoridades públicas, tanto a nivel europeo como nacional, para promover y apoyar todo tipo de iniciativas en el ámbito de la educación financiera. 

A lo largo del evento se abordó igualmente el tema de la protección del consumidor de servicios financieros. Los ponentes coincidieron en que se trata de un ámbito que ha sido objeto de un amplio desarrollo normativo en los últimos años y que el regulador debería centrase actualmente en asegurar la implementación de las medidas adoptadas y evaluar su impacto. Ahí señalamos que en BBVA entendemos que hay sí hay cabida para la autoregulación, y recordamos nuestra apuesta por una comunicación transparente, clara y responsable, e instamos al regulador europeo a reflexionar sobre la posibilidad de promover unos principios de banca responsable.

En materia de protección del consumidor, también resaltamos los importantes retos que se plantean en la nueva era digital en cuanto a asegurar un “level playing field” para el conjunto de los proveedores de servicios financieros (actores tradicionales como nuevos entrantes, principalmente FinTechs) y proporcionar el máximo nivel de seguridad para los consumidores.

Una conclusión para los que trabajábamos en el mundo de la RSC: cuando los temas son materiales y se incorporan a la agenda estratégica del sector, las autoridades europeas se implican. Hicimos mucha RSC ese día pero se habló muy poco de RSC. Qué cosas ¿verdad?

Aquí el briefing paper de la sesión.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top