diarioresponsable.com La Casa de la Paraula de Baleària Port ha sido el lugar escogido para presentar la Fundación Étnor a los empresarios alicantinos. Con el objetivo de extender la ética y el quehacer de esta fundación valenciana por el mediterráneo alicantino, Baleària organizó esta velada anoche dentro de su compromiso con la sociedad. La jornada contó con la participación de Francisco Pons, presidente de la Fundación Étnor y del Grupo Importaco, Adolfo Utor, presidente de Baleària y Adela Cortina, directora de la Fundación Étnor y Catedrática de Ética de la Universitat de València.

Cortina compartió con los asistentes la conferencia “¿Para qué sirve la ética en la empresa?”, buscando cómplices en este quehacer que en la Fundación Étnor llevan adelante desde hace 24 años.

En primer lugar sirve, empezaba destacando Cortina, para abaratar costes. “Puede sonar vulgar pero es fundamental. Cuando todo el mundo recorta algo que pueda abaratar costes es vital. Si hiciéramos un mundo más barato entonces a lo mejor tendríamos que recortar menos. Creemos riqueza y gastemos en lo prioritario”.

Ayuda a genera un buen carácter. Ética viene del griego ethos que quiere decir carácter, y es importante que las personas se lo generen pero también las empresas, porque las empresas también tienen un carácter. “Es necesario fomentar aquellas predisposiciones que nos llevan a actuar en un sentido excelente”, completaba la catedrática.

“La ética nos ayuda también a tener la inteligencia suficiente para saber que hay que optar por la cooperación y no por el conflicto. Los seres humanos no somos maximizadores del beneficio sino que estamos hechos para “reciprocrar”, para saber dar y recibir, para cooperar. Los estudios sobre el cerebro así lo están demostrando”.

Por último, “la ética sirve para tener en cuenta a los que parecen no tener que ofrecer nada a cambio, a los vulnerables. Todo el mundo tiene valor, y no precio, tiene dignidad. Y cuando se integra en la empresas a estas personas las cosas también funcionan mejor”.

“Este es el tipo de economía y empresa que hay que ir potenciando”, sentenció Cortina, y desde la Fundación ÉTNOR vamos a seguir trabajando en esta línea. “Es el momento de las sinergias, de la inteligencia colectiva, del trabajo común, y ÉTNOR se ofrece como uno de los foros desde los que movilizar esa conciencia ciudadana, el foro de las empresas pero también de otros grupos que vengan a expresar lo que les preocupa. Quisiéramos ser un espacio en el que la gente exprese sus preocupaciones en voz alta y se vayan intercambiando soluciones de buenas prácticas, de buenas experiencias”.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top