Hoy, miércoles Santo, nos preguntamos si a las mujeres les apetecerá participar de la cena, además de prepararla.

 

Hoy nos preguntamos también si una mujer puede ser apóstol, si entendemos por apóstol una persona voluntaria que trabaja desde su parte luz, desde el sí, desde la ilusión, contribuyendo de una forma positiva a crear una nueva realidad.

 

E investigamos sobre la participación del género en la historia de nuestra humanidad, echando mano de un documental de época titulado la vida de Bdian, perdón, de Brian.

 

Y observamos que la mujer, como los ancianos, como los niños, como los hombres, sin distinción de ningún tipo, raza, religión, inclinación sexual  y otros clasificadores que nos animan a segmentar y hacer grupitos varios, siempre ha querido participar.

 

Porque todos queremos ser vistos, porque todos queremos contribuir, tengamos barbas o no.

 

Mujeres y hombres unidos, a ver si lo vamos consiguiendo, para crear juntos nuevos modelos de relación, y nuevas sociedades, más positivas, más luminosas, también en el cotidiano vivir, en la casa y en el trabajo, sí, he dicho en el trabajo, mucho más orientadas al sí.

 

Mujeres y hombres, trabajando desde su marco de creencias, desde sus pasiones, desde sus valores, que son, en gran medida, los valores de su organización.

 

organizaciones que enCUENTrAN  CUENTOS , un programa para potenciar la participación de personas voluntarias, también conocidas como apóstoles, mujeres y hombres, barbados y desbarbadas, en una nueva comunicación.

 

Un abrazo, Mikel

Copio a continuación la entrada publicada en el blog de oé corazón

 

http://wp.me/p3iA9W-RX

-------------

 

 

 

laultimacenateke Llega el tiempo de Semana Santa, y con él unos días de fiesta, el jueves o el viernes en algunas comunidades, el viernes y el lunes en otras, y algunas sortudas que se apuntan a los tres, unas fiestas con un marcado tinte religioso para muchas personas, y un poco más laicas para otras.

Independientemente del sentir de cada quien, todo parece indicar que hubo una vez un maestro que se rodeó de unos fieles, creyentes, compañeros de parábolas, de encuentros, de historias mágicas, que hemos venido a llamar milagros, por lo inexplicable del suceso.

Hubo una vez que un maestro se rodeó de 12 fieles, formando un grupo de 13.

A los 12 fieles les llamamos apóstoles. Son los hombres escogidos por Jesús para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar. 5 son las características de los apóstoles originales.

  •  Haber conocido personalmente a Jesús.
  • Haber sido escogidos y enviados por Jesús.
  • Haber sido testigos de Jesucristo resucitado.
  • Dar la vida por Dios y por el evangelio.
  • Seguir a Jesucristo.

Con el tiempo, el término apóstol ha derivado para identificar al propagador de una doctrina o creencia religiosa, e incluso a los individuos que diseminan ideas sociales y políticas.

De esta forma, las organizaciones políticas, una asociación, una fundación, por poner un ejemplo, puede tener apóstoles.

De la misma forma, una organización con ánimo de lucro, haciendo extensivo el término, tiene, de hecho, sus apóstoles. Entre sus clientes, sus proveedores, sus trabajadores, sus grupos de interés, de forma genérica, sean los que sean en cada caso.

En este tiempo de Semana Santa, luego llegará la Pascua, y un poco más tarde el resto del año, no está de mal acordarnos de esta figura del apóstol tan importante para propagar lo que es, o la historia de lo que pasó, que con la palabra vivida por el que la difunde se convierte en lo que está siendo, un precioso presente continuo que une pasado, presente y futuro.

Fue, y no deja de suceder, fue y está siendo, por lo que no tenemos indicios de que pueda seguir siendo.

jesusmon    Así lo vimos...

En organizaciones que enCUENTrAN CUENTOS promovemos una cultura de voluntarios, de personas creyentes (creer para crear juntos), positivas (que ven el vaso medio lleno), instaladas en su luz (todos tenemos nuestras sombras), que cuentan historias relacionadas con su vida, con sus valores, que en algún sitio se encuentran también con los valores de su organización. Si quieres, puedes pensar en ellas como en apóstoles de la organización.

Nos preguntamos, porque a veces preguntas tontas nos conducen a sitios inesperados, asombrosamente fértiles, si el número de 12 está bien o está mal, y si 12 + 1 es lo mismo que trece. Entendiendo que todo depende, y no hay verdades absolutas, todo parece indicar que para empezar, puede valer. No hay más que ver a dónde llegó el proceso de divulgación que se inició tras la última cena.

13, mi número favorito, que en su inicio fue 12 + 1, o 1 + 12, si ponemos el orden en el que lo inició, bien puede valer...

y para terminar, una maldad:

es necesario que todos los apóstoles sean hombres?

la respuesta en este extremo es taxativa. Aunque es deseable, no es necesario, jajajá. Bromas aparte, algunos desalmados opinan que ni los 12 apóstoles de la última cena eran todos hombres. Por lo menos parece que había una mujer disfrazada (un hombre imberbe a la derecha de Jesús, a la izquierda según miras el cuadro del maestro italiano).

Si quieres una interpretación del cuadro de Da Vinci, puedes encontrarla, por ejemplo, en http://anama.wordpress.com/2007/03/27/los-secretos-de-la-ultima-cena/ los secretos de la última cena.

No sé por qué mi mente vuela a la vida de Bdian, perdón, Brian, una obra de los Monty Python, y me acuerdo de la escena de la lapidación, y las mujeres disfrazadas con barbas.

¿por qué las mujeres no pueden ir a las lapidaciones?

Porque está escrito.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=y40fXnVCmhI&w=420&h=315]

Barba, ¿señora?

Hoy no estoy para lapidaciones.

Remiro el cuadro de Da Vinci y me da miedo de sólo pensar que todos los apóstoles sean mujeres disfrazadas con barba. Tal vez el joven sin barba es simplemente eso, un joven lampiño. Iba a decir que es una pena que no haya documentos gráficos del suceso, una foto digital, por ejemplo, aunque yo mismo me digo que para qué, con lo fácil que son de trucar.

Pues eso, mujeres y hombres aceptados en el rol de apóstoles, sin necesidad de traer barba, que esta vez no se trata de lapidar, ni de quejarnos, ni de criticar...

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top