Publicado el
La Comisión celebra el acuerdo político provisional alcanzado entre el Parlamento Europeo y el Consejo sobre la Ley de Industria Neta Cero (NZIA), destacando su importancia para impulsar las tecnologías limpias en la UE. Este hito representa un paso crucial hacia la consolidación de una robusta capacidad de fabricación de estas tecnologías a nivel nacional, fortaleciendo así el papel de la UE como líder en la transición hacia una economía más sostenible.
La Unión Europea avanza en la fabricación de tecnologías limpias

La Comisión Europea acoge con satisfacción el reciente acuerdo político provisional entre el Parlamento Europeo y el Consejo sobre la Ley de Industria Neta Cero (NZIA), destacando su papel crucial en el impulso de las tecnologías limpias y el fortalecimiento de la capacidad de fabricación nacional en la Unión Europea. Este hito marca un paso significativo que no solo promoverá la competitividad y la resiliencia de la industria europea, sino que también fomentará la generación de empleos verdes y de calidad, en un momento en que la UE se esfuerza por alcanzar la neutralidad climática para el año 2050.

La NZIA, como parte central del Plan Industrial Green Deal, garantizará que la UE esté bien equipada para la transición hacia una energía limpia, estableciendo un punto de referencia para que la capacidad de fabricación de tecnologías con balance cero alcance al menos el 40 % de la demanda prevista en la UE para 2030. Esta ley acordada creará las condiciones reglamentarias favorables necesarias para atraer y apoyar la inversión en tecnologías y proyectos conexos que contribuirán significativamente a la descarbonización. Además, facilitará la construcción de más instalaciones de producción de tecnologías netas cero, de manera más rápida, y garantizará el acceso a los mercados de productos que cumplan los criterios europeos de sostenibilidad y resiliencia.

Ursula von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, ha declarado al respecto: "El acuerdo político sobre la Ley de Industria Neta Cero es un paso importante hacia la consecución de nuestros ambiciosos objetivos climáticos y económicos. Demuestra nuestro compromiso colectivo de construir un sector industrial más sostenible, resistente y competitivo en Europa. Juntos, estamos convirtiendo a la UE en pionera mundial en la transición hacia una energía limpia."

Es importante destacar que el reglamento provisional acordado identifica un amplio conjunto de tecnologías de balance cero que pueden apoyarse a través de proyectos estratégicos, como la energía solar fotovoltaica (FV), la energía eólica terrestre y marina, las pilas de combustible, los electrolizadores, las baterías y las tecnologías de red, entre otros. Además, las industrias intensivas en energía que invierten en descarbonización también pueden recibir apoyo como proyectos estratégicos.

Otro aspecto clave del acuerdo es que permitirá crear un entorno normativo simplificado y propicio para las tecnologías limpias, reduciendo la carga administrativa y simplificando la concesión de permisos. Además, introduce el concepto de Valles de Aceleración Cero-Neto para agilizar los procedimientos administrativos y facilitar la captura y almacenamiento de CO2 en la UE, con el objetivo de alcanzar una capacidad de inyección anual de 50 millones de toneladas para 2030. También establece criterios obligatorios relacionados con la sostenibilidad y la resiliencia en procesos de contratación pública y subastas de energías renovables, entre otros.

Además, se crearán Academias de la Industria Neutra-Cero para apoyar el desarrollo de competencias y la innovación en energía neta cero, así como incentivos para la inversión en educación y formación de la mano de obra europea. Las nuevas normas también facultarán a los Estados miembros para crear "areneros" normativos que permitan ensayar tecnologías innovadoras con balance cero en condiciones flexibles.

Por último, la NZIA prevé la creación de una Plataforma Europa Neto Cero para coordinar, facilitar la aplicación e impulsar iniciativas de inversión en toda la UE, consolidando así los esfuerzos hacia una economía más sostenible y resiliente.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies