Publicado el
El reloj avanza inexorablemente hacia el evento anual más crucial en la batalla contra el cambio climático: la Conferencia de las Partes 28 (COP28), la imponente cumbre climática de 2023. Este año, el escenario de la acción se traslada a Dubái, donde se llevará a cabo bajo el inspirador lema "Unir. Actuar. Cumplir". La meta es clara: avanzar en la descarbonización, promover las energías renovables y fomentar una mayor colaboración y financiación para forjar un futuro más verde y próspero a nivel global.
¿Cuáles son las prioridades de la presidencia de la COP28?

Se acerca una fecha clave en la lucha contra el cambio climático: La COP28. Entre el 30 de noviembre y el 12 de diciembre del presente año, el centro de congresos Expo City Dubái de los Emiratos Árabes Unidos acogerá a más de 70.000 personas en la COP28. Una conferencia convocada bajo el lema “Unir. Actuar. Cumplir” que pretende ser un hito en los avances de la agenda climática global.

Desde hace casi tres décadas, las Conferencias de las Partes han servido como epicentro del diálogo climático, congregando representantes de cerca de doscientos países y grupos multiactor con el objetivo de impulsar la colaboración internacional y alcanzar acuerdos significativos.

El hito más reciente fue el Acuerdo de París, resultado de la COP21, donde se consiguió el compromiso crucial de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales, así como la implementación de medidas concretas de adaptación. En la última edición, la COP27, se lograron avances importantes al eliminar compromisos climáticos que carecieran de planes concretos para reducir las emisiones de CO2 o indicadores medibles de resultados. Además, se intensificaron las acciones inmediatas en términos de financiación, especialmente destinadas a la adaptación, y se reforzó el enfoque en la transición hacia las energías renovables.

A pesar de estos avances, la necesidad de progresar aún más es innegable. En la próxima COP28, se requiere un impulso adicional para abordar los desafíos climáticos de manera más ambiciosa y efectiva. La urgencia de actuar se hace cada vez más evidente, y la comunidad internacional espera resultados concretos y compromisos más sólidos para forjar un camino hacia un futuro sostenible y resiliente al cambio climático

Para calentar motores de cara a este importante evento, desde el Pacto Mundial de las Naciones Unidas España expresaron que la presidencia de la COP28 ha presentado cuatro ejes principales para este encuentro, según se recoge en su carta a las partes interesadas:

  • Acelerar la transición energética y reducir las emisiones para 2030. El propósito es triplicar la capacidad de renovables en 2030 como gran objetivo de esta cumbre. También, reducir las emisiones de metano y combustibles fósiles en 2030, duplicar la ratio de eficiencia energética y aumentar la electrificación.
  • Financiar la acción climática. La financiación es un tema clave para esta cumbre. Se aspira a incidir en la estructura financiera multilateral para dar respuesta a las necesidades de los países en desarrollo. El objetivo es claro: cumplir las promesas y sentar las bases para un nuevo acuerdo global.
  • Situar en el centro de la acción climática a la naturaleza, personas, vidas y medios de vida. Se espera que comience a funcionar el Fondo Para Pérdidas y Daños aprobado durante el año pasado, así como la adopción del marco para el Objetivo Global de Adaptación. Además, como novedad, este año se celebrará la primera reunión ministerial sobre clima y salud.
  • Organizar una COP más inclusiva. Las expectativas ya hablan de una alta participación de jóvenes, así como de delegaciones con representaciones paritarias y la asistencia de comunidades indígenas.

Balance del Acuerdo de París

Cabe recordar que el Acuerdo de París, alcanzado durante la Conferencia de las Partes (COP21) en diciembre de 2015, representa un hito crucial en la lucha contra el cambio climático. Este pacto histórico, adoptado por 196 países y la Unión Europea, tiene como objetivo principal limitar el aumento de la temperatura global a muy por debajo de 2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, con esfuerzos concertados para limitarlo a 1.5 grados Celsius.

El Acuerdo de París busca movilizar esfuerzos a nivel mundial para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, promover la adaptación al cambio climático y fortalecer la capacidad de resiliencia de los países. Para lograr estos objetivos, se establece un marco flexible que permite a cada nación definir y actualizar sus contribuciones nacionales de manera voluntaria, reflejando sus circunstancias y capacidades individuales.

En preparación para la COP 28 y siguiendo los plazos establecidos, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) ha presentado el tan anticipado informe de síntesis, proporcionando un análisis exhaustivo del estado global del Acuerdo de París. Los resultados de este informe se discutirán en la próxima cumbre mundial. La creación de este documento responde a la necesidad de evaluar la respuesta global a la crisis climática y trazar un camino a seguir en la lucha contra el cambio climático.

En palabras de Simon Stiell, Secretario Ejecutivo de ONU Cambio Climático: “Este informe pone las cartas sobre la mesa, sin embargo, esto no es ningún juego. Sabemos que, como comunidad mundial, no estamos en el camino de alcanzar los objetivos a largo plazo del Acuerdo de París y que existe aún una ventana de oportunidad que se está cerrando rápidamente para asegurar un futuro habitable y sostenible”.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies