Publicado el
La última publicación de la Coalición de CFOS del Pacto Mundial de Naciones Unidas, afirma que para alcanzar los Objetivos establecidos en la Agenda 2030, es imprescindible que los/las Chief Financial Officers (CFO) alineen las inversiones corporativas con los objetivos de sostenibilidad y vinculen la financiación de la deuda con las inversiones en los ODS.
Chief Financial Officers: agentes clave de la transformación sostenible

La última publicación de la Coalición de CFOS del Pacto Mundial de Naciones Unidas analiza el rol fundamental que tienen las inversiones, las finanzas corporativas y en particular los/las CFO para alcanzar la transición sostenible de la economía. Con este documento, recientemente presentado, como la mayor iniciativa en sostenibilidad del mundo, hacemos un llamamiento y presentamos recursos a nuestras más de 18.000 empresas participantes para que cumplan sus compromisos de sostenibilidad adoptando medidas concretas para financiar sus objetivos y metas en materia de sostenibilidad.

Cabe recordar que esta coalición es una plataforma que tiene, entre otros objetivos, movilizar billones de inversiones corporativas hacia los ODS y de la cual forman parte las empresas españolas: Celsa Group, FCC Construcción, Grupo Nueva Pescanova, Solunion Seguros y Tevalcor. El documento advierte que obtener capital institucional para financiar la transición hacia un mundo más sostenible es esencial, pero no suficiente. Se necesita un modelo escalable y transparente que permita invertir en soluciones orientadas al sector privado. Aquí es donde entra en juego la comunidad inversora, ya sea como inversores institucionales, instituciones de financiación del desarrollo o inversores de impacto.

El papel del sector privado es fundamental e incluye la inversión para la transición hacia la sostenibilidad de las economías desarrolladas mediante energía limpia, electrificación y economías circulares. Pero también incluye la Inversión Extranjera Directa (IED) o la intermediación financiera, en el caso de las economías menos desarrolladas. Con inversiones anuales estimadas en más de 17 billones USD, las empresas son un pilar esencial del modelo económico y financiero de la transición hacia la sostenibilidad. Bajo esta premisa, el Pacto Mundial de la ONU está liderando la creación de un modelo para que los mercados de capital mundiales, con un valor aproximado de 300 billones de dólares, respalden la transición. 

3. El papel de las empresas y los bancos en las finanzas sostenibles

Finalmente, el documento analiza que, bajo la dirección de los CFO, las inversiones pueden generar beneficios sustanciales si se alinean con estrategias y objetivos de sostenibilidad. Una transición que se ha de completar de manera integral, ordenada y justa para que no cause impactos negativos en otras prioridades del desarrollo sostenible.

Además de los CFOs de las empresas, los bancos y las instituciones financieras desempeñan un papel único. Ayudan a determinar cómo se asigna el dinero y proporcionan acceso a financiación para actividades relacionadas con los ODS, pudiendo potenciar la inclusión financiera, especialmente en regiones con acceso limitado a estos servicios. Todos los agentes del sistema financiero tienen en sus manos, además, convertir la Inversión Extranjera Directa (IED) en una herramienta definitiva. Porque la IED por sí misma no contribuye automáticamente a los ODS. El Pacto Mundial proporciona un marco para la IED sostenible que aprovecha los beneficios de la intermediación empresarial, tiene en cuenta el desarrollo de los mercados locales, se alinea con los planes de desarrollo de los países y se centra en sectores y regiones prioritarios.

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies