A través de la herramienta interna SustainEx, en Schroders han clasificado los 20 mayores mercados bursátiles en función de sus credenciales de sostenibilidad. Duncan Lamont, CFA, responsable de análisis estratégico de Schroders y Hettie Maccarthy, analista cuantitativa de Schroders Systematic Investments explica que las bolsas española, alemana y danesa van a la cabeza, mientras que las de Reino Unido y los Países Bajos van a la zaga.
La bolsa española encabeza los mercados bursátiles más sostenibles

Los mercados bursátiles, también conocidos como mercados de valores o bolsas de valores, son lugares donde se compran y venden activos financieros, como acciones, bonos, materias primas y otros instrumentos financieros. Estos mercados desempeñan un papel fundamental en la economía global y permiten a las empresas obtener financiamiento, a los inversionistas comprar y vender activos, y a los gobiernos regular las actividades financieras.

A través de la herramienta interna SustainEx, en Schroders han clasificado los 20 mayores mercados bursátiles en función de sus credenciales de sostenibilidad. SustainEx es la herramienta utilizada por los gestores de carteras y los analistas de Schroders para evaluar estos riesgos a la hora de tomar decisiones de inversión. Ayuda a construir una imagen más completa de los riesgos y oportunidades a los que se enfrenta cada empresa. A partir de este análisis, Duncan Lamont, CFA, responsable de análisis estratégico de Schroders y Hettie Maccarthy, analista cuantitativa de Schroders Systematic Investments afirman que las bolsas española, alemana y danesa van a la cabeza, mientras que las de Reino Unido y los Países Bajos van a la zaga. Las razones están en sus diferentes composiciones sectoriales.

Los expertos también han analizado si el panorama es diferente para las empresas de mediana capitalización en comparación con el total agregado de todas las empresas de cada mercado. A menudo lo es. En el pasado, los impactos negativos de las actividades de las empresas recaían en la sociedad. Pero, desde la fijación de los precios del carbono hasta los impuestos sobre el azúcar, los gobiernos los repercuten cada vez más en las empresas responsables. Las compañías y los consumidores también prestan más atención al comportamiento de las empresas con las que deciden hacer negocios.

Los especialistas advierten que las credenciales de sostenibilidad son sólo una parte del rompecabezas y no deben considerarse de forma aislada. Hay muchos otros factores que influyen en el éxito o el fracaso de una empresa y de una inversión. Cuando se trata de generar rentabilidad para nuestros inversores, las valoraciones son clave. El trabajo de los inversores activos, como nosotros, consiste en determinar si el mercado está valorando correctamente los riesgos y las oportunidades.  Un dato del 3,3% para el mercado español significa que, en conjunto, las empresas que cotizan en él tienen un efecto positivo no reconocido en la sociedad por valor del 3,3% de sus ventas.

Poniendo esto en perspectiva, la previsión del consenso apunta a que los márgenes de beneficios de las empresas españolas se situarán en el 11,3% durante los próximos 12 meses. Pero, si estas externalidades positivas se tradujeran a términos financieros, se elevarían al 14,6%. En términos monetarios, por cada 100 euros de ingresos, los beneficios serían de 14,60 euros, y no de 11,30, lo que supone un aumento del 29%. Una cifra nada desdeñable.

¿A qué se debe el buen comportamiento del mercado español?

A esta pregunta intentan dar repuesta los expertos, quienes afirman que sus grandes empresas de utilities (servicios públicos) y telecomunicaciones prestan valiosos servicios a la sociedad. Por ejemplo, proporcionan agua potable, alcantarillado y saneamiento. Es evidente que las empresas obtienen ingresos de esos servicios, pero sus precios están limitados muy por debajo del valor social. Algunos servicios públicos también tienen un gran efecto negativo sobre el medio ambiente - y el mercado español es sólo el séptimo mejor en este frente - aunque esto varía considerablemente de una empresa a otra. Pero no son sólo las grandes empresas del mercado español las que impulsan sus sólidas credenciales. También ocupa el segundo lugar en cuanto a la empresa de mediana capitalización.

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies
Top