Publicado el
En el año 1985 Naciones Unidas proclamó el primer lunes de octubre de cada año como Día Mundial del Hábitat, con el objetivo principal de concienciar a nivel global sobre la importancia de los hábitats urbanos y la necesidad de abordar los desafíos que enfrentan las ciudades en todo el mundo. Las grandes urbes son el centro del debate en este día, ya que son lugares donde se concentra la mayoría de la población mundial y donde se manifiestan numerosos problemas y oportunidades relacionados con el desarrollo sostenible, la vivienda, el medio ambiente y la calidad de vida de sus habitantes. El lunes 2 de octubre se conmemoró este día cuya importancia es cada vez mayor en un contexto de crisis climática como el actual.
Día Mundial del Hábitat: las ciudades en el corazón del debate

El objetivo de la efeméride este año es encontrar formas en las que las ciudades puedan recuperarse tras una serie de crisis económicas globales relacionadas con la COVID-19 y los conflictos. Para ello, desde Naciones Unidas expresaron que es preciso en primer lugar, analizar todas las dimensiones de esta desaceleración en las ciudades; en segundo lugar, buscar acciones que conduzcan a la recuperación y, por último, compartir experiencias sobre cómo hacer frente a las presiones inflacionarias y financieras en general. 

Los expertos afirman que el año 2023 ha sido particularmente desafiante para las economías urbanas. El crecimiento de la economía global en sí está disminuyendo en torno al 2,5%. Se trata del crecimiento más débil desde 2001 sin contar la crisis inicial de COVID-19 en 2020 y la crisis financiera global en 2009. Por tanto, dada la contribución de las ciudades como impulsoras de la recuperación económica, el futuro de muchos países vendrá determinado por la productividad de sus áreas urbanas. En este escenario, sostiene los especialistas de Naciones Unidas, para que el crecimiento y recuperación económica sea sostenible, necesitamos ciudades que puedan absorber, recuperarse y prepararse para futuras crisis económicas, un factor que debe reflejarse en el marco de recuperación verde que financie una economía climáticamente neutra en un mundo post-COVID.

Algunos temas clave para poner en agenda este día son:

  1. Necesidad de garantizar una vivienda adecuada: La falta de vivienda adecuada es un problema crítico en muchas ciudades, con millones de personas viviendo en condiciones precarias o sin hogar. El acceso a una vivienda digna es esencial para el bienestar de la población urbana.
  2. Sostenibilidad urbana: Las ciudades consumen una gran cantidad de recursos naturales y generan una gran cantidad de residuos. La sostenibilidad urbana se refiere a la capacidad de las ciudades para desarrollarse de manera que minimicen su impacto ambiental y sean más eficientes en el uso de recursos.
  3. Infraestructura y transporte: La planificación y gestión adecuadas de la infraestructura y el transporte son cruciales para garantizar la accesibilidad, la movilidad y la calidad de vida en las ciudades.
  4. Desarrollo económico y empleo: Las ciudades son centros económicos clave y generan oportunidades de empleo, pero también enfrentan desafíos relacionados con la desigualdad económica y el acceso a empleos de calidad.
  5. Participación ciudadana: Fomentar la participación activa de los ciudadanos en la toma de decisiones urbanas es esencial para garantizar que las políticas y proyectos se ajusten a las necesidades de la comunidad.
  6. Cambio climático y resiliencia: Las ciudades son vulnerables a los efectos del cambio climático, como inundaciones, sequías y temperaturas extremas. La construcción de ciudades resilientes es esencial para enfrentar estos desafíos.
  7. Reducción de la pobreza urbana: A pesar de la concentración de riqueza en las ciudades, también existe una gran cantidad de personas que viven en la pobreza. Abordar la pobreza urbana es fundamental para lograr ciudades inclusivas y equitativas.

De este modo, el Día Mundial del Hábitat es una buena oportunidad para reflexionar sobre estos temas y promover la cooperación global para abordar los desafíos urbanos. Además, destaca la importancia de las ciudades como motores del desarrollo económico y social, así como la necesidad de planificar y gestionarlas de manera sostenible para el beneficio de las generaciones presentes y futuras.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies