Publicado el
La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha resuelto la convocatoria de ayudas para la renaturalización de ciudades correspondiente a 2022, con la selección de 19 proyectos de entre las 64 candidaturas presentadas.
España aprueba 19 nuevos proyectos para impulsar la renaturalización de ciudades

La renaturalización de ciudades es un enfoque que busca reintroducir elementos naturales en entornos urbanos para mejorar la calidad de vida de los residentes y promover la sostenibilidad ambiental. Consiste en la creación o restauración de áreas verdes, como parques, jardines, corredores biológicos y espacios naturales dentro de la infraestructura urbana. Se trata de una práctica de gran importancia ya que:

  1. Mejora de la salud y el bienestar: La presencia de áreas verdes en las ciudades tiene beneficios para la salud física y mental de las personas. Los espacios naturales promueven la actividad física, reducen el estrés y mejoran la calidad del aire.
  2. Favorece la conservación de la biodiversidad: La renaturalización de ciudades puede contribuir a la conservación de la biodiversidad al proporcionar hábitats para plantas y animales. La creación de corredores verdes y espacios naturales conectados ayuda a mantener poblaciones de especies locales y promueve la diversidad biológica.
  3. Ayuda a la mitigación del cambio climático: La vegetación urbana desempeña un papel importante en la mitigación del cambio climático. Los árboles y las áreas verdes ayudan a reducir la temperatura urbana, proporcionan sombra y contribuyen a la captura de carbono, lo que ayuda a contrarrestar el efecto de las emisiones de gases de efecto invernadero.
  4. Mejora de la calidad del aire y la gestión del agua: La vegetación en las ciudades ayuda a filtrar el aire, reducir la contaminación y mejorar la calidad del agua. Los árboles y las plantas absorben contaminantes atmosféricos y actúan como filtros naturales en la captura de partículas y la reducción de la escorrentía de agua de lluvia.

Conscientes de la importancia de esta práctica medioambiental, la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha resuelto la convocatoria de ayudas para la renaturalización de ciudades correspondiente a 2022, con la selección de 19 proyectos de entre las 64 candidaturas presentadas. Las iniciativas seleccionadas, lideradas por administraciones locales de todo el país, contarán con ayudas de entre 2 y 4M€, con un máximo de cofinanciación del 95%, gracias a los 62M€ de dotación de la convocatoria. Todos los proyectos deberán concluir antes del 31 de diciembre de 2025.

El objetivo de la convocatoria, destinada a ayuntamientos de capitales de provincia y otras ciudades de más de 50.000 habitantes, solas o en agrupación con ONG, entidades científicas y/o municipios limítrofes de más de 20.000 habitantes, es obtener un resultado transformador y un impacto duradero mediante proyectos que contribuyan a un cambio del modelo de ciudad, basado en la sostenibilidad, el incremento de la infraestructura verde y la conectividad de los espacios verdes y azules y el fomento de las Soluciones basadas en la Naturaleza (SbN). De este modo, se conseguirá aumentar la biodiversidad e impulsar la adaptación al cambio climático de los entornos urbanos y mejorar la salud y la calidad de vida de sus habitantes.

Según informaron desde el MITECO, los proyectos seleccionados  pertenecen a ciudades de 12 comunidades autónomas: Málaga y Utrera (Andalucía), Zaragoza (Aragón), Torrelavega (Cantabria), Segovia y Zamora (Castilla y León), Ciudad Real (Castilla-La Mancha), Mataró, Sant Boi de Llobregat, Reus y Viladecans (Cataluña), Pinto y Rivas Vaciamadrid (Comunidad de Madrid), Benidorm y Valencia (Comunidad Valenciana), Santiago de Compostela (Galicia), Las Palmas de Gran Canaria (Islas Canarias), Barakaldo (País Vasco) y Molina de Segura (Región de Murcia).

Las ayudas se orientan a la acción, por lo que todos los proyectos desarrollarán actividades de implementación directa en el territorio, ya sea a nivel de ciudad, área periurbana y urbana, barrio, edificio o manzana. Para favorecer la sostenibilidad en el tiempo de las actuaciones, éstas han de enmarcarse obligatoriamente en planes o estrategias municipales a largo plazo, bien ya existentes, bien incluidas en el proyecto presentado. Todos ellos incluyen de manera transversal planes de Gobernanza y Participación y de Comunicación y Sensibilización con el objetivo de que la ciudadanía y los agentes clave en el ámbito de los proyectos, estén informados y puedan participar activamente en el cambio de modelo de su ciudad. Además, con el fin de contribuir a la generación de conocimiento sobre renaturalización urbana y poder transferirlo y replicarlo en otros contextos, los proyectos incluyen un plan de medición y seguimiento de indicadores de impacto de las acciones a realizar.

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies