Publicado el
La pandemia ha dejado algunos elementos positivos como la flexibilidad laboral. Los modelos híbridos de trabajo han llegado para quedarse. Una publicación recientemente realizada por el Banco Mundial afirma que ofrecer un trabajo justo y flexible a las y los trabajadores fuera de la oficina es un imperativo empresarial y ayudará a las organizaciones a contratar y retener talentos.
Un trabajo justo y flexible no es un extra opcional, sino un imperativo actual

El paso del coronavirus ha dejado lagunas consecuencias positivas. Sin dudas, la flexibilidad en los modelos de trabajo es una de ellas. Si trabajas en una oficina, es muy probable que tu trabajo sea mucho más flexible que antes de la pandemia. Quizá trabajes desde casa algunos días a la semana. O tal vez hayas cambiado tu horario para adaptarte mejor a tus compromisos familiares o tu estilo de vida.

La conciliación familiar es la capacidad de equilibrar las obligaciones laborales y personales de un individuo para poder tener una vida personal satisfactoria y productiva. En este afán, la flexibilidad es la aliada principal de cualquier empresa. Algunas medidas para lograr la conciliación familiar pueden incluir:

  1. Flexibilidad en el horario laboral: Permitir a los empleados ajustar sus horarios de trabajo para que puedan acomodar las necesidades de su familia, como cuidado de niños o familiares enfermos.
  2. Teletrabajo: Permitir a los empleados trabajar desde casa para evitar el tiempo y costo de los desplazamientos y para poder pasar más tiempo con la familia.
  3. Permiso parental: Ofrecer permisos parentales para permitir a los padres cuidar de sus hijos durante un tiempo sin temor a perder sus trabajos.
  4. Licencia por enfermedad familiar: Ofrecer a los empleados tiempo libre pagado para cuidar a familiares enfermos sin afectar su salario o sus horas de trabajo.
  5. Horas flexibles de trabajo: Permitir a los empleados trabajar horas diferentes a las convencionales, para que puedan cuidar de su familia durante el día.

El problema es que no todos los tipos de trabajo permiten la flexibilidad en sus jornadas. La encuesta Workmonitor Pulse del segundo trimestre de 2023 de Randstad revela que aquellos en profesiones de cuello azul (de labor manual como la construcción o la planta de producción) y gris (como la ingeniería, los servicios de emergencia, la enseñanza y la salud) también demandan flexibilidad. Los datos, basados en las opiniones de más de 7500 trabajadores de Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Francia y Alemania, muestran que casi la mitad de los trabajadores en esas dos categorías consideran la flexibilidad tan importante o más que el salario.

Pero, a pesar de ello, sólo una quinta parte de eses empleados han experimentado una mayor flexibilidad desde la pandemia. Esto contrasta con más de la mitad de los trabajadores de cuello blanco que ahora disfrutan de un mayor grado de flexibilidad en sus funciones.

La publicación del Banco Mundial explica que, ciertamente, algunas funciones son más fáciles de desempeñar desde casa que otras. Y las tareas en sectores como la agricultura, la industria manufacturera, la construcción y la minería, o las funciones orientadas a las personas, como la enfermería o la enseñanza, son de las menos fáciles de realizar a distancia, ya que a menudo requieren la presencia in situ. Pero los expertos aclaran que el trabajo flexible es algo más que trabajar desde casa: también incluye estar abierto a ajustes en los horarios de trabajo y en el número de horas trabajadas. En estos ámbitos en particular, los trabajadores que no son de oficina consideran que sus empleadores pueden y deben ser más flexibles. Esto podría significar, por ejemplo, trabajar semanas de cuatro días o de jornada reducida, o dividir los turnos. También puede consistir en examinar las funciones para dividir las actividades entre las que deben realizarse in situ durante el horario de trabajo "normal" y las que pueden llevarse a cabo fuera de las instalaciones en otro momento.

El mundo está cambiando y con el también el universo laboral. En este escenario, se observa que la percepción de que el trabajo flexible no es compatible con las funciones que no son de oficina está cambiando. Ahora, tres de cada cinco empleados no administrativos creen que su trabajo puede ser más flexible.

El punto clave es que, tanto si se trabaja desde una silla de oficina como desde el asiento de un taxi, las razones para desear más flexibilidad son las mismas: un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal, más tiempo para pasar con los amigos y la familia, más tiempo para descansar y más tiempo para llevar un estilo de vida más saludable. La flexibilidad permite que más madres se reincorporen al trabajo, que los cuidadores compaginen sus responsabilidades con el trabajo y que los empleados gestionen sus cuestiones de salud.

La importancia de la flexibilidad laboral radica en que permite a los trabajadores adaptarse mejor a las necesidades de su vida personal, lo que puede mejorar su bienestar y calidad de vida. Además, también puede ser beneficioso para los empleadores, ya que puede mejorar la productividad y retención de los empleados, así como reducir los costos de operación. Además, la flexibilidad laboral también puede ser una herramienta útil para abordar problemas específicos en el lugar de trabajo, como la sobrecarga de trabajo o la falta de personal. Al permitir a los empleados trabajar de manera más eficiente y efectiva, la flexibilidad laboral puede ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos y aumentar su rentabilidad.

Por el contrario, si una empresa no está dispuesta a ofrecer la flexibilidad que buscan las y los trabajadores, éstos pasarán a la acción, y muchos dejarán su trabajo o incluso cambiarán de profesión. Sin margen de maniobra para hacer frente a las responsabilidades personales, muchos trabajadores que no son de oficina también se han tomado días de baja para resolver problemas.

Así, la publicación lo deja en claro: ofrecer un trabajo justo y flexible no es un extra opcional, sino un imperativo para que las empresas tengan éxito y sean equitativas y diversas. Y en un contexto de creciente demanda de puestos no administrativos, también es una herramienta crucial de contratación y retención.

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies