Publicado el
Así lo muestra el estudio “La presencia femenina en el Tercer Sector 2023” de Fundación Lealtad. Según la investigación la proporción de mujeres en los patronatos y juntas directivas del Tercer Sector roza la paridad y destaca que en las ONG constituidas a partir del año 2000 hay un 59% de mujeres directoras, mientras que en las creadas en el siglo pasado descienden al 50%.
Igualdad de género: El 49% de los miembros de patronatos y juntas directivas del tercer sector son mujeres

La desigualdad de género es uno de los problemas actuales más complejos a resolver. La disparidad que existe entre varones y mujeres es aún muy grande y esto se ve reflejado en muchos ámbitos. Uno de ellos son los puestos de toma de decisión, los cuales, en el caso del sector privado están ocupados de manera mayoritaria por varones.

Sin embargo, las cosas están empezando a cambiar en algunos sectores: la presencia femenina en los patronatos y juntas directivas de las organizaciones no lucrativas de nuestro país roza la paridad, siendo mujeres el 49% de sus miembros. Asimismo, su protagonismo en la dirección ejecutiva de las entidades es superior al masculino, con un 53% las ONG españolas que están dirigidos por una mujer. Así se desprende del estudio “La presencia femenina en el Tercer Sector”, que cada año elabora Fundación Lealtad con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer.

El análisis, realizado a partir de una muestra de 260 ONG Acreditadas con el sello Dona con Confianza de Fundación Lealtad, muestra un crecimiento leve pero sostenido (del 3% y 2%, respectivamente, en los datos anteriormente citados) respecto a ediciones anteriores y refleja, un año más, que el Tercer Sector mantiene un marcado carácter femenino si se compara con otros ámbitos de la sociedad civil. Aunque todos ellos están incrementando la presencia femenina en sus órganos de gobierno: la CNMV apunta que los consejos de administración de las empresas cotizadas cerraron 2022 con un porcentaje de mujeres del 29% (frente al 26% de 2021). Y el informe Datos y cifras del Sistema Universitario Español, promovido por el Ministerio de Universidades, recoge que, en el ámbito universitario, hay un 25% de mujeres catedráticas (el año anterior eran el 23%).

En palabras de Ana Benavides, directora general de Fundación Lealtad: “La sociedad española va avanzando poco a poco hacia un escenario ideal en el que lo que importe no sea el género, sino el talento, pero queda camino por recorrer para que tengamos que dejar de hablar de ello. En ese proceso, el Tercer Sector está demostrando que el papel de la mujer va mucho más allá de su tradicional desempeño en labores de voluntariado, sino que cada vez más son ellas las que toman las riendas de la gestión de las organizaciones y asumen el peso de las decisiones más estratégicas”.

Si bien hay datos muy positivos en el informe, también se mantiene algunas tendencias que vienen observándose en la serie histórica. La primera de ellas, que el papel protagonista de la mujer es menor en las organizaciones con mayor volumen de presupuestos. Así, en aquellas entidades que manejan unos ingresos anuales por debajo de 300.000 euros cuentan con un 65% de mujeres directoras y un 58% de promedio de mujeres en los órganos de gobierno. Mientras que, en las ONG con presupuestos anuales superiores a 5 millones de euros, los porcentajes se reducen al 37% y 40%, respectivamente.

La segunda tendencia a destacar es que cuanto más joven es la entidad, más frecuente es encontrar mujeres en los puestos de máxima responsabilidad. Poniendo como eje de referencia el año 2000, se observa que, entre las asociaciones y fundaciones constituidas en el siglo XXI, hay un 59% de mujeres directoras y un promedio del 56% de mujeres en los órganos de gobierno. Y estos datos descienden al 51% y 46%, respectivamente, en el caso de las organizaciones creadas antes.

El Tercer Sector emplea en la actualidad a 528.000 personas, y según los datos de la Plataforma de ONG de Acción Social, de ellas, el 78% (casi 8 de cada 10) son mujeres de diversos perfiles que desempeñan las diferentes actividades requeridas por esas organizaciones: desde la parte más administrativa o de gestión de proyectos hasta asesores, terapeutas, educadores, etc. Además, el 66% del cuerpo de voluntarios que colabora desinteresadamente con estas organizaciones de acción social son de género femenino. En lo que respecta a las personas beneficiarias de sus acciones, también hay mayoría de mujeres: un 59%, frente al 41% de hombres.

“Sin duda, los tiempos están cambiando y vemos el futuro con optimismo. La mujer va conquistando poco a poco todos esos espacios que le corresponden de forma natural. Por eso, es más frecuente verlas ocupando puestos relevantes en las ONG más recientes, mientras que otras pueden tener todavía algunas herencias del pasado. En cuanto al tamaño de las entidades, no me cabe duda de que progresivamente también se irá alcanzando la equidad, de hecho, la mayor ONG Acreditada está ahora dirigida y presidida por mujeres”, concluye Ana Benavides.

 

* Pincha AQUÍ para obtener más datos acerca de este informe.

 

 

 

En este artículo se habla de:
NoticiasONGactualidadigualdad de género

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies