Publicado el
La aseguradora da un paso más en su estrategia de descarbonización y se posiciona como actor relevante en la lucha contra el cambio climático mediante su adhesión a la Alianza de Propietarios de Activos Net-Zero (Net Zero Asset Owner Alliance), lo cual implica fijar objetivos concretos de reducción de emisiones para este año e informar el progreso realizado.
MAPFRE fija objetivos concretos de reducción de emisiones en 2023

Para MAPFRE luchar contra el cambio climático es prioritario. Es por ello que, recientemente, la aseguradora se ha adherido a la Alianza de Propietarios de Activos Net-Zero (Net Zero Asset Owner Alliance) con el objetivo de realizar la transición de sus carteras de inversión a emisiones netas de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y, de este modo, ser una compañía Net Zero (NZ) en 2050.

Lo más importante es que la adhesión a esta iniciativa compromete a MAPFRE a fijar objetivos individuales que deberán llevarse a cabo sobre las emisiones de su cartera de inversión e informar periódicamente sobre los progresos realizados. Entre los retos que define la Alianza, destacan metas específicas para los clientes que tengan altas emisiones y otros, denominados “de transición financiera”, cuya finalidad es promover la inversión en soluciones climáticas que sumen a la transición energética.

Cabe destacar que, con la adhesión a esta nueva alianza, MAPFRE refuerza su compromiso con la descarbonización. En abril de 2022, la compañía comunicó su adhesión a la Alianza de Seguros para las Emisiones Netas Cero (NZIA) con el objetivo de alcanzar la neutralidad de emisiones de efecto invernadero para 2050 en sus carteras de seguros y reaseguro, y en 2022, desarrolló una herramienta propia con la que la gestora de activos del Grupo analiza y evalúa los riesgos asociados al cambio climático en sus inversiones y que le ha permitido contribuir a la reducción de más de un millón de toneladas de emisiones de CO2 asociadas a sus inversiones. 

El grupo asegurador enmarca su adhesión a la Net Zero Asset Owner Alliance dentro de su Plan de Sostenibilidad 2022-2024, con el que aspira a avanzar en objetivos estratégicos como calificar con criterios ESG el 90% de su cartera de inversión a nivel global para 2024, así como neutralizar la huella de carbono de la compañía para 2030 y no invertir ni asegurar compañías de carbón, gas y petróleo que no cuenten con un plan de transición energética. Todas estas metas reflejan la ambición de la entidad por ser parte activa en la necesaria y urgente transformación hacia una economía baja en carbono.

Antonio Huertas, presidente de MAPFRE, quien ha reiterado el objetivo medioambiental de la compañía de contribuir a la descarbonización del planeta destacó:“Es un paso más en nuestro compromiso por acelerar la transición energética y avanzar en la lucha contra el cambio climático”. Huertas ha indicado, además, el interés de MAPFRE en “seguir elevando la exigencia de sostenibilidad de una manera firme y progresiva, con objetivos concretos que contribuyan a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de la cartera de seguros y reaseguro de la multinacional, y que permitan “acompañar a la sociedad en una transición justa”, es decir, “ayudar y acompañar a las empresas a que se transformen y puedan seguir creando riqueza de una manera cada vez más respetuosa con el medio ambiente”.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies