Publicado el
Así lo afirmó Pablo Hernández de Cos, Gobernador del Banco de España, quien ha participado en una nueva edición de LíderesResponsables, el foro de Fundación SERES que busca mostrar cómo dotar a las iniciativas y al tejido empresarial de una conexión con lo social, elemento indispensable en un contexto de nuevas brechas y colectivos desfavorecidos tras la pandemia.
La desigualdad afecta (también) al crecimiento económico

Fundación SERES ha impulsado una nueva edición de LíderesResponsables. Une foro que desde 2020 ha congregado a más de 60 líderes empresariales en más de una treintena de encuentros tiene como objetivo mostrar cómo dotar a las iniciativas y al tejido empresarial de esa conexión con lo social, elemento indispensable en un contexto de nuevas brechas y colectivos desfavorecidos tras la pandemia.  Durante el evento, Fernando Ruiz, presidente de la Fundación SERES y Pablo Hernández de Cos, Gobernador del Banco de España, han conversado sobre temas como la colaboración público-privada, la medición del impacto social o la educación y otras políticas públicas para la igualdad de oportunidades y la reducción de las desigualdades.

Fernando Ruiz, presidente de la Fundación SERES ha asegurado que “en Fundación SERES creemos que en los asuntos ESG cada vez la S, con foco en las personas, adquiere más relevancia. El objetivo de la fundación es garantizar que en la acción estratégica de las compañías se consideren los impactos y actuaciones sociales como iniciativas clave para las organizaciones, de manera que se genere valor para la empresa y para sociedad”.

Por su parte, el Gobernador ha destacado que “la desigualdad, al margen de otras consideraciones sociales o políticas, afecta también al crecimiento económico. Por eso, resulta muy relevante analizar cuáles son sus causas y qué políticas permiten afrontarla mejor." En este sentido, Hernández de Cos ha asegurado que “se demuestra empíricamente que la desigualdad intergeneracional es la más importante y para luchar contra ella la educación es absolutamente fundamental. La política educativa es el primer elemento de lucha contra la desigualdad”. Asimismo, ha hecho hincapié en que “en una sociedad democrática, la evaluación del diseño y los efectos de las políticas públicas promueve la transparencia sobre las actuaciones de los responsables políticos y sobre sus resultados, lo que facilita la rendición de cuentas y el control democrático por parte del Parlamento y de los ciudadanos. Además, permite alimentar el proceso de toma de decisiones con información valiosa para mejorar su eficacia y su eficiencia”.

Finalmente, el Gobernador ha querido señalar que “la cultura de la evaluación en las organizaciones es fundamental para mejorar la eficiencia y también para demostrar a la sociedad que lo que se está haciendo tiene sentido. En eso en España estamos mucho peor que en el mundo anglosajón. En el Banco de España hemos establecido un programa anual de evaluación, por ejemplo, del proceso de proyecciones macroeconómicas, de la investigación económica, etc.”.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies