Publicado el
Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, ha vuelto a publicar, por sexto año consecutivo, el informe sobre los avances en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la Unión Europea. El informe revela los resultados de evolución de los últimos cinco años en todos los países de la Unión ofreciendo un resumen estadístico de cada una de las 17 metas propuestas por la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Este completo documento muestra cómo la UE avanza favorablemente hacia cinco de estos objetivos, sin embargo, el progreso es más moderado en el resto de ODS. En el apartado dedicado a España, el informe concluye que nuestro país ofrece sus mejores resultados en educación, energías asequibles y renovables e igualdad de género.

Aunque parezca muy lejano, lo cierto es que no falta tanto para llegar a 2030. La pandemia en primer lugar, y otros conflictos a nivel mundial luego, han retrasado en gran medida los avances que venían haciéndose en materia de desarrollo sostenible. Con el objetivo de conocer cuál es el panorama global dentro de la Unión Europea respecto de las metas propuestas por Naciones Unidas, Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, ha vuelto a publicar, por sexto año consecutivo, el informe sobre los avances en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la UE.

El informe afirma que la creación de una Europa sostenible y resistente requiere importantes recursos financieros. En este sentido, el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia ofrece una extraordinaria oportunidad para invertir en reformas en prioridades europeas comunes con beneficios tangibles para la ciudadanía de toda la UE. Los seis pilares del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia están estrechamente alineados con los ODS, desde la transición ecológica al crecimiento inteligente, sostenible e integrador, así como las políticas para la próxima generación, como la educación y las competencias.

En términos generales, la investigación recientemente publicada afirma que se están dando pasos hacia delante en casi todos los ODS y que solo son unos pocos los Objetivos se han quedado atrás. Aun así, la conclusión es clara: aún queda mucho recorrido por delante. Como se observa también en anteriores informes, la UE continúa dando grandes pasos hacia la consecución del ODS 16 mejorando el acceso a la justicia y la confianza en las instituciones. Por ejemplo, el porcentaje de población de la UE que denuncia delitos, violencia y vandalismo en sus barrios ha disminuido del 13,2 % en 2015 al 10,9 % en 2020. Además, el porcentaje que considera que el sistema judicial de su país es suficientemente independiente aumentó 4 puntos porcentuales entre 2016 y 2021 (del 50 al 54 %).

Siguiendo en la categoría de ODS con avances significativos se encuentra también el ODS 1 “Reducción de la pobreza y exclusión social”, aunque los datos de este Objetivo se refieren al período anterior a la pandemia, lo cual sin dudas cuando se incorporen cambiaran las cifras. El ODS 8 “La economía y el mercado laboral”, cuyos últimos datos recogidos son de 2021, muestran el fuerte crecimiento económico y los resultados del mercado laboral del año pasado. Por ejemplo, la tasa de empleo aumentó hasta el 73,1 % en 2021, superando incluso los niveles anteriores a la pandemia.

Por su parte, el ODS 7 “Energía asequible y no contaminante” muestra una buena evolución: en 2020 se redujo notablemente el consumo de energía, concretamente un 8% menos en comparación con 2019, pero es probable que ese dato sea temporal al recogerse durante la pandemia de la COVID-19. Durante este período también se ha avanzado en la consecución del ODS 9 de innovación e infraestructuras. Otros avances han sido moderados, como los logrados en los ámbitos de la “Salud y el bienestar “(ODS 3), la vida submarina (ODS 14), la igualdad de género (ODS 5), las ciudades y comunidades sostenibles (ODS 11), la reducción de las desigualdades (ODS 10), el consumo y la producción responsables (ODS 12), la educación de calidad (ODS 4), la acción por el clima (ODS 13) y el hambre cero (ODS 2).

Respecto de nuestro país, el informe concluye que España ofrece sus mejores resultados en educación, energías asequibles y renovables e igualdad de género. Concretamente, el ODS 4, el 7 y el 5, en ese orden, son los que más se trabajan en el territorio español, y la buena noticia es que se observan mejoras con respecto al año pasado en Objetivos como el 8 de trabajo decente y crecimiento económico o el 13 de lucha contra el cambio climático.

Pero no todas son buenas noticas las que se extraen del documento. Este también advierte que en la región ha habido fuertes retrocesos, no todo han sido pasos adelante en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.  En el caso del ODS 15 relativo a la vida de ecosistemas terrestres se observa que los ecosistemas y la biodiversidad han seguido sufriendo la presión de las actividades humanas. Aunque ha incrementado la superficie forestal y las áreas terrestres protegidas del viejo continente, la presión sobre la biodiversidad ha continuado creciendo. Por ejemplo, la presencia de aves comunes es un indicador de la biodiversidad, ya que, para criarse y encontrar alimentos, muchas de ellas necesitan hábitats específicos, que a menudo albergan también muchas especies vegetales y animales amenazadas. Se estima que desde el año 2000 el número de aves comunes ha disminuido un 10%. Sin embargo, tras muchos años de decadencia, parece que dicho número ha empezado a estabilizarse.

En conclusión, a partir de la información proporcionada por el informe es posible afirmar que los países de la Unión Europea han avanzado en la consecución de la mayoría de los Objetivos en los últimos cinco años, encaminados a cumplir con las prioridades de la Comisión en ámbitos estratégicos, como el Pacto Verde Europeo, la Estrategia Digital Europea y el Plan de Acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales. El programa Next Generation EU se posiciona como un instrumento que contribuirá de manera significativa a la consecución de los ODS en la Unión Europea a través de las reformas e inversiones previstas por los Estados miembros en sus planes de recuperación y resiliencia. Empero, no debemos relajarnos, aún queda mucho por hacer y el tiempo se acaba.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies