Forética ha presentado el primer documento que forma parte del observatorio español de empleo verde y transición justa desarrollado en el marco del proyecto “JOBS 2030 – Futuro del Trabajo” en el cual analiza los retos del empleo verde y su papel en la transición justa. Según datos recogidos en este informe y de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Europa tiene el potencial de crear entre 700.000 y 1.000.000 de empleos verdes en los próximos diez años si se aplica de manera exitosa el Pacto Verde Europeo. Asimismo, España cuenta con un gran potencial situándose como la tercera economía de la zona euro en contribución a los empleos verdes.
Desarrollar una fuerza laboral capacitada para la economía verde, pilar fundamental para la transición justa

Lo hemos repetido hasta cansarnos: el Cambio Climático es una realidad, y las consecuencias ya inevitables. La combinación de calentamiento global, fenómenos meteorológicos extremos, escasez de agua o perdida de naturaleza y biodiversidad, es la mayor amenaza a la que nos enfrentamos como sociedad en la actualidad. En un mundo en constante equilibro inestable, donde el desarrollo sostenible es una de las muchas herramientas con las que jugar, distintos elementos profundamente disruptores están ganando peso e influyendo como nunca lo habían hecho. En este escenario, surge la necesidad de centrar los esfuerzos en crear empresas resilientes ante la transición económica, que sean capaces de formar nuevos profesionales y crear nuevos puestos de  trabajo especializados en modelos de negocio verdes, apoyándose en la productividad y la innovación sostenible, todos estos instrumentos tienen una importante dimensión social con la que también promover la transición justa.

Para profundizar en esta temática, Forética, organización empresarial referente en materia de sostenibilidad en España, ha presentado el informe ‘Empleo verde y transición justa en el futuro del trabajo’ en el marco del proyecto ‘JOBS 2030 – Futuro del Trabajo’ -encabezado por ManpowerGroup, con la colaboración de Fundación ONCE y PRISA-. En el marco del proyecto ‘JOBS 2030 – Futuro del Trabajo’, Forética construye un observatorio español de empleo verde y transición justa con el objetivo de analizar la situación del empleo verde en las empresas españolas, proponer vías de avance y una hoja de ruta con los principales elementos de acción y poner en valor buenas prácticas de organizaciones líderes. Este informe, primer documento publicado en el marco del observatorio repasa las claves que permiten comprender la profundidad de los cambios a los que nos enfrentamos, conocer las iniciativas internacionales más relevantes y preparar a nuestras organizaciones para aprovechar al máximo las oportunidades que se abren, poniendo el foco en las personas y en la ‘S’ social, sin dejar a nadie atrás.

Si bien los efectos del cambio climático ya son palpables, no todo está perdido, aún queda mucho por hacer. Según datos recogidos en este informe y de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Europa tiene el potencial de crear entre 700.000 y 1.000.000 de empleos verdes en los próximos diez años si se aplica de manera exitosa el Pacto Verde Europeo en todo el territorio de la Unión Europea. Se estima que en Europa existen alrededor de 4,5 millones de puestos de trabajo vinculados a la economía ambiental. En este contexto, España representa aproximadamente un 9.6%, situándose como la tercera economía de la zona euro en contribución a los empleos verdes. Así, el estudio afirma que nuestro país tiene una buena perspectiva de crecimiento y desarrollo en el contexto de economía verde en comparación con otros países a nivel europeo.

Al respecto la investigación sostiene que, afortunadamente, un gran número de empresas han entendido esta urgencia y se encuentran actuando con rapidez y decisión. Son muchas las organizaciones que han asumido como propia la visión de la neutralidad climática de sus operaciones, y están estableciendo claramente sus compromisos y objetivos para los próximos años. Parte de estos compromisos están vinculados a desarrollar una fuerza laboral adecuadamente capacitada para la economía verde. Sobre este punto, los expertos de Forética explican que la recuperación verde generará un importante trasvase de empleos de la economía marrón y gris (los sectores más contaminantes) a la economía verde (los sectores más limpios). Es por ello, que resulta imprescindible estructurar las respuestas necesarias para que este trasvase sea lo más beneficioso posible para todos los agentes, pero sobre todo para las personas. Pensar y evolucionar las empresas y sus modelos de negocio en términos de sostenibilidad e impacto climático conllevará, ineludiblemente, la necesidad de dotar a las personas con las capacidades y conocimientos necesarios para desempeñar su trabajo en un nuevo escenario. “Se trata de una responsabilidad colectiva, de las instituciones públicas, las empresas, sector educativo, sociedad civil y, por supuesto, a nivel individual” , concluye el documento.

Liderazgo país: España hacia la recuperación verde 

No hay dudas acerca de que la transición verde va a ocupar un lugar central en la recuperación de la economía española. Se necesita promover una perspectiva más verde y sostenible de importantes industrias como el turismo, la energía o el sector servicios, y a la vez, abrir un espacio mayor a la industria digital y de innovación. Un problema que identifica la investigación es que el 80% de las organizaciones españolas tiene hoy dificultades para encontrar profesionales con las habilidades requeridas, según datos extraídos del último Estudio ManpowerGroup de Proyección de Empleo. Así, el desajuste de talento alcanza en nuestro país la cota más alta de los últimos 12 años y supera en 15 puntos la cifra recogida hace sólo un año por la compañía.

Según datos recogidos en el documento, se estima que en Europa existen alrededor de 4,5 millones de puestos de trabajo vinculados a la economía ambiental. De este total España representa aproximadamente un 9.6%, situándose como la tercera economía de la zona euro en contribución a los empleos verdes. Según estas estimaciones este número equivalía en 2019 a una contribución a nuestro PIB del 2.5%. La transformación es inminente y nos encontramos en el momento preciso para asegurar una correcta transición hacia un nuevo modelo laboral verde que se enfoque en el desarrollo de los tres pilares fundamentales: ambiental, social y económico.

Se trata de nuevas profesiones que surgen como respuesta a nuevos sectores económicos con un importante foco ambiental que están desarrollándose en la actualidad, como por ejemplo la economía circular o las energías renovables. También se trata de puestos de trabajo ya existentes que necesitan ser adaptados a las nuevas condiciones o restricciones que un mayor compromiso ambiental establece. Ambas tipologías requieren importantes esfuerzos de capacitación y actualización de competencias de los trabajadores. La investigación propone un ranking de sectores que lideran el empleo verde en España:

  1.  Energías renovables
  2.  Gestión y tratamiento de residuos
  3.  Tratamiento y depuración de aguas residuales
  4.  Agricultura y ganadería ecológicas
  5.  Gestión forestal sostenible
  6.  Actividades del sector público basadas en el seguimiento del cumplimiento de normativa y legislación o en iniciativas de educación ambiental.

El documento concluye que, frente a este contexto de profundas transformaciones, es necesario invertir en el desarrollo de capacidades y talento verde, mediante la colaboración de todos los actores involucrados, para que la fuerza laboral sea el principal activo a la hora alcanzar los objetivos climáticos y ambientales establecidos por España y Europa, y en ningún caso se convierta en un obstáculo.

 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top