La compañía integra la economía circular en toda su estrategia de negocio. Concretamente, recicla alrededor de 3.000 toneladas de residuos. Además, entre otras iniciativas, la aseguradora ha eliminado todas las botellas y vasos de plástico de un solo uso, gracias al proyecto ‘MAPFRE Sin Plásticos’.
MAPFRE recupera y recicla el 95% del total de sus desechos

 Hoy, 17 de mayo, se celebra el Día Mundial del Reciclaje y MAPFRE se une a esa celebración poniendo de manifiesto su compromiso con la sostenibilidad y la economía circular, uno de los principales retos globales. La aseguradora promueve el consumo responsable de recursos, así como la reducción, reutilización y el reciclaje de desechos, disminuyendo así el depósito en vertedero. Realiza, además, acciones para combatir el desperdicio alimentario y contrata gestores con modelos de negocio que vayan en consonancia con los principios de circularidad.

De este modo, Grupo MAPFRE aspira a convertirse en una empresa de referencia en este modelo de producción, que, según la entidad, permite generar oportunidades de negocio al mismo tiempo que se protege el medio ambiente y la sociedad. Los resultados que se desprenden del accionar de la compañía son muy positivos: el año pasado, generó un total de 3.112 toneladas de residuos en todo el Grupo, de las cuales, 2.960 toneladas, es decir el 95% del total, se sometieron a procesos de valorización, es decir de recuperación, reciclado y producción de energía.

Entre sus principales hitos en 2021, destaca haber evitado el consumo de 1.132 toneladas de papel gracias a la firma electrónica biométrica, haber reutilizado el 49% del total de residuos de equipos informáticos en España, haber donado 41.149 kg de equipos informáticos en el Grupo y haber reciclado 351 toneladas de residuos en cuatro edificios, lo que representa el 92% de los residuos que genera la entidad en su sede corporativa, en España. Este último logro ha sido posible gracias al proyecto ‘Residuo Cero’, un certificado que concede AENOR a las entidades que clasifican los residuos que generan para que puedan reutilizarse o reciclarse y no acaben en un vertedero, y que MAPFRE extenderá antes de 2024 a países como Brasil, México y Puerto Rico.

Destaca, además, el hecho de haber eliminado todas las botellas y vasos de plástico de un solo uso, gracias al proyecto ‘MAPFRE Sin Plásticos’. Por otro lado, cabe resaltar que la compañía ha tratado un total de 38.819 vehículos fuera de uso, de los que ha recuperado 156.948 piezas para su reutilización en diferentes mercados, gracias a CESVIMAP, Centro de Experimentación y Seguridad Vial MAPFRE. Este centro tecnológico global está especializado en la reparación y reciclado de vehículos, entre otros servicios, y es una referencia en cómo deshacerse de los vehículos de una manera sostenible, alargando la vida de las piezas, facilitando la reutilización de materias primas, como el plástico y el cristal, y reduciendo el consumo de energía. Finalmente, el Plan de Huella Ambiental 2030 de MAPFRE establece un objetivo ambicioso de valorización para los próximos años: aprovechar el 84% de los residuos que genere el Grupo en los países donde opera para 2024, y del 90%, para 2030.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top