Las y los eurodiputados de la Comisión de Medio Ambiente se manifestaron a favor de un camino hacia la movilidad por carretera con cero emisiones en 2035 para los nuevos turismos y vehículos comerciales ligeros.
 El parlamento europeo apoya al objetivo de lograr una movilidad por carretera con cero emisiones para 2035

El pasado miércoles 11 de mayo, la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (ENVI) adoptó, con 46 votos a favor, 40 en contra y dos abstenciones, su posición sobre las normas propuestas para revisar los estándares de rendimiento de las emisiones de CO2 de los nuevos turismos y furgonetas en línea con la mayor ambición climática de la UE.

Concretamente, en el informe, las y los eurodiputados expresaron su apoyo a la propuesta de la Comisión para alcanzar una movilidad por carretera con cero emisiones en 2035. Previo a esta instancia, el 14 de julio de 2021, como parte del paquete "Fit for 55", la Comisión presentó una propuesta legislativa para la revisión de las normas de rendimiento de las emisiones de CO2 de los turismos y los vehículos comerciales ligeros. La propuesta pretende contribuir a los objetivos climáticos de la UE para 2030 y 2050, ofrecer beneficios a los ciudadanos mediante el despliegue más amplio de vehículos de emisiones cero (mejor calidad del aire, ahorro de energía y menor coste de propiedad de un vehículo), así como estimular la innovación en las tecnologías de emisiones cero.

Las medidas propuestas esta semana por la comisión incluyen:

  • Eliminar el mecanismo de incentivos para los vehículos de cero y bajas emisiones ("ZLEV"), ya que ya no sirve para su propósito original;
  • Un informe de la Comisión sobre los avances hacia la movilidad por carretera con cero emisiones para finales de 2025 y, a partir de entonces, con periodicidad anual, que incluya el impacto sobre los consumidores y el empleo, el nivel de uso de energías renovables, así como información sobre el mercado de vehículos de segunda mano
  • Reducir gradualmente el límite para la ecoinnovación, en consonancia con los objetivos más estrictos propuestos (el actual límite de 7g de CO2/km debería mantenerse hasta 2024, seguido de 5g a partir de 2025, 4g a partir de 2027 y 2g hasta finales de 2034);
  • Un informe de la Comisión, para finales de 2023, en el que se detalle la necesidad de financiación específica para garantizar una transición justa en el sector del automóvil, con el fin de mitigar el empleo negativo y otros impactos económicos
  • Una metodología común de la UE por parte de la Comisión, antes de 2023, para evaluar el ciclo de vida completo de las emisiones de CO2 de los coches y furgonetas comercializados en la UE, así como de los combustibles y la energía consumidos por estos vehículos.

Se prevé que el informe se apruebe durante la sesión plenaria de junio de este año y constituirá la posición negociadora del Parlamento con los gobiernos de la UE sobre la forma final de la legislación.

El ponente Jan Huitema, del Partido Popular por la Libertad y la Democracia, expresó durante la sesión: "Este reglamento fomenta la producción de vehículos con cero o bajas emisiones. Con las normas de CO2, creamos claridad para la industria del automóvil y estimulamos la innovación y las inversiones de los fabricantes. Además, la compra y la conducción de coches de cero emisiones será más barata para los consumidores. Esto es especialmente importante ahora que los precios del gasóleo y la gasolina siguen subiendo. Este reglamento pone la conducción sostenible al alcance de todos".

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top