Así lo expresaba el día de hoy, 5 de mayo, el presidente de Mapfre, en una nueva sesión de "LíderesResponsables", los diálogos de Alta Dirección de Fundación SERES. Junto a Fernando Ruiz, presidente de Fundación. Juntos han reflexionado sobre la importancia de conectar el progreso económico y el progreso social para transformar la realidad empresarial y conseguir una sociedad mejor.
Antonio Huertas: “la sociedad demanda empresas comprometidas”

Fernando Ruiz, presidente de la Fundación SERES y Antonio Huertas han dialogado acerca de los nuevos modelos de negocio responsable, el papel del liderazgo responsable para hacerlo posible, la sostenibilidad, la digitalización y los retos de la Agenda 2030 y la silver economy, entre otros en una nueva sesión de LíderesResponsables, los diálogos de Alta Dirección de Fundación SERES.

Este espacio que desde 2020 ha congregado a casi 60 líderes empresariales en más de una treintena de encuentros tiene como objetivo mostrar cómo dotar a las iniciativas y al tejido empresarial de esa conexión con lo social, elemento indispensable en un contexto de nuevas brechas y colectivos desfavorecidos tras la pandemia. Un nuevo mañana que exigirá poner el acento en el valor de lo social y que podrá hacerlo a través de un liderazgo responsable y con propósito.

Fernando Ruiz ha dado la bienvenida y ha abierto el acto haciendo hincapié en la importancia del compromiso social de las compañías “Actualmente no se entendería una recuperación económica sin atender a las personas. Como tampoco es posible que una empresa que no combine la rentabilidad social además de la rentabilidad económica. Estos conceptos que ya aparecían unidos desde hace años, pero se han hecho más relevantes tras la pandemia. Por lo tanto, la combinación de planes de resiliencia, recuperación y sostenibilidad son esenciales. Y toda empresa que no esté atendiendo a este binomio no estará recorriendo el camino correcto. Los planes de recuperación ponen el foco en el impacto social de los proyectos de inversión y esto es un gran avance para vincular rentabilidad económica y social”.

Luego, Antonio Huertas ha comenzado el diálogo afirmando que “las empresas ya no pueden conformarse con tener una rentabilidad financiera, la sociedad espera de todos nosotros que, además de mejores servicios y productos, ofrezcamos también una rentabilidad social, que nos comprometamos con el desarrollo social como viene haciendo MAPFRE en todos los países donde estamos presentes. Ya en 1965, antes de que se inventara la RSC, en las actas del grupo se recogía la sensibilidad social como una de las señas de identidad de MAPFRE. No solo no hemos cambiado, sino que hemos reforzado ese compromiso y lo hemos ejercido por el mundo”.

Asimismo, el presidente de Mapfre ha expresado que “el propósito de MAPFRE, lo que nos mueve cada día a hacer nuestro trabajo, lo verbalizamos diciendo Cuidamos lo que te importa, porque lo que hay detrás de esa declaración es lo que hacemos en la compañía: estamos a tu lado, acompañándote para que avances con tranquilidad, contribuyendo al desarrollo de una sociedad más sostenible y solidaria. Este propósito es la razón de ser de lo que hacemos, y marca también el escenario en el que estamos abordando nuestro actual ciclo estratégico, donde reforzamos nuestros elementos diferenciales: ser más accesibles, estando muy cerca de cada cliente, cuidando lo que le importa, y hacerlo con un servicio innovador con la excelencia que esperan de nosotros los clientes. Y ese mismo foco la persona es el que define nuestra estrategia en sostenibilidad”.

En relación, a la relevancia de la sostenibilidad en la transformación de las compañías y los retos que plantea, Huertas ha señalado que “nuestro compromiso es pleno con la agenda 2030 de Naciones Unidas y trabajamos para desarrollar al máximo el cumplimiento de los ODS. En nuestro Plan de Sostenibilidad, que es como decir nuestro plan de negocio sostenible, nosotros ponemos el acento en la S de social porque es donde más podemos actuar siendo como somos una empresa que cuida a las personas y lo que les importa a cada una de ellas. El gobierno corporativo es importante, y el medio ambiente sin duda también, pero lo más importante son las personas. Defendemos una transición energética que sea justa para las personas y justa también entre las diferentes generaciones. Todavía hay millones de personas cuyo trabajo depende de industrias y actividades basadas en el carbono. No podemos condenarles a la pobreza con el argumento de que sus hijos o sus nietos heredarán un planeta mejor. Hay que ayudar a las economías a avanzar con decisión hacia una transición energética más sostenible, sin duda, pero esa transición tiene que ser sobre todo justa“.

Finalmente, Fernando Ruiz ha insistido en el papel de las empresas en medio de la reconstrucción económica y social “el papel de los líderes para lograr empresas más comprometidas es esencial. Asuntos como la implementación el liderazgo responsable, la medición del impacto y el compromiso social de las compañías serán grandes palancas en términos organizacionales y sociales para la reconstrucción. Hoy, en #LíderesResponsables, hemos tenido la oportunidad y el privilegio de conocer cómo la atención y el enfoque en ESG generan empresas más sostenibles en el tiempo”.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top