La protección y el cuidado de los recursos naturales en el marco de los esfuerzos por alcanzar las Cero Emisiones Netas encabeza las cuatro nuevas temáticas en las que Robeco centrará sus interacciones en 2022. Además, el “Desarrollo Humano” ha sido incluido dentro del tema de Diversidad, Equidad e Inclusión.
La preservación del medioambiente, prioritaria para Robecco

Pautar propósitos es clave para comenzar un nuevo año y así orientar la gestión de cualquier organización. Así lo hace Robecco que cada año, su equipo de Titularidad Activa escoge una serie de temas nuevos en los que centrar sus interacciones durante los tres años siguientes. Este 2022 los cuatro temas clave de Interacción son “Cero Emisiones Netas”; “Gestión de los Recursos Naturales: Agua y Residuos”; “Diversidad, Equidad e Inclusión”; y “Nature Action 100”.

En primer lugar, la cero emisiones netas se deriva del compromiso existente de que todos los activos bajo gestión de Robeco alcancen la neutralidad en carbono para 2050. Esto forma parte de los compromisos internacionales más amplios de cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, que pretende limitar el calentamiento global a 2 grados centígrados, o menos, para 2100, lo que a su vez requiere que el mundo alcance el nivel neutral de emisiones de carbono en 2050.

En palabras de Carola van Lamoen, responsable de inversión sostenible de Robeco: “La cumbre por el clima de la COP26 ha puesto de manifiesto una vez más la necesidad para los inversores de aumentar aún más la interacción en torno a las cero emisiones netas. Este tema de interacción supondrá una ampliación del que ya pusimos en marcha en 2020, y que se orienta a las empresas con elevadas emisiones de carbono que han registrado ciertos avances pero que aún se encuentran rezagadas en su transición hacia el cero neto.” Y continuó:  “En el ámbito de estas intervenciones se encuentran empresas que se sitúan en color ámbar según nuestro sistema de semáforo, a diferencia de aquellas que están en rojo, que corren el riesgo de fracasar en la transición, y que seguidamente son seleccionadas para la mejora de su interacción climática en el marco de la iniciativa ‘Acelerando hacia París’, que se puso en marcha en 2021”.  

En segundo lugar, la interacción en torno a la gestión de los recursos naturales se centrará en empresas para las que la gestión tanto del consumo de agua como de los residuos hídricos supone un problema sustancial. Los inversores deben tener en cuenta la cantidad de agua potable que se necesita para fabricar ciertos productos —y que a menudo se extrae de lugares donde el agua ya escasea—, y el desecho de residuos tóxicos sigue siendo una cuestión problemática.

Peter van der Werf, responsable sénior de interacción afirma que:  “La creación de un tema que combine los problemas del agua y los residuos, desde una perspectiva de entrada y salida de un mismo proceso, ofrece la flexibilidad necesaria para interactuar en torno a otras cuestiones relacionadas con el uso de los recursos naturales”.

En tercer lugar, se encuentra la diversidad, la equidad y la inclusión. El desarrollo humano también resulta vital para lograr un mundo más sostenible y próspero, y en especial para sacar el máximo provecho al aumento de la inclusión. Este tema se basa en el trabajo previo de promoción de la diversidad en el entorno laboral, y trata de lograr la igualdad de derechos —sobre todo en materia de representación femenina en puestos directivos, incluidos los consejos de administración— y asegurar que se tengan en cuenta los puntos de vista de todos. 

“Las empresas representan un papel esencial en la creación de entornos de trabajo Diversos, Equitativos e Inclusivos (DEI), a través de su estrategia de capital humano”, afirma la especialista en interacción Laura Bosch. “Cada vez existen más evidencias de que tener en cuenta diversos puntos de vista, contextos situacionales y acervos de experiencia puede ayudar a lograr rentabilidades sostenibles a largo plazo, así como mantener la alineación con la dirección que va adoptando el negocio.”

Por último, Nature Action 100 es el último tema de colaboración destinada a proteger el medio natural y a los millones de especies de animales, plantas y vida marina que lo integran, muchas de las cuales se ven amenazadas por el desarrollo humano. Se basa en el trabajo previo basado en la biodiversidad y adopta el modelo de asociación con otros inversores de la iniciativa ClimateAction 100+. Robeco es uno de los principales inversores que están impulsando el desarrollo de esta nueva interacción colaborativa.

“En el Informe de Evaluación Mundial sobre la Diversidad Biológica y los Servicios de los Ecosistemas de la IPBES se recoge que aproximadamente el 25% de todas las especies de la Tierra corren el riesgo de extinguirse antes de 2050, porcentaje que representa aproximadamente un millón de especies de plantas y animales”, afirma Van der Werf. “A finales de siglo, el 50% o más de todas las especies actuales estarán en peligro.”

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top