La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha inaugurado el III Foro de Aire Limpio de la Unión Europea junto con el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Frans Timmermans. Durante su intervención llamó a implementar sin demora soluciones eficientes para mejorar la calidad del aire en Europa.
La mejora de la calidad del aire es prioritaria para el Gobierno de España

La calidad del aire es una de las primeras preocupaciones ambientales de la sociedad: la contaminación atmosférica causa enfermedades crónicas graves como el asma, problemas cardiovasculares y cáncer de pulmón. De acuerdo con estimaciones recientes de la Agencia Europea del Medio Ambiente, en 2019 más de 300.000 personas murieron prematuramente en Europa a causa de la contaminación del aire por partículas finas.

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha inaugurado el III Foro de Aire Limpio de la Unión Europea, el encuentro de referencia sobre calidad del aire a nivel comunitario junto con el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Frans Timmermans. Este encuentro, que se celebró en el Museo Reina Sofía de Madrid durante los días 18 y 19 de noviembre.

El primer Foro de Aire Limpio de la Unión Europea se celebró en París en 2017 y el segundo, en 2019 en Bratislava. Este tercer Foro se centró en la relación entre calidad del aire y salud, el derecho a un aire limpio y la revisión de la normativa de la UE en materia de calidad del aire. A lo largo de las dos jornadas han intervenido el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreysus; el comisario europeo de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius; o el escritor Antonio Muñoz Molina, entre otros.

Durante su intervención Ribera señaló que: “Tenemos que ir más allá de los estándares que hemos aplicado hasta ahora, porque la calidad del aire sigue siendo el elemento que causa más enfermedades cardiorrespiratorias y muertes prematuras” y continuó: “Tenemos que ir más allá de los estándares que hemos ido aplicando hasta ahora, porque la calidad del aire sigue siendo el elemento que causa más enfermedades cardiorrespiratorias y muertes prematuras”.

En este sentido, la funcionaria expresó que la mejora de la calidad del aire es prioritaria para el Gobierno de España, que ha desarrollado medidas como el primer Programa Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica o el Plan Marco de actuación a corto plazo para episodios de alta contaminación. Asimismo, el Índice Nacional de Calidad del Aire (ICA), disponible en la página web del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, permite comprobar en tiempo real la calidad del aire que marcan las estaciones de medición de la red nacional de vigilancia.

Las normas comunes sobre la calidad del aire y la contaminación atmosférica garantizan que los ciudadanos disfruten de un nivel mínimo de calidad del aire en cualquier lugar de la UE y crean condiciones de competencia equitativas para la industria en toda la Unión. En este sentido, la vicepresidenta Ribera ha expresado que “las acciones a nivel europeo son determinantes”. La OMS acaba de presentar sus nuevas directrices de calidad del aire, que fijan objetivos mucho más exigentes que los que recoge el actual marco normativo y que servirán de aliciente para seguir trabajando en la mejora en este ámbito.

Finalmente, sobre la actuación nacional, Ribera recalcó que la mejora de la calidad del aire es uno de los compromisos del Gobierno de España. Por ello, se han desarrollado iniciativas como el primer Programa Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica, que incluye 57 medidas para alcanzar los compromisos establecidos para España en la Directiva de Techos Nacionales de Emisión para 2030, entre las que se encuentran las medidas de reducción de los precursores del ozono, los óxidos de nitrógeno (NOx) y los compuestos orgánicos volátiles no metánicos (COVNM). Además, se ha impulsado un Plan Marco de actuación a corto plazo en caso de episodios de alta contaminación por partículas menores de 10 micras (PM10), partículas menores de 2,5 micras (PM2,5), dióxido de nitrógeno (NO2), ozono (O3) y dióxido de azufre (SO2).

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top