La entidad financiera ha celebrado los Diversity Days con más de 30 talleres, charlas inspiracionales y actividades dirigidas a toda su plantilla. El objetivo es crear un entorno de trabajo inclusivo para que todas las personas se sientan libres de aportar desde sus diferencias y aprovechar la riqueza de esas diversidades para aprender e innovar.
Diversidad e inclusión: dos pilares fundamentales para BBVA

El pasado 2020 BBVA anunciaba la incorporación de la diversidad y la inclusión en sus objetivos de negocio y son muchos los progresos que se han producido desde entonces. Con el objetivo de dar a conocer estas novedades, la entidad financiera ha celebrado los Diversity Days con más de 30 talleres, charlas inspiracionales y actividades dirigidas a toda la plantilla. Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, expresó que: “En BBVA somos más de 100.000 personas en más de 25 países, con una gran diversidad de culturas, experiencias, creencias, idiomas... Esta diversidad es parte fundamental de la receta de nuestro éxito, y nos hará más fuertes para afrontar los retos y oportunidades que tenemos por delante”.

Para identificar las necesidades de cada colectivo y plantear planes de acción, el banco ha apostado por la figura de los ERG (Employee Resource Group), una forma de intraemprendimiento en la que las y los empleados por iniciativa propia se unen para promover la diversidad y fomentar la afinidad y el valor de las relaciones personales entre personas con intereses comunes.

Durante las jornadas que se celebran por segundo año consecutivo para compartir los importantes avances en términos de diversidad e inclusión y para crear un espacio de aprendizaje para todos los empleados y empleadas del Grupo, Vila explicó que: “Desde 2018 desarrollamos un plan global de diversidad con diferentes líneas de actuación, enfocadas principalmente en la diversidad de género, pero sin olvidar otros ángulos como la étnica, intergeneracional, capacidades diferentes o la identidad de género y la orientación sexual”.

Actualmente, 16 grupos de trabajo en todo el mundo velan por aspectos como el género, las capacidades diferentes, el talento joven y senior, las etnias raciales o las personas LGTBIQ+. Precisamente este último, Be Yourself, creado hace algo más de dos años, muestra el éxito de trabajar la diversidad bajo este formato: inició como un grupo pequeño y en poco tiempo se ha convertido en un referente tanto dentro del banco (exportando el proyecto a otros países del Grupo), como fuera de la organización (logrando presidir REDI, la mayor organización empresarial en materia LGTBIQ+ en España).

El objetivo es claro: crear un entorno de trabajo inclusivo para que todos se sientan libres de aportar desde sus diferencias y aprovechar la riqueza de esas diversidades para aprender e innovar. “Las oportunidades ligadas a las grandes disrupciones de nuestro tiempo relacionadas con la digitalización, los datos y la sostenibilidad, requieren que las afrontemos desde distintas perspectivas, y que nos apoyemos más que nunca en el valor de nuestras ideas sin tener en cuenta el género o la procedencia de las personas”, ha afirmado el presidente de la entidad.

Asimismo, BBVA viene realizando una fuerte apuesta por el talento femenino. Promover la diversidad de género es una línea de trabajo prioritaria para el banco, más en concreto en el ámbito tecnológico. Una iniciativa destacada en este aspecto es el proyecto que BBVA está desarrollando con la escuela especializada en formación tecnológica para mujeres Adalab para la incorporación de aquellas que han redirigido su orientación profesional al mundo tecnológico. Conscientes de que la brecha de género en el mundo tecnológico es un problema que afecta a toda la sociedad, el banco se ha involucrado en iniciativas educativas que buscan inspirar a niñas en campos STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, de sus siglas en inglés).  

Si bien la diversidad de género es una de las mayores prioridades para el banco, durante los Diversity Days se han presentado proyectos que están marcando la diferencia en otros ámbitos. Es el caso de la iniciativa sobre neurodiversidad junto a Specialisterne, mediante la cual se han integrado en equipos de ingeniería a personas con trastorno del espectro autista. Otro ejemplo es el programa piloto realizado en colaboración con Eulen Centro Especial de Empleo, por el que 18 personas con discapacidad psíquica se han incorporado como recepcionistas y conserjes en la sede de Ciudad BBVA.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top