Según el informe El Liderazgo Climático en la Hora 11 (Climate Leadership in the Eleventh Hour) realizado por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y Accenture los líderes empresariales alertan sobre la pronta aparición de los problemas inducidos por el clima y esperan que los gobiernos actúen, especialmente en las áreas de fijación de precios del carbono, inversión en infraestructura y compromisos financieros para una transición equitativa a cero.
El sector privado reclama mayor acción gubernamental en material climática

El informe El Liderazgo Climático en la Hora 11 (Climate Leadership in the Eleventh Hour), el mayor estudio sobre sostenibilidad realizado hasta la fecha por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y Accenture mostró importantes conclusiones acerca de la contribución del sector privado a la acción climática. En esta edición especial del Estudio de los CEO, se realizaron entrevistas a más de 100 directores ejecutivos y una encuesta a más de 1.230 CEO de 113 países y 21 industrias.

Según la investigación, sólo el 18% de los CEO afirmó que los gobiernos y los responsables políticos les han dado la claridad necesaria como para cumplir sus objetivos de sostenibilidad y cambio climático. En este sentido, las y los líderes empresariales alertaron sobre la pronta aparición de los problemas inducidos por el clima y esperan que los gobiernos actúen, especialmente en las áreas de fijación de precios del carbono, inversión en infraestructura y compromisos financieros para una transición equitativa a cero, ya que la ventana para cumplir con el objetivo de 1,5°C en 2030 ha comenzado a cerrarse.

El estudio afirma que la mayoría de los líderes del sector privado están comprometidos con la lucha medioambiental. Más de la mitad (57%) de los ejecutivos encuestados dicen que están dando prioridad a la acción climática en medio de la recuperación de la pandemia de COVID-19 y casi tres cuartas partes de ellos (73%) dicen sentirse cada vez más presionados para actuar.

Sin dudas, existe hoy un entorno favorable para la acción climática. La opinión pública, la movilización de la ciudadanía y la creciente información que circula diariamente hace que sea inevitable que las empresas tomen cartas en el asunto. El estudio también señala un cambio clave en las partes interesadas cuando se trata de impulsar el liderazgo y la acción climática de los CEO. El mayor cambio observado en los 14 años del estudio es el de los inversores y los mercados de capitales, que han pasado del puesto ocho en 2019 al puesto tres en las prioridades de los CEO de cara a la COP26. La tendencia refleja el mayor salto en la influencia de las partes interesadas desde el inicio del estudio en 2007, ya que los inversores ejercen una presión cada vez mayor sobre las empresas para que identifiquen los riesgos y comprendan la oportunidad que supone la transición a un mundo de 1,5 grados netos.

Lo cierto es que, además del impacto que tiene en la salud de las personas el cambio climático, este también trae consecuencias negativas en la productividad de las compañías. Al respecto, el 49% de los CEO señala las interrupciones de la cadena de suministro debidas a condiciones meteorológicas extremas como uno de los principales riesgos, pero sólo el 7% afirma estar "avanzado" en la creación de sistemas de alerta previa para prepararse ante sucesos de riesgo climático. Además, el 71% afirma estar trabajando activamente en el desarrollo de un objetivo de emisiones netas cero para su empresa y el 57% cree estar operando en línea con el objetivo de 1,5°C. Sin embargo, sólo el 2% de estas empresas tiene un objetivo formal validado por la iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia.

El estudio destaca también los esfuerzos de los principales CEO para aumentar sus presupuestos de sostenibilidad, diversificar sus operaciones y plantillas y acelerar la I+D en soluciones resistentes al clima, impulsando mayores estándares de responsabilidad y mostrando lo que es posible cuando la ambición se une a la acción sobre el clima. Aunque casi dos tercios (65%) de los líderes ya están avanzando en nuevos modelos de negocio y soluciones con cero emisiones para alcanzar sus objetivos, sólo el 16% de todos los CEO dijeron que su madurez está en una etapa avanzada hoy en día.

En palabras de Sanda Ojiambo, CEO y Directora Ejecutiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas: "Hay dos caminos posibles: un enfoque profundamente defectuoso de los negocios, o una economía global que proteja a las personas, al planeta y a los ecosistemas naturales que nos sostienen. Seguir como siempre ya no es una opción. Los directores ejecutivos que hemos encuestado dejan claro que la comunidad empresarial no se siente preparada para hacer frente a nuestra emergencia climática. El Pacto Mundial de las Naciones Unidas tiene un papel fundamental a la hora de ayudar a las empresas a desarrollar herramientas prácticas y mejorar prácticas eficaces para hacer frente a los retos que se avecinan, al tiempo que garantiza que puedan colaborar con los gobiernos en materia de política y regulación".

La cumbre de la COP26 representa un momento crucial para el cambio en materia de sostenibilidad. El informe muestra que las y los líderes empresariales se muestran cautelosamente optimistas respecto a la cooperación internacional para resolver la crisis climática, y destacan cinco peticiones críticas a los negociadores para ayudarles a tomar medidas más audaces y cumplir los objetivos de los compromisos del Acuerdo de París. Estas son: en primer lugar, alinear las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) con una trayectoria de calentamiento de 1,5°C.; en segundo lugar, reforzar la cooperación mundial sobre los mecanismos de fijación de precios del carbono alineados con el Acuerdo de París; en tercer puesto, cumplir y superar el compromiso de 100.000 millones de dólares en financiación climática para el Sur Global; establecer normas comunes para la protección de la biodiversidad y pautas para las soluciones basadas en la naturaleza y, por último, aumentar la participación de las empresas en la formulación de políticas climáticas para una acción climática colaborativa.

Amina J. Mohammed, Vicesecretaria General de las Naciones Unidas, concluyó que: "Ante una triple emergencia planetaria -crisis climática, crisis de la biodiversidad y crisis de la contaminación- todos debemos aumentar nuestras ambiciones y acelerar nuestras acciones. El sector privado tiene una responsabilidad especial en nuestro esfuerzo colectivo por construir un mundo sostenible, de neto cero, resiliente y equitativo, y por actuar en base a compromisos con plazos, objetivos y planes creíbles. Tenemos lo que se necesita para hacer realidad la promesa de la Agenda 2030 y el Acuerdo Climático de París, pero será necesario el pleno compromiso de cada uno de nosotros".

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top