Se trata de la “Alianza Mundial para la Energía Sostenible”, una organización independiente creada para impulsar el progreso hacia la sostenibilidad total de la industria de las energías renovables. La Alianza está comprometida con la adopción generalizada de las mejores prácticas y la definición de estándares de sostenibilidad en toda la cadena de valor de la energía solar y eólica, a través de la educación y las asociaciones. De este modo, la iniciativa busca alinear el sector mundial de las energías renovables con el objetivo final de convertirse en una industria 100% sostenible, definiendo medidas concretas ahora para lograr el cero neto en 2050.
Nace una alianza para alcanzar la plena sostenibilidad de las energías renovables

Uno de los grandes desafíos actuales para el desarrollo de la humanidad es reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero y eliminarlas gradualmente para 2050. Aunque parezca que aún falta mucho, lo cierto es que, para alcanzar estas ambiciosas metas, menos de 30 año es realmente poco para lograrlo. El momento de actuar es ahora y se necesitan iniciativas comprometidas para lograrlo. Para llegar allí, es preciso mantener la estabilidad energética con el uso de energías sostenibles y renovables. Es un proceso que requerirá prestar la debida atención a los objetivos energéticos y climáticos por un lado y por el otro la necesidad de proteger el paisaje natural, la calidad del aire y los recursos hídricos, y preservar la biodiversidad y la calidad del suelo.

En este contexto, y conscientes del tamaño del desafío que supone lograr un mundo más sostenible, un grupo de líderes mundiales de toda la cadena de valor de las energías renovables y del ecosistema de innovación del sector ha lanzado una nueva organización para garantizar que las energías renovables sean totalmente sostenibles para las personas y el planeta: "la Alianza Mundial para la Energía Sostenible". Se trata de una iniciativa única por su alcance y ambición, y representa la respuesta conjunta de los miembros fundadores a la urgente necesidad de descarbonizar el sistema energético mundial, garantizando al mismo tiempo su sostenibilidad desde una perspectiva medioambiental, social y de gobernanza (ESG por sus siglas en inglés).

Naciones Unidas promueven la energía sostenible para todos porque el acceso a fuentes de energía modernas y sostenibles es vital para el alivio de la pobreza, las oportunidades económicas y la educación, entre muchos otros motivos. Los objetivos a alcanzar son: Garantizar el acceso universal a los servicios energéticos modernos; Mejorar las tasas de eficiencia energética a nivel mundial; Aumentar la adopción de tecnologías de energía limpia mediante la promoción de la inversión en infraestructura e Implementar estos objetivos especialmente en los países menos desarrollados.

La Alianza Mundial se ajusta plenamente a la agenda 2030 establecida en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, ya que pretende replantear el significado de "energía sostenible" y abarcar a todas las personas que trabajan en las energías renovables y se ven afectadas por ellas, aunando esfuerzos con la sociedad civil, los usuarios finales, los responsables políticos, las instituciones académicas, los proveedores de materiales, los fabricantes de equipos originales y las empresas de servicios públicos afines para interactuar con los gobiernos y los inversores. Cabe destacar que, si bien la energía eólica y la solar tienen características distintas como tecnologías renovables, son muy complementarias y comparten tanto trayectorias de crecimiento como retos similares para su desarrollo sostenible. Por tanto, es fundamental que ambas energías limpias estén más alineadas para acelerar la transición energética.

La energía cumple un rol central en el camino para mantener el calentamiento global dentro de los límites establecidos por el Acuerdo de París de cero neto para 2050. Casi el 70% de la generación de electricidad a nivel mundial provendría de la energía solar fotovoltaica y eólica, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Las tecnologías de energía renovable, encabezadas por la eólica y la solar fotovoltaica, han pasado a dominar las nuevas instalaciones de generación de electricidad, ya que se han convertido en las fuentes de energía más baratas en muchos mercados.

En este escenario, la Alianza reúne a empresas de servicios públicos de varias zonas geográficas, a los principales fabricantes de las cadenas de suministro de energía eólica y solar fotovoltaica, así como a asociaciones del sector y socios en el sector de la innovación. Los 17 miembros fundadores, por orden alfabético, son los siguientes: 3M, Adani Green Energy Ltd., Edp, Eletrobras, Enel Green Power, Global Solar Council, Global Wind Energy Council, Goldwind, Iberdrola, JA Solar, Nordex Group, NTPC Limited, Politecnico di Milano, Politecnico di Torino, ReNew Power, Risen Energy y Trina Solar. Estos 17 miembros están dispuestos a trabajar juntos para afrontar los retos de la sostenibilidad en esta transición y obtener resultados tanto a corto como a medio plazo.

Los primeros pasos de la iniciativa y la colaboración de sus miembros, se concentrará en las siguientes áreas clave: cero emisiones netas y huellas CO2; economía y diseño circular; derechos humanos; y huellas de agua. A partir de estas, se buscará conseguir resultados rápidos para la sostenibilidad de la industria de las energías renovables, alineando a los diferentes actores mediante el establecimiento y la armonización de normas y métricas, en torno a las cuales se pueden fijar objetivos comunes, y adoptando buenas prácticas.  La alianza está abierta a nuevos miembros que compartan esta visión y puedan contribuir de forma concreta al objetivo final de convertirse en un sector verdaderamente sostenible dentro de la transición al cero neto para 2050.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top