La prohibición europea de las pruebas de productos cosméticos en animales se encuentra en peligro. Pero Dove (Unilever) y The Body Shop se unen a los principales grupos de protección del mundo para defenderla.
Unilever fomenta la producción de cosméticos sin crueldad en Europa

Unilever confía en el uso de la ciencia, no de los animales, para valorar la seguridad de sus productos y de sus ingredientes. Es por esto, que la compañía trabaja con socios para poner fin a las pruebas de productos cosméticos en animales en todo el mundo. La mayor marca de belleza de Unilever, Dove, se ha asociado con The Body Shop y los principales grupos de protección animal para luchar contra propuestas nuevas que podrían indicar el final de los productos cosméticos sin crueldad en Europa.

Las pruebas de productos cosméticos en animales están prohibidas en Europa desde 2004, tras décadas de campañas de los consumidores, las empresas y las organizaciones de protección animal. En 2009, se prohibieron las pruebas de ingredientes cosméticos en animales en la UE. Y en 2013 la UE prohibió la venta de cosméticos que se hubieran probado en animales.

Hasta el momento, la estrategia de la UE ha sido un faro para una política progresiva como respuesta a las demandas de los consumidores y la presión política, generando una legislación similar en muchos países. Pero los recientes requisitos de pruebas en animales de la ECHA amenaza la prohibición, así como el progreso que el mundo ha realizado hacia una prohibición global de las pruebas de productos cosméticos en animales.

Sucede que la prohibición se encuentra en peligro a causa de las solicitudes por parte de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA, por sus siglas en inglés) de pruebas en animales para alrededor de 150 ingredientes utilizados en una amplia gama de productos de consumo que se han fabricado de forma segura durante muchos años.

Ante esta situación, conjuntamente, Dove, The Body Shop,Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA, por sus siglas en inglés), Cruelty Free Europe, Humane Society International (HSI), Eurogroup for Animals y la Coalición Europea para poner fin a los experimentos con animales (ECEAE, por sus siglas en inglés) instan a los ciudadanos europeos a que soliciten a la Comisión Europea que mantenga su prohibición a largo plazo de las pruebas de productos cosméticos en animales.

Dove y The Body Shop respaldan los grupos de protección animal en el lanzamiento de una Iniciativa Ciudadana Europea (ECI, por sus siglas en inglés), un mecanismo para que los ciudadanos europeos puedan participar en las políticas apelando a la Comisión Europea para proponer leyes nuevas.

Firdaous El Honsali, Director General de Comunicaciones Globales y Sostenibilidad en Dove expresó: “En Dove, luchamos con entusiasmo contra la crueldad animal. Creemos firmemente que no hay lugar para las pruebas de productos de belleza o de sus ingredientes en animales y hemos encabezado alternativas seguras y humanas para valorar la seguridad de productos y de sus ingredientes durante muchos años”

Son necesarias las firmas de 1 millón de ciudadanos europeos para lograr que la Comisión Europea actúe en la protección de la prohibición. Por esta razón, si reúne los requisitos, pinche aquí para sumarse.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top