La compañía continúa firme con su compromiso con la sostenibilidad. Recientemente, ha dado un paso adelante en transformación digital y omnicanalidad, además de presentar su nuevo esquema de innovación “Pascual Innova” e incorporar a la tercera generación Pascual a posiciones clave.
Pascual apuesta por la innovación y la transformación digital del negocio frente a la nueva normalidad

Pascual acaba de presentar su nuevo espacio on line corporativo con información sobre el desempeño sostenible de la compañía a partir de sus tres ejes de compromiso con la sociedad. De este modo, la empresa actualizará regularmente las cifras y resultados obtenidos, en un ejercicio de transparencia con todos sus grupos de interés. Así, la compañía ofrece una plataforma transparente, flexible y dinámica de reporting que muestra la evolución de los hitos e indicadores relativos a sus tres ejes estratégicos en gestión responsable: la salud y la nutrición (Bienestar); el empleo de calidad, la cadena de valor responsable y el impacto positivo en las comunidades (Desarrollo); así como la minimización del impacto medioambiental y la promoción de la economía circular (Medioambiente).

Sin dudas, palancas como la innovación, la omnicanalidad, la transformación digital, la automatización de los procesos o los nuevos modelos relacionales con clientes y consumidores han protagonizado la agenda de Pascual a lo largo de 2020, adaptándose a las nuevas necesidades del mercado y del consumidor. Destaca el nuevo modelo Pascual Innova o la incorporación de miembros de la tercera generación de la familia Pascual a puestos clave, en las áreas de e-business e innovación. El pasado ejercicio también tuvo lugar un cambio del posicionamiento y de la identidad corporativa. La compañía integró a todas sus marcas en torno al propósito de la empresa ‘Dar lo mejor para el futuro de la alimentación’ y adoptó la denominación “Pascual Dar lo Mejor” como signo identificativo hacia el interior y el exterior.

Desde el inicio de la pandemia el objetivo de Pascual ha sido salvaguardar, en primer lugar, la salud de sus 2.346 empleados y asegurar el suministro continuo de alimentos a la población. Una tarea crítica para mantener la tranquilidad y confianza de la población. Bajo dicha responsabilidad como proveedor de alimentos, Pascual logró en 2020 el mantenimiento del 100% de sus operaciones, destacando la realización de más de 200 inspecciones técnicas de seguridad frente a la COVID-19 y la elaboración de 15 protocolos-guías de actuación. En este contexto, el equipo de asistencia sanitaria y prevención de la compañía atendió las consultas médicas de 1.005 empleados.

El mantenimiento de una cadena de valor responsable ha seguido siendo una constante de Pascual a pesar de las limitaciones derivadas de la pandemia. Prosigue la apuesta de Pascual por el aprovisionamiento de soja 100% de origen local, trabajando con agricultores familiares de origen España, con contratos estables y de larga duración, así como la renovación de la certificación AENOR en Bienestar Animal Welfair.

En el canal de hostelería, Pascual lanzó en mayo de 2020 un plan 360º para activar y reinventar el negocio de más de 80.000 pequeños hosteleros afectados por la crisis sanitaria. Acompañándolos en la reapertura con medidas para reactivar su actividad; incentivar las ventas a corto plazo con nuevas formas de negocio, como delivery o take away, y digitalizarse para afrontar la “nueva normalidad”. La compañía, además, puso a su disposición gratuitamente alrededor de 6,5 millones de consumiciones de productos, tanto de sus marcas como de sus partners.

Cabe asimismo señalar que Pascual continuó en 2020 su actividad social con las entidades sociales del Tercer Sector declaradas de utilidad pública, Fundación ONCE; Cruz Roja; Fesbal, Fundación A la Par y Cáritas. Con esta última, Pascual se unió en abril de 2020 para llevar más de un millón de desayunos a los colectivos más desfavorecidos por la crisis del Covid-19.Por último, la Fundación Tomás Pascual y Pilar Gómez-Cuétara continuó en 2020 su labor filantrópica con la construcción de la mano de AUARA, Cáritas y World Vision de pozos de agua en países en desarrollo. En concreto, ha financiado, junto a AUARA, la construcción de tanques de agua y pozos en Kenia, Camerún, Marruecos y Malauis con 6.200 beneficiarios.

Por otra parte, en cuanto a sus productos, la empresa acaba de presentar un Modelo de Perfiles Nutricionales  propio para aspirar a tener los productos con la composición nutricional más equilibrada del mercado. La compañía líder en el sector se ha comprometido a adaptar todas sus categorías a las necesidades nutricionales reales de cada segmento de población al que van dirigidas. En 2020 destaca, igualmente, el lanzamiento de ‘Leche Salud’, la nueva gama de leche de Bienestar Animal enriquecida con vitaminas A, D, B6, B9 y B12 y minerales como el zinc y el selenio, importantes para el cuidado del sistema inmunitario.  Por su parte, Bifrutas ha creado una gama con ingredientes de origen 100% natural, manteniendo al producto libre de conservantes, colorantes y edulcorantes, aumentando sus proporciones de leche y zumo y reduciendo hasta en un 40% los azúcares añadidos. 

Operaciones sostenibles y economía circular

La lucha contra el cambio climático sigue siendo una prioridad para Pascual que consiguió una reducción de la ratio de emisiones de un 25,42% en el periodo 2015-2020 gracias a sus esfuerzos tanto en las plantas, como en el transporte, la logística, el aprovisionamiento y los materiales de envase y embalaje. La Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores, AECOC, otorgó en 2020 a Pascual su primera estrella Lean&Green.

Uno de los grandes hitos del pasado año ha sido la conclusión del ciclo estratégico ambiental 2015-2020 en el que Pascual se había marcado unos ambiciosos objetivos en cada uno de sus ejes. En la columna de operaciones sostenibles, Pascual disminuyó en el ciclo 15-20 un 22,9% el consumo eléctrico y un 24,2% el de agua. Por su parte, la generación de residuos urbanos industriales cayó en más de un 74%. Además, la compañía ha recibido este año el certificado Residuo 0 de Aenor en todos sus centros. El alcance del proyecto engloba a toda la compañía y actividades, concretamente 32 centros que de forma conjunta han conseguido un 93.3% de valorización. En total, más de 11.100 toneladas valorizadas frente a las casi 12.000 toneladas de residuos generados. Finalmente, ha seguido adelante la estrategia de la compañía de envases sostenibles como garantía de la defensa de la circularidad de la economía, reseñando el compromiso de la marca de agua mineral Bezoya para que todas sus botellas se fabriquen, este 2021, con plástico 100% reciclado (rPet).

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top