Lo han hecho a través del programa de educación digital “ProFuturo”, el cual celebra su V aniversario. Desde 2016, esta iniciativa ha formado a más de 914.000 docentes en habilidades pedagógicas y digitales con el objetivo de que introduzcan la tecnología y metodologías de enseñanza innovadoras en el aula. El programa ha ido adaptando su actuación a las diferentes realidades de conectividad de los entornos vulnerables en los que opera y ha ampliado su trabajo en contextos de emergencia.
Fundación “la Caixa” y Fundación Telefónica han acelerado la digitalización de la educación

ProFuturo es un programa de educación digital puesto en marcha por Fundación Telefónica y Fundación “la Caixa” para reducir la brecha educativa en el mundo proporcionando una educación digital de calidad a niños y niñas en entornos vulnerables de Latinoamérica, el Caribe, África y Asia. Desde su nacimiento en 2016, ProFuturo ha llegado a 40 países, beneficiado a 19,7 millones de niños y niñas y formado a más de 900.000 docentes. Su objetivo es proporcionar la mejor educación a 25 millones de niños en 2030. La apuesta que hicieron las dos fundaciones hace ya cinco años por introducir metodologías de enseñanza-aprendizaje innovadoras mediante la tecnología, ha permitido a ProFuturo llevar educación digital de calidad a las zonas más remotas del planeta. Además, ha facilitado la adaptación de la enseñanza a los diferentes entornos en los que opera, así  como a situaciones de crisis como la generada por la pandemia de la COVID-19.

Angola fue el primer país en el que se implementó el programa a través de un proyecto piloto en 9 escuelas de Luena, y de ahí se fue expandiendo por África subsahariana y Latinoamérica. En 2017 ProFuturo saltó a Asia y en 2019 llegó a escuelas del Caribe de la mano de la Organización de los Estados Americanos (OEA). A pesar de las dificultades generadas por la pandemia, en 2020 el programa pudo seguir expandiendo su actividad en los lugares en los que opera y llevar su actuación a países nuevos como Marruecos y Benín.

Hoy, el programa se implementa en 7.828 escuelas de 40 países, a los que se suman otros 118 desde los que se accede a los recursos educativos que ProFuturo puso a disposición de docentes y estudiantes de manera gratuita para reducir el impacto de COVID-19 en la educación. Sólo en el año 2020, ProFuturo formó a más de 535 mil docentes y contribuyó a mejorar la educación de un total de 9,5 millones de niños y niñas, lo que supone un 175% más que en 2019. 

Durante estos cinco años, ProFuturo ha ido adaptando su propuesta educativa a los diferentes contextos en los que opera. El programa implementa su modelo integral de educación digital físicamente en las escuelas, donde pone a disposición de docentes y estudiantes una plataforma digital de aprendizaje con recursos educativos y actividades multimedia que cubren, en cuatro idiomas, las principales materias curriculares de educación primaria. Si el centro educativo lo requiere, también provee equipamiento tecnológico (ordenador portátil, tabletas, etc) y genera una red interna de Wifi en el aula. En un mundo cada vez más conectado, ProFuturo ha ido adaptando su plataforma para que los docentes que formaban parte del programa pudiesen conectarse desde sus casas para complementar su formación online y preparar sus clases.

La iniciativa también ha adaptado su propuesta educativa a las situaciones de emergencia, complementándola con componentes necesarios para que pueda darse el aprendizaje en este tipo de entornos: apoyo psicosocial, acceso a un espacio de aprendizaje seguro, asistencia alimentaria y sanitaria. El modelo de refugiados, que se implementó por primera vez en Líbano en 2017, ha ido expandiéndose y ya ha formado a 197 docentes y beneficiado a 7.280 niños y niñas refugiados en Líbano, Malaui y Jordania. En 2021, ProFuturo ha empezado, además, a trabajar en campos de refugiados en Tanzania y Ruanda de la mano de Save the Children y ACNUR, respectivamente.

En 2020, cuando el mundo necesitaba más que nunca la educación digital, ProFuturo fortaleció su oferta de contenidos y formación en abierto, para que docentes y estudiantes pudiesen seguir formándose y aprendiendo desde casa. En total 1.929.828 docentes se inscribieron en cursos de formación, de los que 789.114 completaron al menos un curso, lo que supone un 267% y 289% más que en 2019. Durante la pandemia, para que los desconectados no se quedaran atrás, el programa transformó sus recursos digitales en podcasts y vídeos para emitir por radio y televisión o enviar por aplicaciones de mensajería móvil, así como en cuadernos que se entregaron físicamente de casa en casa. Este año, el programa ha desarrollado una aplicación, ProFuturo Education, que permite descargar los contenidos online y ser consumidos a la carta a través de la tablet o el móvil de manera offline.

 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top