Así se desprende del análisis detallado que ha realizado el Pacto Mundial de las memorias de sostenibilidad presentadas por sus entidades adheridas en el año 2020. El documento afirma que las pymes han mejorado su desempeño en sostenibilidad de manera sustancial. En este sentido, cerca de un 90% tiene integrada la igualdad de género en sus estrategias de sostenibilidad, y el 69% se compromete con la reducción de emisiones de CO2.
Las pymes españolas adheridas al Pacto Mundial avanzan en materia de igualdad de género

La sostenibilidad ha ganado terreno en los últimos años, tendencia que ha ido en alza tras la pandemia. Pero no sólo las grandes empresas se han hecho eco, sino también las pymes. La sostenibilidad ha calado hondo en el tejido de las pequeñas y medianas empresas de España. Para analizar esta nueva realidad, el Pacto Mundial de Naciones Unidas España ha realizado un detallado análisis de las memorias de sostenibilidad presentadas por sus entidades adheridas en el año 2020, cuyas principales conclusiones se pueden leer en la publicación “Comunicando el Progreso 2020: una llamada a la acción sostenible y al reporte empresarial”.

Según dicha investigación, las pequeñas y medianas empresas adheridas a la iniciativa en nuestro país registran grandes avances en el área de normas laborales, relacionada con el ODS 8 sobre Trabajo decente y crecimiento económico. En concreto, un 77% de las pymes analizadas cuenta con políticas y medidas de no discriminación y el 71% dispone de medidas de conciliación laboral. Esta última cifra supone un aumento del 39% respecto al ejercicio anterior y una diferencia de un 12% con la media de pymes españolas1. También es necesario señalar que el 60% lleva a cabo programas para promover la salud y el bienestar (ODS 3), un porcentaje muy positivo, pues se sitúa a niveles del Ibex 35 en el ejercicio anterior, en el que se encontraba en un 63%.

Una buena noticias que se destaca del informe es que las pymes del Pacto Mundial adelantan a las grandes empresas en materia de igualdad de género. Según el informe, el ODS más trabajado entre las pequeñas y medianas empresas del Pacto Mundial en España es el ODS 5: igualdad de género. De hecho, cerca de un 90% de ellas tiene integrada la igualdad de género en sus estrategias de sostenibilidad. En este punto es importante resaltar que son las pymes las que le llevan la delantera a las grandes empresas que forman parte de la iniciativa en nuestro país, que se sitúan en un 83%.

Entre las acciones llevadas a cabo, destacan aquellas dirigidas a resolver los desafíos a nivel país: la brecha salarial y el techo de cristal. En este sentido, el 68,7% de las pymes adheridas al Pacto Mundial cuenta con medidas para asegurar la equidad salarial, un porcentaje que se encuentra al mismo nivel que las grandes empresas adheridas a la iniciativa. En cuanto al compromiso con los objetivos de representación de género, el 39% de los dirigentes de las pymes del Pacto Mundial en España afirman estar comprometidos y rinden cuentas al respecto. Concretamente, un 15% establece objetivos públicos para la representación de la mujer en los Consejos de Administración, un 20% lo hace en el área de gestión ejecutiva y otro 22% lo hace en la dirección intermedia, siendo estos dos últimos porcentajes mayores que en el caso de las grandes empresas adheridas a la iniciativa a nivel nacional.

El medioambiente es otro de los ámbitos que analiza el documento. Si bien históricamente las metas propuestas para esta área han sido difíciles de alcanzar para este sector del tejido empresarial, otra buena noticia es que las pymes del Pacto Mundial de Naciones Unidas avanzan a una mayor velocidad que la media española de las pequeñas y medianas empresas. En este sentido, el documento muestra que el 45% dispone de una política medioambiental y el 69% se compromete a la reducción de emisiones de CO2 (ODS 13) en comparación con el 42,5% y el 26% de media de las pymes españolas respectivamente. Sin embargo, es en el uso de energías renovables (ODS 7) donde las pymes del Pacto Mundial en España registran peores datos que la media nacional, con un 15% menos que sus homólogos. Una cifra que se espera mejorar con la entrada en vigor de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Las mayores oportunidades de mejora se presentan en el ámbito de los Derechos Humanos. Según el informe, se trata de la asignatura pendiente para las pequeñas y medianas empresas de nuestro país. En general, a pesar de las mejoras de los últimos años, todavía queda mucho trabajo por hacer para poner en marcha una gestión óptima y un control eficiente de los derechos humanos en las empresas. En cuestión de la naturaleza de las empresas, en ese ámbito se registra una acusada diferencia entre grandes empresas y pequeñas, las cuales tienen un mayor margen de mejora.

En este aspecto, tan sólo un 11% de las pymes analizadas cuentan con una política de derechos humanos frente al 29% de las grandes empresas adheridas al Pacto Mundial de Naciones Unidas. Sin embargo, es necesario matizar que, a pesar de no tener una política específica de derechos humanos, las pymes sí que implementan otra serie de medidas y políticas más específicas relacionadas con algunos de los derechos contenidos en la Declaración Universal de DD.HH. de Naciones Unidas, como hemos visto anteriormente con las políticas de no discriminación.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook

Empleo RSE

Top