Concretamente, la planta de Alcanar ha desembolsado una importante suma de dinero para la compra de un nuevo filtro de mangas de última generación que garantiza los mínimos niveles de emisión, por debajo incluso de los autorizados por la legislación vigente. Además, la empresa prevé la instalación de dos unidades de generación de hidrógeno que permitirán incrementar el consumo de combustibles no fósiles y reducir las emisiones de CO2.
CEMEX ha invertido ocho millones de euros para reducir el impacto ambiental de su actividad industrial

CEMEX es una de las compañías del sector más comprometidas con el cuidado medioambiental. Consecuente con sus políticas de sostenibilidad, la empresa se ha marcado como objetivo alcanzar una reducción de las emisiones de proceso de al menos un 55% en el horizonte de 2030 en Europa, una decisión en línea con la adoptada por la Comisión Europea como objetivo para todos sus países miembros.

En este contexto, dando un paso más para alcanzar sus ambiciosas metas, CEMEX ha invertido más de ocho millones de euros en los últimos dos años en mejoras en sus procesos para reducir el impacto de su actividad industrial y hacerla más sostenible, así como para fabricar productos con menor huella de CO2. Estas grandes inversiones han permitido alinear la instalación y los materiales que en ella se fabrican con la estrategia global de Acción Climática de la compañía.

En los últimos años la compañía ha desarrollado una dinámica de constante revisión de todos sus procesos para reducir y neutralizar su huella de carbono, tanto de su fabricación como de los productos que produce para poder lograr los objetivos marcados en su estrategia de Acción Climática. En este sentido, con estas inversiones se consigue fabricar productos bajos en carbono con las mismas prestaciones. Alrededor de cuatro millones de euros (la mitad de la inversión total) se han destinado a la instalación de un nuevo filtro de mangas, un sistema de filtración y depuración del aire de última generación que garantiza los niveles de emisión más bajos -por debajo incluso de los autorizados por la legislación vigente-, lo que convierte a este tipo de filtros en la más eficiente solución disponible en el mercado actual.

Asimismo, se ha invertido también en mejoras en la alimentación de los hornos. En este apartado destaca la instalación de dos revolucionarias unidades de generación de hidrógeno, que inyecta el gas a la mezcla de combustibles, incrementando la eficiencia de los hornos. Esta tecnología, basada en la generación e inyección de hidrógeno, permite además aumentar el consumo de combustibles alternativos, reduciendo de esta forma la emisión de CO2 resultante del proceso de fabricación.

A pesar de la complejidad que supuso el año pasado por la llegada de la pandemia, CEMEX no ha dejado de innovar para detener su impacto medioambiental. Así, durante el 2020 la fábrica de Alcanar ha incrementado el uso de combustibles alternativos    -básicamente Enerfuel con alto porcentaje en biomasa-  hasta el 45% , lejos todavía del objetivo sectorial firmado por las empresas asociadas a Ciment Català, que se sitúa en el 60 % y que traerá aparejado grandes ventajas medioambientales. Como empresa asociada a la patronal Ciment Català, CEMEX reforzó en febrero su compromiso medioambiental con la firma de la prórroga del Acuerdo Voluntario, alcanzado en 2017, para la eficiencia en el uso de recursos y la transición hacia la economía circular. Este acuerdo, promovido por esta patronal y el departamento de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat, fija las metas medioambientales para el sector e identifica y establece los objetivos hasta 2030.

Además, las instalaciones de Alcanar están ya listas para fabricar algunos de los cementos que se comercializan bajo la marca Vertua®, productos bajos en carbono que CEMEX está comenzando a suministrar en todo el mundo y que en España se pueden adquirir desde el pasado mes de marzo. Finalmente, para mitigar el impacto visual y sonoro entre la fábrica y el entorno y absorber parte del impacto medioambiental de la instalación, la compañía ha realizado una plantación de 180 metros lineales de árboles autóctonos en el perímetro de los terrenos de la fábrica. Esta estrategia se enmarca dentro de las acciones que realiza la compañía a nivel global para contribuir a mejorar los espacios naturales en los que desarrolla su actividad.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top