La plataforma Economía Circular en Acción ha presentado su informe “Propuestas de Economía Circular en Acción para contribuir a la recuperación a través de proyectos de economía circular dirigidos a la prevención, gestión, valorización y uso eficiente de los recursos”, un documento de trabajo con el que quiere contribuir al actual debate sobre el impulso a modelos de producción y consumo más circulares en España.
Economía circular: motor de recuperación y sostenibilidad

La economía circular es evidentemente una gran respuesta para hacerle frente a los problemas económicos y medioambientales actuales. En un momento crucial para el impulso de la economía circular en nuestro país, con una activa agenda política y legislativa reforzada aún más por la próxima llegada de un elevado volumen de fondos europeos, La plataforma Economía Circular en Acción ha hecho público  hoy, 28 de abril, su informe “Propuestas de Economía Circular en Acción para contribuir a la recuperación a través de proyectos de economía circular dirigidos a la prevención, gestión, valorización y uso eficiente de los recursos”.

Economía Circular en Acción es una alianza que integra a empresas y asociaciones unidas por la convicción de que la recuperación económica en España debe ser verde y circular. Este compromiso se materializa a través de proyectos vivos y concretos, buscando crear empleo y valor agregado en clave circular para la economía española.

El documento es accesible de forma pública desde la propia web de la plataforma empresarial y busca contribuir al actual debate sobre el impulso a modelos de producción y consumo más circulares. La investigación parte de la premisa de que la colaboración privada y público-privada son pilares centrales en el avance hacia un nuevo modelo de producción y consumo.

En este sentido, el estudio propone cuatro líneas de acción prioritarias para avanzar hacia la circularidad:  en primer lugar, la mejora de la eficiencia de procesos, productos y servicios, minimizando emisiones, fomentado el uso de fuentes renovables y usando de forma eficiente los recursos disponibles; en segundo lugar, la minimización  y gestión adecuada de los residuos, priorizando su circularidad; el tercer lugar, el fomento de la reutilización y la reparabilidad para prolongar la vida útil de los productos; y por último, el impulso a la I+D+i, promoviendo nuevos desarrollos tecnológicos que respondan a las crecientes exigencias normativas y de mercado. La investigación propone que las mencionadas líneas estratégicas identificadas implican la creación de un elevado valor añadido en la medida en que:

  • Logran que el valor de recursos, materiales y productos se mantenga en la economía el mayor tiempo posible y por tanto se reduzca el consumo de nuevos recursos naturales.
  • Promueven la innovación y la investigación, fomentando la utilización de nuevas tecnologías en equipos y proyectos. Representan nuevas oportunidades de negocio y desarrollo de la competitividad que llevan aparejada la creación de empleo estable y de calidad.
  • Refuerzan la sostenibilidad de los sectores implicados.
  • Coadyuvan a la lucha contra el cambio climático del planeta.
  • Implantan un enfoque de ciclo de vida del producto, con la incorporación de criterios de eco-diseño.
  • Impulsan la colaboración entre empresas, organizaciones y entidades privadas y públicas, y fomentan la participación ciudadana.
  • Contribuyen a vertebrar el territorio e impulsar la igualdad de género a través de proyectos locales generadores de empleo de calidad en todo el territorio nacional.

Las y los expertos apuntan cómo para 2030 la implantación de nuevos modelos circulares permitirá obtener casi dos billones de euros en toda la UE. Los propios miembros de la plataforma tienen actualmente en marcha proyectos en economía circular por valor de más de 1.200 millones de euros y con una capacidad estimada de generación de empleo de 3.600 puestos de trabajo verdes. De este modo, Economía Circular en Acción pone el foco en la capacidad de la economía circular de equilibrar sostenibilidad y creación de riqueza, especialmente en un escenario de recuperación económica como el que el país afronta en los próximos meses.   

Las empresas y organizaciones que forman Economía Circular en Acción consideran que la transición es uno de los principales ejes de nuestro progreso como país. Esta transición implica integrar la circularidad para lograr el cambio en los modelos de producción y consumo, impulsar el uso eficiente de los recursos y la correcta gestión de los residuos, y conseguir un sistema económico y social sostenible, climáticamente neutro, resiliente e inclusivo. El estudio realizado  espera poder contribuir activamente a la consecución de sus objetivos y confía en que, acelerando la economía circular, se avance en una recuperación económica verde a la vez que se genera un impacto positivo en la sociedad.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top