La compañía ha llevado a cabo un proyecto que alcanzó a más de 3.000 personas, cuyo objetivo fue generar momentos de desahogo para los participantes, dotarles de herramientas para afrontar la nueva normalidad y fomentar la conexión y el diálogo entre ellos.
“Todo irá mejor”: el éxito de los encuentros de Coca- Cola que ofrecen apoyo emocional

Tras la llegada de la pandemia hemos vivido meses difíciles en los que las prioridades han sido la situación sanitaria y económica y la salud emocional y mental de las personas ha sido la gran olvidada. Así lo apunta un estudio realizado por Ipsos para el Foro Económico Mundial que sitúa a España como el cuarto país del mundo en el que más ha empeorado la salud mental en el 2021. El 2020 ha sido un año especialmente duro para todos debido a la llegada del coronavirus y este año aún seguimos sufriendo las secuelas del confinamiento, las restricciones y la incertidumbre.

Aunque el avance de la vacunación significa una esperanza y una luz al final del túnel, aún no ha pasado todo. Ante esta compleja situación que no se ha resuelto todavía, conscientes de la necesidad de atender esta dimensión de la salud tan necesaria, Coca-Cola, dentro de su compromiso social y su propósito de marcar la diferencia en la vida de las personas, ha llevado a cabo sus talleres “Todo irá a mejor”. La compañía acaba de superar en el mes de abril el 100% de los objetivos que se marcaron con el arranque de los talleres en septiembre, consiguiendo realizar 449 encuentros, en los que han participado 3.192 personas con la colaboración de 25 entidades en 44 provincias españolas.

Ana Gascón, Directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia ha apuntado que “tras un año especialmente complicado para todos, en Coca-Cola teníamos claro que abordar las secuelas emocionales que estaba dejando la pandemia era un aspecto clave que debíamos atender”. “Por eso estamos especialmente orgullosos del éxito de este proyecto y de haber superado el 100% de los objetivos que nos propusimos con su lanzamiento”, recalca.

Se trató de una serie de encuentros de recuperación emocional para apoyar a las personas más afectadas por la crisis sanitaria. Los encuentros, ejecutados por las entidades colaboradoras, han sido diseñados para que un grupo reducido de participantes, en un ambiente distendido, pueda compartir sus experiencias e inquietudes con el acompañamiento de un profesional designado por cada entidad social. Los talleres tienen como objetivo generar momentos de desahogo para que los usuarios pudiesen compartir sus emociones y los conflictos que la crisis ha generado, proporcionar apoyo emocional y herramientas para afrontar la fatiga pandémica y la “nueva normalidad”, empoderar a los asistentes y fomentar la conexión y el diálogo entre ellos con el objetivo de crear redes de apoyo mutuo.

Gracias a la colaboración de la compañía con 25 entidades, los encuentros han podido celebrarse en 44 provincias, llegando incluso a poblaciones rurales o de la llamada “España vacía”, donde existen menores recursos y alternativas de desahogo. Su experiencia trabajando con mujeres, jóvenes y personas con discapacidad ha resultado clave para poder ofrecer a estas personas espacios de respiro emocional y de participación comunitaria. El cierre del proyecto y el haber superado el 100% de los objetivos marcados en cuanto a participación y alcance reafirman el compromiso de Coca-Cola de estar cerca de las personas, impulsando proyectos de alto valor social que ofrezcan soluciones a las necesidades sociales más acuciantes.

Enrique Grande, director general de Envera, apunta que "el proyecto "Todo irá a mejor" de Coca-Cola nos ha dado la oportunidad de pararnos y reflexionar juntos sobre el impacto que ha tenido en cada uno de nosotros y en nuestra organización la tragedia de la Covid-19, ayudarnos a mirar nuestras heridas para sanarlas y recuperar la esperanza para seguir avanzando”. “Hemos brindado con Coca-Cola por el optimismo, la comprensión, la unidad y la capacidad para trabajar juntos en la reconstrucción de nuestro mundo, por la convivencia en una sociedad plural y diversa donde todos somos importantes y todos contamos. Ha sido inolvidable. Gracias a Coca-Cola, a sus voluntarios y voluntarias por, sencillamente, refrescar nuestras ganas de vivir", finaliza.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top