El Grupo de Acción de Salud y Sostenibilidad de Forética analiza la contribución empresarial al Objetivo de Desarrollo Sostenible ODS 3 (Salud y Bienestar) y su vínculo con el ODS 13 (Acción por el Clima), maximizando su impacto positivo al integrar la salud y el cambio climático en sus productos y servicios y en sus operaciones.
Salud y cambio climático, ejes prioritarios en las estrategias corporativas

La Salud y la Sostenibilidad se presentan como claves en la agenda corporativa. Conscientes de ello, el ’Grupo de Acción de Salud y Sostenibilidad’ de Forética  compuesto por 14 empresas, , analiza cómo las compañías crean valor al integrar en su estrategia el vínculo entre salud y cambio climático, siendo más resilientes y maximizando el impacto positivo en su entorno. En esta línea, el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) ha lanzado hoy 25 de marzo su hoja de ruta Visión 2050 en la que incorpora la Salud y el Bienestar como uno de los elementos clave para el impulso de la sostenibilidad.

La emergencia climática es una de las 6 tendencias presentadas en el informe Salud y Bienestar 2030. Integración en la estrategia empresarial publicado por Forética en el marco de este Grupo de Acción. La nueva Estrategia Europea para la Adaptación al Cambio Climático adoptada en el mes de febrero por la Unión Europea establece la necesidad de tener un entendimiento más en profundidad sobre los riesgos climáticos y sus consecuencias para la salud. Además, la Comisión Europea ha lanzado el ‘Observatorio Europeo de Clima y Salud’, con el objetivo de aportar la información necesaria a todos los grupos de interés acerca de cómo prepararse y adaptarse a este reto.

El informe sobre ‘Salud y Bienestar 2030’ de Forética identifica cuatro palancas para la creación de valor empresarial mediante la integración del vínculo entre salud y sostenibilidad: a través de los productos y servicios, las operaciones, la productividad y la licencia para operar, elementos claves para la contribución empresarial al Objetivo de Desarrollo Sostenible ODS 3.

Este año, el Grupo de Acción de Salud y Sostenibilidad está aplicando este modelo de cuatro palancas en el contexto de la salud y el cambio climático y trabajando con las empresas en cómo hacerlo efectivo. Concretamente, en el ámbito de productos y servicios, las acciones que se han identificado se basan en incorporar medidas para que los productos y servicios ofertados tengan un bajo impacto medioambiental durante su producción, reducir la huella hídrica en los procesos productivos, implementar mecanismos innovadores para disminuir la contaminación del agua en los procesos productivos de la empresa y fijar objetivos de reducción de emisiones de CO2. 

Ana Herrero, Directora de Proyectos y Servicios de Forética, afirma: “Las consecuencias del cambio climático están generando profundos cambios socioeconómicos e impactando profundamente en la salud global. En este contexto, la integración de este vínculo entre salud y cambio climático en las estrategias empresariales es de vital importancia para avanzar en línea con las recomendaciones establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Agencia Europea de Medio Ambiente y la Unión Europea. Las empresas tienen un papel fundamental ya que, a través de una gestión interna responsable de sus productos y servicios y de sus operaciones pueden emprender acciones que reduzcan sus impactos y contribuyan a la salud del planeta y, por tanto, de las personas. Se trata de un firme compromiso empresarial por la salud, con una decidida lucha contra el cambio climático y el desarrollo de políticas alineadas con la ciencia que limiten el incremento de temperatura a un máximo de 1,5oC este siglo”.

Desde la perspectiva de operaciones, se destacan acciones como fomentar el desarrollo y/o la certificación de sistemas de gestión de salud, seguridad o medio ambiente en las empresas suministradoras de productos y servicios y priorizar su contratación, analizar los riesgos vinculados a la salud en la cadena de suministro, definir y dar cumplimiento a políticas claras de lucha contra el cambio climático que establezcan el marco de actuación y sensibilizar a los empleados y proveedores sobre los riesgos del cambio climático para la salud humana.

Por su parte, Raquel Suárez, Responsable del Grupo de Acción de Salud y Sostenibilidad de Forética, destaca que: “En un contexto tan complejo como el actual marcado por la crisis COVID-19, la salud y el bienestar de empleados, clientes, y del conjunto de la sociedad, se ha convertido en un eje prioritario dentro de las estrategias corporativas. Aquellas empresas con una mayor presencia de los asuntos de salud y sostenibilidad en sus planes de acción han demostrado mayor resiliencia y un mejor control de los impactos negativos. Las compañías que entiendan y apliquen este enfoque de conexión entre salud y estrategia de negocio, contribuirán a una mayor creación de valor, mejorarán el diálogo con sus grupos de interés y obtendrán un mayor retorno económico”.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top