El 2020 ha sido quizás uno de los años más duros en la historia reciente de España y del mundo entero. Para re significar el dolor y rendir un homenaje a los 768 clientes de DKV que fallecieron a causa de la COVID-19, la aseguradora ha realizado una plantación memorial cerca de El Bruc. Se trata del primero de los bosques que la compañía plantará en diferentes lugares de España en recuerdo de sus clientes fallecidos.
DKV crea un bosque memorial en recuerdo de sus clientes fallecidos en 2020

A finales de 2020 la compañía presentó “PLANETA SALUD”, su estrategia contra el cambio climático 2030 con la que se comprometen a cumplir varios compromisos como ser la primera aseguradora del país climático-positiva, compensar todas las emisiones generadas por la empresa desde su creación (1932), calcular y ayudar a reducir las emisiones generadas por sus grupos de interés, desarrollar productos, soluciones y servicios innovadores frente al cambio climático o plantar al menos 1 millón de árboles hasta el año 2030. En este marco es que surge la propuesta de crear un bosque memorial en recuerdo de los clientes de la aseguradora que han fallecido tras la pandemia. 

En 2020, un total de 768 clientes de DKV fallecieron a causa de la COVID-19 y con motivo del primer aniversario del Estado de Alarma la compañía ha plantado un árbol en recuerdo de cada uno de ellos. DKV ha celebrado un acto íntimo de homenaje, encabezado por el CEO de la empresa, el Dr. Josep Santacreu, en el que se han acabado de plantar los 768 árboles, uno por cada asegurado fallecido. Tras la lectura del poema In memoriam, se ha guardado un minuto de silencio mientras un violonchelo tocaba algunas piezas de música clásica.

Este bosque memorial está situado en una finca privada cerca de El Bruc (Barcelona) con vistas a la montaña de Montserrat. El área sufrió un grave incendio en 2015 y esta plantación contribuye a restaurar la biodiversidad del espacio.

En cada árbol, se ha colgado una tarjeta de papel semilla con una frase en memoria de las familias que, con el tiempo, acabarán convirtiéndose en flores que brotarán a los pies de los árboles. Tras este gesto simbólico, la compañía recogerá las frases de todas las familias de clientes finados a causa de la COVID-19, y organizará una acción de voluntariado con sus empleados para ir a colocarlas en el resto de los árboles. Los recordatorios también se recopilarán en una web conmemorativa.

Esta acción de restauración forestal se enmarca en el compromiso que tiene la compañía de plantar un millón de árboles de aquí a 2030, dentro de su estrategia de lucha contra el cambio climático “Planeta Salud”. De hecho, este bosque memorial es el primero de otros que se plantarán en varios lugares de España con el fin de equilibrar la representación territorial en consonancia con la de los clientes de la aseguradora.

La plantación, que se ha realizado en colaboración con Volterra y el proyecto europeo LifeTerra (https://lifeterra.eu/), cuenta con ejemplares de especies autóctonas, como encinas, robles carrasqueños, enebra, pino carrasco, cerezo silvestre, algarrobo y olivo silvestre, además de arbustos que contribuyen a la biodiversidad del espacio.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top