Adela Cortina, premio Jordi Jaumà Bru a la Justicia Social

Hace unos meses, a propuesta de su Comité Editorial, Diario Responsable créo, en recuerdo y homenaje al que fuera su fundador y editor, el “Premio Jordi Jaumà Bru a la Justicia Social”. El Jurado de este reconocimiento ha acordado por unanimidad concedérselo a la académica de Ciencias Morales y Políticas y catedrática de Ética Adela Cortina "por la excelencia de su trayectoria profesional y su prestigio académico, por la autoridad moral que ha alcanzado merced a la coherencia e integridad que han presidido el desarrollo de su carrera y de su vida, por su ejemplo personal y la extraordinaria difusión de sus obras que persiguen el conocimiento y practica de la Ética cívica; trabajadora incansable, desde cualquier ámbito, por la implantación de la Justicia Social para conseguir un mundo menos desigual donde impere el Bien Común y por la búsqueda permanente de argumentos para luchar contra la pobreza acuñando el termino aporofobia".

Las circunstancias actuales dificultan enormemente la celebración de un acto en este momento por lo que se celebrará en fecha a determinar en los próximos meses. No obstante, queremos compartir con nuestros lectores las bonitas palabras que Adela Cortina ha escrito para nosotros:

"Recibir el Premio Jordi Jaumá a la Justicia Social será para mí una gran alegría y un honor, un regalo inesperado, que agradezco profundamente a ese jurado que ha tenido la generosidad de concedérmelo. El rótulo mismo del premio es ya una invitación a la acción, porque vincula un muy especial nombre propio, el de Jordi Jaumá, a un compromiso ilusionante, trabajar por la justicia social. Mencionar a Jordi Jaumá, que murió el 29 de mayo de 2020, es traer a la memoria aquellas palabras de Bertolt Brecht: hay hombres que luchan toda la vida, ésos son los imprescindibles.

Implicado en dos mundos tan esenciales para la vida humana como la comunicación y la empresa, inconformista, creador y disruptivo en el mejor sentido de la palabra, Jordi entendió que la meta legítima de la economía consiste en ayudar a crear buenas sociedades. Que el discurso de la Responsabilidad Social Empresarial, del Bien común, el Pacto Mundial o los Objetivos del Desarrollo Sostenible comprometen a las empresas hasta sus raíces a ponerse al servicio de la sociedad. Sólo así actúan con prudencia y generan confianza y reputación. Sólo así son justas.

 Éste es el proyecto al que Jordi dio cuerpo en Diario Responsable, que viene llevando a cabo esa tarea de modo admirable desde 2008, inspirando en empresas y emprendedores ese hálito ético que es fuente de vida, y de vida buena. Y seguirá haciéndolo, claro está, porque las gentes excelentes como Jordi trabajan con redes de socios y amigos, convencidos de que la causa merece la pena. Su liderazgo es difusivo.

Contar con gentes como él ha sido un regalo que no cabe sino agradecer con la palabra y la acción.

El punto de mira compartido es la justicia social, ese ideal que ha recorrido los siglos y persigue crear una sociedad en que todos los seres humanos vean reconocido su igual derecho, el derecho de la humanidad, a llevar adelante los planes de vida que tengan razones para valorar. Ese igual derecho se va cargando de contenidos y obliga, como mínimo, a erradicar la pobreza, reducir las desigualdades, promover el pleno empleo y el trabajo decente, proteger los derechos de primera, segunda y tercera generación. Dar realidad, en el caso de las empresas, a la afirmación de que la empresa del futuro será social o no será.

El 20 de febrero se celebra el Día Mundial de la Justicia Social, una fecha que fue fijada por la Asamblea General de Naciones Unidas en 2007 por entender que la justicia social es un principio fundamental para una convivencia pacífica y próspera. Que Naciones Unidas dedique una fecha a un asunto destaca su importancia para el bien de la humanidad, pero a la vez reconoce que la meta, en este caso la justicia social, está muy lejos de alcanzarse, cuando es irrenunciable".

El premio, de carácter anual, tiene como finalidad reconocer y difundir la obra, el compromiso y los esfuerzos de aquellas personas que, a lo largo de su trayectoria vital y/o profesional, destaquen por su dedicación al avance de la Justicia Social.

Presidido por Ramón Jauregui Atondo, el jurado está integrado por Juan Jose Almagro, Alberto Andreu, Marta de la Cuesta, Isabel Roser y Orencio Vazquez. Actúa como vocal-secretaria la directora de Diario Responsable, Almudena Díez.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top