En medio de un contexto sumamente adverso atravesado por la pandemia de coronavirus y la crisis sistémica que esta trajo consigo, el optimismo y la actitud positiva no se han perdido en gran parte de la población mundial. Así lo muestran los resultados de la encuesta global que la ONU realizó con motivo de su 75 aniversario. Ésta revela que la mayoría de las personas encuestadas se muestran optimistas respecto al futuro, especialmente los habitantes de los países de bajo índice de desarrollo humano, al igual que los que viven en escenarios de conflicto.
A pesar de la adversidad y la pandemia el optimismo vuelve a aflorar

Hace ya un año, en enero de 2020, la ONU emprendió la difícil tarea sin precedentes de preguntarle a más de 1,5 millones de personas en 193 países sus esperanzas y temores sobre el futuro, así como sus ideas con respecto a la cooperación internacional y a las Naciones Unidas en particular. Luego de comenzada la encuesta con la llegada de la pandemia en marzo se agregó la consulta sobre las prioridades de la gente de cara a la recuperación de la crisis del COVID-19 Esta investigación mostró que, a pesar del coronavirus, el avance del cambio climático y la incertidumbre que sufre el mundo, existe gran optimismo sobre lo que la humanidad puede lograr si actúa unida.

La consulta global ONU75 indicó que el 97% de los participantes apoyan la cooperación internacional para afrontar los retos y amenazas que se ciernen sobre el mundo. Además, el sondeo reveló que los habitantes de los países de bajo índice de desarrollo humano, al igual que los que viven en escenarios de conflicto, tienden a ser más optimistas sobre el futuro.

A nivel global, el 49% de la gente respondió que el mundo será mejor en 2045 que hoy, mientras que el 32% piensa que será peor. África Subsahariana fue la región más optimista con una visión positiva del 59% de los encuestados mientras que América Latina y el Caribe, junto con Oceanía y la Antártida fueron las más pesimistas, con 48% y 47%, respectivamente.

Por otro lado, otro importante hallazgo que se desprendió de la investigación fue la identificación del cambio climático y los asuntos ambientales como el mayor desafío mundial a largo plazo. En ese renglón, los participantes abogaron por una mayor protección del medio ambiente, con América Latina a la cabeza de esa preocupación. Las oportunidades de empleo son otra de las grandes preocupaciones a largo plazo de la gente, al igual que son el respeto a los derechos humanos y la reducción de los conflictos. El orden de estas inquietudes varía según el nivel de ingreso de los participantes.

Además, la encuesta ahondó acerca de la cooperación internacional, sobre este punto, el 97% cree que esta es importante para afrontar los grandes problemas actuales, con variaciones según la región. América del Norte es la región que más la favorece. Sobre los resultados de la encuesta el secretario general de la ONU, António Guterres, puntualizó que “Esto representa un compromiso muy sólido con el multilateralismo y la misión de las Naciones Unidas. Ahora depende de nosotros -los Estados miembros y el Secretariado de la ONU- estar a la altura de las expectativas de la gente que servimos”.

Asimismo, el mandatario afirmó que, en vista del retroceso en el nivel de desarrollo humano y la agudización de la desigualdad evidenciadas por la pandemia, el primer asunto de atención inmediata debe ser el acceso generalizado a los servicios básicos y el apoyo de a las comunidades más golpeadas por la pandemia. Aunque el escenario sea incierto aún, la presencia del optimismo y la actitud positiva de gran parte de la población mundial, así como el valor que se le da a la cooperación y el trabajo conjunto son luces de esperanza en medio de esta larga noche de crisis generalizada.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top