Frank Bond, Organización Legal del ámbito público, en conjunto con The Alliance for Corporate Transparency, han publicado un informe titulado “Mejorar las políticas de divulgación del clima y la sostenibilidad empresarial para permitir la financiación sostenible”. Este presenta una evaluación en profundidad de la información publicada en 2020 referente a temas climáticas y ambientales de 303 empresas de Europa meridional, central y oriental en el marco de la Directiva de la UE sobre la presentación de informes no financieros (EU NFRD). Si bien en términos generales aún quedan muchos aspectos por mejorar, las empresas de nuestro país se encuentran bien posicionadas en este informe.
Las empresas españolas muestran los mejores resultados en la presentación de informes vinculados al clima

Frank Bond, Organización Legal del ámbito público, en conjunto con The Alliance for Corporate Transparency, han publicado un informe titulado “Mejorar las políticas de divulgación del clima y la sostenibilidad empresarial para permitir la financiación sostenible”.  El objetivo de esta investigación es apoyar a las empresas, así como a los responsables de la formulación de políticas y los supervisores en sus esfuerzos para aplicar Directiva de la UE sobre la presentación de informes no financieros (EU NFRD) y mejorar el debate sobre los cambios legislativos y estandarización de los informes de sostenibilidad.

Esta investigación forma parte del proyecto "Mejora de las políticas de divulgación de las empresas sobre el clima y la sostenibilidad" para permitir la financiación sostenible implementada por Frank Bold y apoyada por el European Climate.Las empresas incluidas en la investigación representan una gran mayoría de las que entran en el ámbito de la NFRD de la UE de industrias críticas para la mitigación y adaptación al cambio climático y de las regiones que se encuentran atrasadas en los planes de transición climática. Los nuevos datos de este estudio muestran algunos progresos, aunque insuficientes, en la divulgación de información sobre el clima y el medio ambiente de las empresas en un momento decisivo para la presentación de informes sobre sostenibilidad en Europa.

Sólo una minoría de empresas, aproximadamente el 30%, proporciona información suficientemente detallada sobre sus políticas y riesgos climáticos que permita comprender su desarrollo, posición, desempeño e impacto.  Al igual que la contabilidad financiera, mejorar la presentación de informes sobre la sostenibilidad es esencial para una mejor gestión empresarial.

La investigación sostiene que centrarse en la divulgación de información pertinente y significativa es fundamental para producir informes de alta calidad y útiles para la toma de decisiones tanto para las empresas como para los inversores. La información que las empresas publican sobre sus riesgos y efectos relacionados con el cambio climático y cuestiones más amplias de sostenibilidad es el principal instrumento para que los inversores, los bancos y los participantes en los mercados financieros comprendan las actividades y estrategias de las empresas en las que invierten. 

La legislación relativa a la divulgación de información sobre la sostenibilidad en Europa se reformará en 2021, como parte de una importante revisión de la reglamentación de los mercados financieros. En este contexto, es importante señalar que esas reformas incluyen planes para crear normas de presentación de informes conexas. Se trata de un punto de inflexión para los encargados de la formulación de políticas en Europa, que tienen una oportunidad única de subsanar las deficiencias identificadas en el estudio y de proporcionar orientaciones y certidumbre muy necesarias a las empresas que operan en sectores críticos.

Entre las principales conclusiones de la nueva investigación sobre la divulgación de información sobre el clima y el medio ambiente por Frank Bold figuran las siguientes: En relación a las políticas, planes y riesgos climáticos, el 42% de las empresas no explican los principales riesgos. En cuanto a las políticas, el 23% no informa sobre la información relevante y el 46% no describe los resultados de su implementación.

Vinculado a los objetivos, relativamente pocas empresas informan sobre los objetivos de cambio climático (sólo el 16%) y los riesgos específicos de manera que se tenga en cuenta la transición planificada de la economía europea a un modelo de bajo carbono (por ejemplo, utilizando metodologías de base científica para determinar el objetivo y el calendario de descarbonización). Por otro lado, en relación al Grupo de Trabajo sobre divulgación de información financiera relacionada con el clima (TCFD) y el sector financiero: el número de empresas que divulgan información correspondiente a los criterios basados en la TCFD para la presentación de informes sobre riesgos, como horizontes temporales, escenarios climáticos, estrategia de gestión de riesgos, etc., sigue siendo muy bajo (entre el 2% y el 28%, según los criterios). Asimismo, las empresas financieras sorprendentemente no utilizan indicadores sobre su exposición al riesgo climático como recomienda la Comisión Europea.

Otro ámbito de análisis de la investigación es la información vinculada a la emisiones y volumen de negocios, sobre esto el informe muestra que sólo informan sobre las emisiones de alcance un 24% de las empresas, sobre la intensidad de los gases de efecto invernadero un 32% y sobre la facturación de las actividades sostenibles un escaso 5%. La evaluación de las divulgaciones de las empresas sobre el uso de los recursos naturales, la contaminación y la biodiversidad sigue una pauta similar, con niveles aún más bajos de información específica sólo un 10%.

Pero no todas son malas noticias en el informe. Algunas áreas presentan una lenta evolución positiva y ese es el caso de nuestro país. Las empresas españolas muestran los mejores resultados en la presentación de informes sobre políticas, objetivos y resultados relacionados con el clima. Los temas y objetivos clave de las políticas climáticas son descritos por el 48,3% de las empresas, si bien las empresas españolas lideran la comparación, aun así, menos de la mitad proporcionan información específica sobre la política.

El 41,4% de las empresas españolas revela la información sobre la alineación con el objetivo climático basado en la ciencia, esto es más del doble que las empresas italianas (18,4%) que es el segundo país que más informa sobre esto. El 39,7% de las empresas del país también describen los resultados en términos de cumplimiento de los objetivos climáticos,las emisiones de Gases de efecto invernadero son reportadas por más del 75% de las empresas

Si bien hay avances, aún queda mucho hacer. La presentación de informes sobre el uso de los recursos naturales y la biodiversidad está mucho menos avanzada.  El 70,7% informa sobre el uso del agua, pero los riesgos de estrés hídrico se explican sólo en un 8,6%, que está por debajo de la media. Asimismo, el 60,3% no divulga información sobre sus políticas en materia de biodiversidad, mientras que el 12,1% sí proporciona información específica.

El informe concluye que se necesitan obligaciones y normas más concretas para aclarar lo que se espera que las empresas de los diferentes sectores informen y cómo se aplican esos requisitos de divulgación. A raíz de las obligaciones introducidas por la Directiva de la Unión Europea sobre la presentación de informes no financieros en 2018, las grandes empresas, los bancos y las aseguradoras están obligados a divulgar información pertinente sobre cuestiones ambientales, sociales y laborales, derechos humanos y lucha contra la corrupción. Sin embargo, como se ha demostrado en investigaciones anteriores la calidad y la pertinencia de la información sigue siendo sumamente deficiente. La Comisión Europea presentará una propuesta de reforma a principios de 2021, mientras que el Parlamento de la UE votará sobre el tema en otoño.

La Unión Europea tiene una ambiciosa agenda para las finanzas sostenibles que se centra en la reorientación de los fondos privados y públicos hacia actividades sostenibles, y trabaja para cubrir los 180.000 millones de euros de inversiones adicionales al año necesarios para alcanzar los objetivos de la UE para 2030 acordados en París.

El Acuerdo Verde y el Paquete de Recuperación también se refieren directamente a la necesidad de que las empresas proporcionen datos fiables y significativos sobre la sostenibilidad. Además, los inversores, los contables, las asociaciones bancarias, los grupos de consumidores y las empresas líderes están pidiendo la estandarización de los informes de sostenibilidad tanto a nivel de la UE como a nivel internacional. Todos estos actores, así como las iniciativas mundiales como el Grupo de Trabajo sobre divulgación de información financiera relacionada con el clima están identificando progresos lentos pero insuficientes. El proceso de reforma del marco jurídico de la UE tiene el potencial de dar la nota correcta en esta dirección.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top