Publicado el
La subdirectora general de Comunicación, Calidad y Prevención de Fraternidad Muprespa, Natalia Fernández Laviada, ha participado en las charlas “Veinte minutos con”, encuentros digitales organizados por CEMEX. La experta ha destacado las excelentes condiciones de seguridad en la construcción al tratarse de un sector “muy maduro y con buena cultura preventiva previa”.

Natalia Fernández Laviada, subdirectora general de Comunicación, Calidad y Prevención de Fraternidad Muprespa, durante su intervención en las charlas “Veinte minutos con”, encuentros digitales organizados por CEMEX, expresó que la construcción es un sector clave, esencial y seguro, que tiene que seguir funcionando para combatir la pandemia y reactivar la economía del país. Fernández ha sido la ponente del tercer encuentro digital ‘Veinte Minutos con’ en el marco de la campaña ‘La Construcción: Industria Esencial y Segura’, que ha contado con más de un centenar de asistentes virtuales. En él, la subdirectora de Comunicación, Calidad y Prevención de Fraternidad Muprespa ha puesto en valor la calidad de los protocolos de prevención en riesgos laborales de este sector “que es un modelo a seguir para cualquier actividad”.

En España, la construcción genera un valor económico fundamental ya que el 6% del PIB depende esta actividad. “Es un elemento de cohesión a futuro, porque es muy importante que todo funcione correctamente, es un trabajo esencial del que además dependen más de 1,28 millones de trabajadores y sus familias. Por ello, desde las mutuas trabajamos muy rápido para adecuar los protocolos y para convertir un sector -ya de por sí seguro- en una actividad laboral que neutralizara el riesgo de contagios” expresó la experta.

En este sentido, la seguridad, forma parte del ADN de la construcción, porque se trabaja al aire libre, los accesos siempre están controlados, los EPIS (equipos de seguridad) ya eran obligatorios, todas las obras cuentan con la figura del coordinador de seguridad, cartelería o señalización, entre otros muchos protocolos, que en la actualidad son imprescindibles. “El sector ya estaba preparado para combatir el COVID-19, la construcción no partía de cero. En este sentido, con una clara percepción del riesgo, esta actividad solo ha sumado medidas”, ha explicado Fernández Laviada.

Asimismo, Laviada ha recordado que, en todos estos meses, las obras esenciales no han parado, “es más se han multiplicado: garantizar el buen funcionamiento de las infraestructuras de agua y luz, la construcción de hospitales de emergencia, el mantenimiento de las carreteras para que los transportes se realizaran con seguridad y eficacia o la importancia de la gestión de residuos urbanos, son algunos ejemplos. Todas estas actividades son indispensables en nuestras vidas y por ello no pueden parar. En países como EEUU, Alemania o Reino Unido…el sector de la construcción se consideró un pilar para combatir la pandemia y una herramienta clave en la recuperación económica del país y, en España, se tiene que contar también con ella”.

Para la subdirectora general de Comunicación, Calidad y Prevención de Muprespa, en la actualidad tenemos mucha información sobre el virus que ha provocado la pandemia, pero esta información no llega y no se procesa bien. “Se produce el efecto desinformación o infoxicación y desde las mutuas intentamos combatirlo con mensajes frecuentes, claros, transparentes para que el trabajador te siga y se hagan las cosas bien. Prevenir es curar y, con esta máxima en mente, somos conscientes de que muchas veces un líder sin cargo puede ser mejor referente de la cultura de la salud que una web informativa, en el caso del sector de la construcción es preciso conocer bien a quien te diriges para encontrar el mejor canal de comunicación”.

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies