El Grupo Ingka, colaborador estratégico en el sistema de franquicias de IKEA, acelerará sus inversiones para facilitar aún más la transición para lograr el compromiso general de IKEA de transformarse en climáticamente positiva para 2030. La empresa se ha comprometido a invertir 600 millones de euros en empresas, soluciones y sus propias operaciones a lo largo del próximo año para facilitar la transición hacia una economía de carbono cero.
 El Grupo Ingka aumenta sus inversiones en sostenibilidad

A medida que IKEA se va preparando para dar el siguiente paso, se centrará en invertir en empresas y soluciones que tengan un efecto directo que permita lograr los objetivos del Acuerdo de París y los de Desarrollo Sostenible de la ONU.  Desde 2009, el Grupo Ingka, a través de su sección de inversiones Ingka Investments, ha seguido invirtiendo en empresas innovadoras que apoyan sus objetivos de sostenibilidad, entre los que se incluyen su objetivo de generar energía 100% renovable.

La empresa está adoptando un enfoque de cero combustibles fósiles para alinearse con los nuevos criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) actualizados. Además, también llevará a cabo una revisión de los fondos de pensiones globales y locales en 31 países para garantizar que se ajusten a los criterios ASG.

El Grupo Ingka se compromete a llevar a cabo acciones en favor del clima, contribuyendo al compromiso general de IKEA de reducir más emisiones de gases de efecto invernadero de las que emite la cadena de valor de IKEA para 2030. A principios de este año, IKEA anunció que había reducido su huella climática en un 4,3% mientras hacía crecer su negocio un 6,5%. La empresa posee en la actualidad 546 aerogeneradores en 14 países, dos granjas solares con 1,5 millones de paneles solares y más de 920.000 paneles solares en los techos de las tiendas y almacenes de IKEA. Estas inversiones han permitido al Grupo Ingka alcanzar su objetivo de producir tanta energía renovable como consume.

Juvencio Maeztu, subdirector general y financiero del Grupo Ingka, afirmó, “Creemos que ser un buen negocio es bueno para el negocio. A pesar de los importantes desafíos a los que nos enfrentamos en todo el mundo, aún tenemos en nuestras manos la oportunidad de cambiar el rumbo de la crisis climática. Queremos formar parte de la solución, por eso seguiremos centrándonos en nuestras inversiones futuras para garantizar una recuperación más limpia, ecológica e inclusiva”.

Además, IKEA apoya totalmente el PactoVerde de la UE, instando a la Unión Europea a desarrollar su paquete de recuperación para apoyar y acelerar la transición hacia una economía circular y climáticamente neutra y el Exponential Climate Action Roadmap para reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero en términos absolutos para 2030;soluciones que ayudarán a lograr un impacto positivo para los clientes, las comunidades, los colaboradores y el planeta. 

 

 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top