En la actualidad, la mayoría de las empresas dicen estar comprometidas con la diversidad, la igualdad de género y la inclusión. Son aspectos difícilmente discutibles, sin embargo, no todas las empresas o instituciones pasan del discurso a la acción. Para contribuir a que las buenas intenciones pasen efectivamente a proyectos concretos, Irene Natividad, presidenta de Corporate Women Directors International, propone cuatro consejos claros.
Consejos para hacer una empresa más inclusiva

El argumento a favor de la paridad de género es sólido. Ya no hay dudas que en el siglo XXI es urgente hacer efectiva la igualdad de género en todos los planos. Hace cinco años, por ejemplo, el Instituto Mundial McKinsey descubrió que la igualdad de género en el lugar de trabajo podría añadir 28 billones de dólares a la economía mundial para 2025.Sin embargo, las empresas siguen trabajando para lograr el cambio y muchas siguen sin lograrlo aún. 

Melsa Ararat, profesora de gobernanza empresarial de la Universidad de Sabanci, expresó en la Cumbre de Líderes del Pacto Mundial de las Naciones Unidas celebrada en junio de este año, “Las mujeres están claramente infrarrepresentadas en los consejos de administración de las empresas y en los puestos de dirección en general”. Hacía referencia a su país natal, Turquía, pero podría haberse referido a cualquier país del mundo.

Han pasado diez años desde que el Pacto Mundial de la ONU y ONU Mujeres establecieron los Principios de Empoderamiento de las Mujeres – un conjunto de directrices sobre cómo las empresas pueden empoderar a las mujeres en el trabajo – y es alentador que 3.000 CEOs hayan firmado desde entonces una declaración de apoyo. Pero tiene que ser algo más que un compromiso. “Tenemos que pasar de los principios a la acción”, afirmó Lauren Gula, del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, en la Cumbre. En este sentido, Irene Natividad, presidenta de Corporate Women Directors International, tuvo propone 4 consejos que compartió con los participantes de la cumbre.

  1. Establecer objetivos

“Lo que se mide, se hace”, dijo Natividad. Por lo tanto, si las empresas quieren tomar en serio la idea de tener un liderazgo más representativo, necesitan establecer objetivos claros, medibles y adecuados.

“Las empresas establecen objetivos para las finanzas, para la contratación, para todo tipo de cosas”, señaló Natividad. “Así que pueden establecer objetivos para las mujeres en los consejos de administración y en la alta dirección. Se establecen objetivos, y luego se fijan los plazos para cumplir esos objetivos”.

Reconociendo que una gran diversidad e inclusión en el liderazgo es simplemente mejor para las instituciones, Nahla Vahlja, Asesora Superior en cuestiones de género del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, explicó que, al asumir el cargo a principios de 2017, Guterres se comprometió a lograr la paridad entre géneros en las Naciones Unidas, en el nivel más alto para finales de 2021 y en todos los niveles de las Naciones Unidas para 2028.

  1. Poner en marcha procesos formales

Fijar objetivos es una cosa, pero ¿cómo te aseguras de que los cumples? Comienza formalizando procesos que de otra manera podrían terminar siendo sesgados. “Sólo un tercio de las búsquedas de mandos directivos se hacen a través de empresas de selección de personal; el resto se hace de manera informal”, dijo Natividad a los participantes de la Cumbre.

El resultado es que la gente recurre a sus mismas redes de siempre, a expensas de candidaturas menos conectadas, pero igualmente cualificadas. Esto lleva a una falta de diversidad en las juntas. En 2019, sólo el 27% de los puestos en las juntas de S&P 500 estaban ocupados por mujeres. Se trata de una mejora, ya que unos años antes esa cifra se había estancado en el 16% durante un tiempo, pero todavía está lejos de la paridad.

  1. Hacer públicos los objetivos

Una vez que se han establecido los objetivos y comenzado a poner en marcha los procesos formales para hacerlos realidad, hay que comunicarlos.

“Dentro del comité, debería haber una declaración de que la diversidad es un objetivo”, dijo Natividad. Este compromiso público hace responsables a las empresas y asegura que todos con los que trabajan estén en la misma línea. “Si el comité contrata una empresa de selección, sabrán que sólo se aceptará una lista diversa de candidatos”, añadió Natividad.

Reconociendo la importancia de los objetivos públicos, Antonio Huertas, Director General y Presidente de Mapfre Global Insurance Group, compartió que ellos se han comprometido en la Junta General de Accionistas desde 2016, a fijar el objetivo de cubrir el 45% de las vacantes anuales de puestos de responsabilidad por mujeres para 2021.

  1. Repensar la forma en que las cosas siempre se han hecho

Dicen que la definición de locura es hacer lo mismo una y otra vez, pero esperando resultados diferentes. Si las empresas quieren acelerar el ritmo de cambio en lo que se refiere a la paridad de género, es hora de empezar a hacer las cosas de manera diferente, argumentó Natividad.

Eso podría ser tan simple como revisar las viejas reglas sobre el número de personas que componen el consejo de administración de una empresa. Los consejos de administración deben ser flexibles, dijo Natividad. “Si no quieres pedirle a alguien que se retire, amplía la junta, añade uno o dos asientos. No te va a afectar mucho y puede crear más diversidad.” Concluyó.

También podría implicar un replanteamiento completo de lo que significa ser líder.” Tienes que ampliar tu definición de lo que significa pertenecer a la junta directiva”, expresó Natividad a los participantes de la Cumbre. Si las únicas personas que consideras reclutar son antiguos o actuales CEOs, no te sorprendas cuando no tengas diversidad en tu junta.

En su lugar, amplíe la red y busque perfiles atípicos, aconsejó Natividad. “Hay mujeres que han creado y dirigen negocios multimillonarios y no se les pide que se sienten en los consejos de administración” explicó.

Cómo convertir las palabras en acción

Estas cuatro acciones pueden ser simples, pero requieren esfuerzo y compromiso, advirtió Natividad. Pero las empresas que estén dispuestas a trabajar duro obtendrán los beneficios.

El Pacto Mundial de las Naciones Unidas cuenta con el programa Target Gender Equality para apoyar a las empresas en el establecimiento y cumplimiento de objetivos ambiciosos para la representación y el liderazgo de las mujeres en los negocios. Más información aquí.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top