CEMEX Ventures, la unidad de Capital de Riesgo Corporativo e innovación abierta de CEMEX, ha anunciado que invertirá en Arqlite SPC, una compañía estadounidense que produce, a partir de residuos plásticos hasta ahora considerados como no-reciclables, una grava artificial que evita el uso de áridos naturales de cantera y canto rodado en la producción de hormigones ligeros de baja huella de CO2, y en la instalación de lechos drenantes para construcción y paisajismo.
CEMEX Ventures reciclará plástico para producir hormigón y áridos

La economía ciruclar es uno de los grandes retos del siglo XXI y La inversión en Arqlite SPC ofrece una solución innovadora en torno a este tipo de economía en la industria de la construcción: da una segunda vida al plástico, reduce la huella de carbono y costes operativos en el manejo y producción de materiales de construcción como los áridos y el hormigón.

Cada minuto se compran un millón de botellas de plástico y anualmente se usan 500 mil millones de bolsas de plástico. Además, ocho millones de toneladas acaban en los océanos cada año, amenazando la vida marina. Por ello, CEMEX Ventures y Arqlite SPC apuestan por una solución tecnológica de bajo coste, capaz de procesar la gran mayoría de los desechos plásticos como materia prima. Debido principalmente a la falta de conciencia ambiental y limitaciones tecnológicas existentes, se estima que solo el 7% de los 300 millones de toneladas de desechos generados es finalmente reciclado.

La startup con la que trabajará CEMEX, comenzó su proceso de investigación y desarrollo en Argentina en 2016 y ha desarrollado una tecnología innovadora que permite reciclar la gran mayoría de residuos plásticos que normalmente son enviados a vertederos o terminan contaminado el medio ambiente. El árido ligero producido supone un gran avance en construcción sostenible, ya que multiplica por diez el aislamiento térmico y acústico, comparado con un agregado mineral, ofreciendo una mejor calidad constructiva y una mayor conservación de energía. El árido es tres veces más ligero que la piedra, por lo que es excelente para hormigones de baja huella de CO2 que además pretendan reducir el soporte estructural requerido y disminuir significativamente los costos de transporte. La baja conductividad térmica del plástico reduce su reacción a variaciones extremas de temperatura y, por lo tanto, la posibilidad de fracturar o alterar la mezcla de hormigón.

Esta inversión de CEMEX Ventures es parte de la ambición de CEMEX para entregar a todos sus clientes hormigones de cero emisiones netas de CO2 a nivel global para 2050, ya que esta solución aprovecha prácticamente todo tipo de plásticos como materia prima, evitando que terminen en vertederos o destinos no sostenibles.

“El procesamiento de desechos plásticos es un problema global sin una solución hasta ahora a gran escala. Creemos que, debido a los grandes volúmenes de material que utiliza la industria de la construcción, podemos reciclar gran parte del plástico convirtiéndonos en una solución para este problema, generando además materiales de construcción con mejores funcionalidades y con una menor huella de carbono. Por eso esta inversión tiene una doble misión: ayudar a mitigar el gran problema del plástico y a la vez a producir materiales de construcción de baja huella de CO2”, explicó Cristina Aparicio, Responsable de la inversión de CEMEX Ventures en Arqlite.

Arqlite SPC instala actualmente la versión 2.0 de su tecnología en su nueva fábrica en Santa Ana, California, a partir de desarrollos realizados en Argentina. Esta nueva planta de producción cuenta con maquinarias provenientes de diferentes países de Europa, que, sumadas a la tecnología diseñada por la propia empresa de forma local, alcanzará una capacidad de 18 mil toneladas anuales. Su ubicación es estratégica para CEMEX ya que está dentro del radio de acción de varias de sus operaciones de cemento y áridodos de la región de California. Además, Arqlite ya cuenta con acuerdos para reciclar los plásticos de grandes generadores en toda la región de Los Ángeles y trabaja junto a la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) para seguir innovando en la industria de la construcción.

Sebastián Sajoux, CEO y fundador de Arqlite SPC afirmó: “nuestra tecnología se puede convertir en un actor clave en una industria de grandes mercados. Hemos desarrollado una solución a gran escala para un problema a gran escala”. El que también fue ganador de la edición 2019 de Construction Startup Competition, invita a emprendedores a participar en la Competición de CEMEX Ventures que sigue abierta hasta el 26 de julio: “Para Arqlite SPC, formar parte de Construction Startup Competition 2019 fue muy importante porque trabajar juntos y ser validados por una empresa como CEMEX Ventures nos abre nuevas puertas, y ayuda a la marca, que aún es pequeña, a llegar a otras grandes empresas que están abiertas a recibirnos y escuchar sobre nuestra propuesta”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top