Durante los últimos años, la integración de la sostenibilidad en la estrategia empresarial de las pymes españolas ha crecido notablemente. El 63% de las pymes españolas del pacto mundial han avanzado en la mayoría de los objetivos de desarrollo sostenible, especialmente, aquellos vinculados al medio ambiente y el cambio climático.
Las pymes se comprometen con los ODS

Los Diez Principios del Pacto Mundial y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) han funcionado como un marco de referencia para identificar las diferentes áreas de acción, las estrategias a implementar y los desafíos a futuro. A pesar de que la sostenibilidad continúa siendo un gran reto para las pequeñas y medianas empresas, los avances son cada vez más evidentes, tal y como reflejan los datos recogidos en la publicación de la Red Española del Pacto Mundial  Comunicando el Progreso 2019. Un análisis de los ODS y los Diez Principios en las empresas españolas .

Si bien las grandes empresas avanzan a una mayor velocidad en lo que respecta a la sostenibilidad, el compromiso de las pymes españolas adheridas al Pacto Mundial es firme y los logros alcanzados reflejan cifras cada vez más significativas. La creación de políticas internas representa el primer paso hacia la formalización de acciones alineadas con la sostenibilidad y las pymes españolas no se han quedado atrás en este asunto; cada vez más pymes cuentan con políticas formales que se difunden tanto interna como externamente con todos sus grupos de interés. En este sentido, según la consulta realizada, un 93% de ellas cuentan con una política medioambiental y el 76% con políticas referentes a la no discriminación, siendo estos algunos de los aspectos más trabajados. Por otra parte, los mayores retos se encuentran en cuestiones relacionadas con los derechos humanos, donde, por ejemplo, solo el 7% de ellas evalúan a sus proveedores.

Las pymes españolas muestran un gran compromiso con los Diez Principios del Pacto Mundial, especialmente con aquellos relativos a medioambiente y normas laborales. El área de medioambiente representa un gran reto para estas empresas debido a las limitaciones en cuanto a los recursos humanos y económicos de los que disponen. Aun así, cabe destacar que los datos reflejan avances muy positivos en este ámbito. Un 63% de las pymes españolas adheridas al Pacto Mundial ya se han comprometido a reducir sus emisiones de CO2, situándose tan solo a 6 puntos porcentuales del compromiso registrado por las grandes empresas (69%) que forman parte de la iniciativa. Esta tendencia se evidencia también en cuanto la integración del cambio climático en sus análisis de riesgos con un 39% de pymes que ya lo realizan frente al 40% registrado por las grandes empresas.

Así mismo, las acciones relacionadas al ámbito de las normas laborales presentan cifras no muy distantes a los datos registrados por las grandes empresas; las estrategias internas de las pymes ya consideran aspectos como la implementación de medidas de conciliación laboral con un 32% que ya las han puesto en marcha, además, un 25% de ellas ya trabaja en la evaluación de impactos en esta materia.

Sin embargo, con respecto a los derechos humanos y a la lucha contra la corrupción, las pymes todavía afrontan importantes retos. Tan solo un 7% de las pymes evalúan sus impactos en derechos humanos, ya que en muchos casos consideran erróneamente que sus actividades no representan un riesgo significativo ante la vulneración de estos. Ligado a esto, tan solo el 25% de las pymes brinda formación a su plantilla en esta materia frente al 36% de grandes empresas que ya lo realizan. Además, actualmente, solo el 16% de las pymes que forman parte de la iniciativa lleva a cabo algún control sobre su cadena de suministro, mientras que el 36% de las grandes empresas ya priorizan esta cuestión.

En lo que respecta al ámbito de anticorrupción, solo el 22% de las pymes españolas capacitan y forman a sus empleados y empleadas en aspectos relacionados con esta área (conocimiento del código ético, integridad, transparencia, buen gobierno, entre otras) frente al 39% de las grandes empresas que ya lo abordan. Y únicamente el 33% de ellas disponen de canales de denuncia internos, mientras que un 60% de las grandes empresas ya cuentan con ellos.

Actualmente, los dos primeros pasos del SDG Compass (entender los ODS y definir prioridades)son los más trabajados por las pymes españolas adheridas al Pacto Mundial y, por tanto, en los que se evidencian mayores avances. Cabe destacar que, según la consulta, el 63% de las pymes ya se ha comprometido con la consecución de los ODS y un 61% de ellas identifica los ODS prioritarios para su organización, datos muy positivos si los comparamos con el 77% y 74% que registran las grandes empresas para cada paso respectivamente.

Sin embargo, en cuanto a los pasos 3 (establecer objetivos), 4 (integrar) y 5 (reportar y comunicar) vemos que los avances son todavía escasos. Según la consulta, solo un 15% de las pymes que forman parte del Pacto Mundial establecen compromisos medibles y cuantificables. En cuanto al desarrollo de alianzas, un 27% de las pymes españolas llevan a cabo esta acción frente al 41% de grandes empresas. Además, el 44% de las grandes empresas ya comunican o reportan buenas prácticas relacionadas con los ODS, mientras que en el caso de las pymes este porcentaje se sitúa en el 20%.

Por lo tanto, los desafíos a futuro para las pymes españolas se encuadran en dar un salto hacia una gestión holística vinculada al establecimiento de objetivos cuantificables, al desarrollo de alianzas y al reporte en ODS. Además del compromiso con la Agenda 2030, estas empresas deben priorizar el trabajo en estos ámbitos para lograr una verdadera integración de los ODS dentro de su estrategia empresarial.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top