La medida trata de contribuir a paliar las dificultades económicas que provoca el parón de actividad a los profesionales que colaboran habitualmente con la compañía.
MAPFRE destinará hasta 24 millones de euros a anticipo de facturación para sus proveedores

MAPFRE destinará hasta 24 millones de euros a anticipar la facturación de los proveedores de la compañía que se vean obligados a detener o ralentizar su actividad por causa del COVID-19.  De esta manera, más de 7.000 reparadores, gruistas, taxistas y otros proveedores que colaboran habitualmente prestando sus servicios a los clientes de la compañía podrán solicitar un anticipo de su facturación a MAPFRE. La iniciativa tiene como objetivo apoyar a este colectivo ante las dificultades para desarrollar su actividad con normalidad, debido a las medidas tomadas para frenar la propagación del coronavirus.

La compañía ofrece también un servicio gratuito de asesoramiento, con el fin de que puedan conocer todas las medidas aprobadas en el Real Decreto que declara el estado de alarma a las que pueden acogerse este colectivo y cómo hacerlo.

“Queremos apoyar a todos los profesionales que a diario trabajan con nosotros, que atienden a nuestros clientes y se esfuerzan cada día para que el servicio de MAPFRE sea de máxima calidad. Ahora es el momento de apoyarles, porque ellos son también una parte esencial de nuestra cadena de valor”, afirma José Manuel Inchausti, CEO de MAPFRE ESPAÑA.

Esta medida se une a la anunciada por la compañía la semana pasada de destinar 30M€ a devolver a sus clientes autónomos y PYMES la parte de las primas de sus seguros correspondiente a los días en los que esté en vigor el estado de alarma, y a la donación, a través de Fundación MAPFRE, de 5M€ al Consejo Superior de Investigaciones Científicas para acelerar la investigación en España, especialmente aquella relacionada con el COVID-19.

La compañia, que cuenta con cerca de 7 millones de clientes en España, ha desplegado su Plan de Contingencia de Negocio para hacer frente a la situación actual, con el doble objetivo de proteger la salud de sus empleados, colaboradores y clientes, y de mantener el servicio con la máxima calidad posible. En este momento, más del 95% de los empleados de la aseguradora en España están trabajando en remoto para reducir el riesgo de contagio y poder garantizar el servicio a los clientes.

Síguenos

Top