Amref Salud África es la delegación española de Amref Health, presente en 18 países de tres continentes: África, Europa y Norteamérica. La entidad está realizando sus mayores esfuerzos para intentar frenar el impacto del virus en el continente africano, que según la OMS a día de hoy ya hay más de 1800 casos distribuidos en toda la región.
El impacto del COVID-19 en África Subsahariana

Si el coronavirus es amenazante para Europa, y Latinoamérica lo es más para África. Pensamos que, si nuestros sistemas sanitarios están bajo presión por culpa del alto nivel de contagios en un período de tiempo muy corto, el estrés que sufrirá la sanidad africana será mucho más notable ya que cuentan con mucho menos recursos e infraestructura. Además, en muchas zonas de África, especialmente las rurales y las remotas, el acceso a agua para hábitos higiénicos básicos no siempre está asegurado.

Conscientes de la compleja situación que vivirá el continente en las próximas semanas, Amref ha desplegado un intenso plan para frenar el impacto del COVID-19. Esta crisis es compleja, ya que su gravedad transciende más allá de las actuaciones sanitarias y llega a aspectos económicos, sociales y laborales.

Las medidas que están tomando son sumamente transversales e integrales. En primer lugar, la entidad ampliará el número de agentes de salud para frenar el virus en sus comunidades. Para esto, están desarrollando un plan para formar a nuevos agentes de salud, con la complicidad de algunos gobiernos nacionales. Estos agentes de salud recibirán formación en educación comunitaria, promoción de la salud, detección de casos, rastreo de contactos y derivación, entre otros. La propuesta alcanzará a 1,2 millones de agentes de salud voluntarios, los cuales llegarán a 20 y 30 hogares.

Esta formación se realizará mediante una plataforma LEAP, que la entidad ha destinado durante años a la formación masiva de agentes de salud. El plan de estudios en COVID-19 se ha cargado ya en esta plataforma, y se va a extender a varios países donde desarrollan programas sanitarios.

Amref está convencida de que, ante una situación de pandemia en el siglo XXI, la recogida y el procesamiento de datos es vital para la lucha contra la propagación del virus. El COVID-19 es una nueva enfermedad con una epidemiología desconocida que requiere la mayor recopilación de datos posible para diseñar respuestas efectivas.

Por otro lado, la entidad está trabajando en conjunto con la OMS para realizar comunicaciones de emergencia y gestión sanitaria a públicos diversos. En proyectos anteriores ya han desarrollado modelos para llegar a habitantes de barrios marginales o poblaciones nómadas. Estas comunidades tienen más dificultades para recibir servicios sanitarios, lo que supone un peligro en pandemias como COVID-19.

Por último, desarrollarán un programa para garantizar que las economías no colapsen debido a las intervenciones para controlar COVID-19. Trabajarán con gobiernos, bancos, supermercados, empresas de seguridad y otros proveedores de servicios esenciales para garantizar la continuidad de los servicios en entornos seguros para los trabajadores.

Al virus lo frenamos entre todos y gracias a las iniciativas solidarias y comprometidas como esta, quienes más lo necesitan podrán contar el apoyo necesario para hacer frente a la difícil situación que se avecina.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 2

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top