RobecoSam ha impulsado fuertemente la transición hacia la economía circular. Los gestores del nuevo fondo RobecoSAM Circular Economy Equities, explican que la estrategia, lanzada en enero de este año, abarca este paso hacia el diseño de la eliminación de residuos, el mantenimiento de los productos en uso durante más tiempo y la regeneración de los recursos naturales.
RobecoSAM apuesta por la economía circular

Holger Frey, gestor principal de cartera del fondo expresó que "La economía lineal fue eficaz para el crecimiento a principios del siglo XX. Ahora, con nuestra población mundial en expansión, la creciente presión sobre los recursos de la Tierra está girando fuera de control. Esto se agrava por la urbanización y las acciones de una clase media hiperconsumidora".

Si el consumo de nuestras sociedades actuales continúa así, necesitaríamos 1,75 tierras más. Los humanos consumen más bienes y servicios - a través de la producción, el consumo y la eliminación de bienes - de lo que es sostenible y posible renovar. Es decir, que el sistema económico actual y sus niveles de consumo exceden ampliamente la capacidad de regeneración anual del planeta. El consumo desmedido por parte de los paises del sur global es alarmante. Sólo por nombrar un ejemplo, cada año, sólo en los EE.UU., aproximadamente 2,3 millones de toneladas de productos son devueltos después de su compra (equivalente a unos 5.600 aviones Boeing 747 totalmente cargados) y estos productos van a parar a los vertederos.

Según la comisión europea, el paradigma de consumo de "úselo y tírelo", junto a la falta de sostenibilidad en las políticas de las empresas ha llevado a que la transición sea no sólo una necesidad mundial, sino también una importante oportunidad para las empresas. Holger Frey afirma que "la conciencia de los consumidores está cambiando rápidamente a medida que las generaciones más jóvenes - los millenials y la Generación Z - están más informadas sobre la producción y los procesos. Tienen la mentalidad de no necesitar poseerlo todo y están mucho más interesados en compartir que en consumir individualmente. También hay un creciente interés en el mercado de segunda mano y de alquiler de prendas de vestir de primera calidad, ya que estas prácticas están bien alineadas con sus ideas sobre la sostenibilidad y el intercambio". Además, agrega el experto que " como ha demostrado la reacción contra la contaminación del plástico, las redes sociales facilitan el flujo de información a los consumidores y la creciente segmentación de productos, les proporciona alternativas de cambio. Al mismo tiempo, la reglamentación se está haciendo más estricta". 

Por su parte, y ante la alarmante situación, Europa se esfuerza por convertirse en el primer continente del mundo con un clima neutro para 2050. En esta línea, en diciembre de 2019 la UE presentó el Acuerdo Verde Europeo conocido como Green Deal. El principio central del acuerdo es mejorar el bienestar y la salud de las generaciones actuales y futuras, centrándose en áreas como la reutilización y el reciclaje de los envases para reducir los residuos, la energía más limpia, el transporte y el consumo respetuosos con el medio ambiente, entre otros.

En este proyecto de plantear que los países miembros efectivamente sean más sostenibles, la economía circular juega un papel central. Según el Informe sobre la Brecha de Circularidad de la Unión Europea de 2019, la economía mundial es sólo un 9% circular. La estrategia Circular Economy Equities del RobecoSAM ofrece a los inversores una oportunidad única de formar parte de esta historia de crecimiento a gran escala, responsable con el medioambiente y sostenible. Frey explica que "hay una comunidad muy activa que trabaja en el cambio hacia la economía circular y vemos que cada vez se hacen más esfuerzos para medir la circularidad de las empresas o productos" y agrega "Percibimos que esto es una clara muestra de que los principios de la economía circular están ganando relevancia".

La propuesta de RobecoSam es más que sólo el reciclaje como muchas veces se cree. Por el contrario, el proyecto es completo e integral. A través de cuatro "agrupaciones", la estrategia trata esencialmente de invertir en empresas que creen valor mediante el rediseño de los insumos de producción (también para ser reutilizados o reciclados). Además, apuesta por cadenas de suministro circulares, logística y sistemas de gestión de residuos; y la promoción de estilos de vida socialmente equilibrados y respetuosos con el medio ambiente.  "Un ejemplo de rediseño de los insumos es nuestra orientación hacia los plásticos biodegradables, como las empresas que están desarrollando soluciones de embalaje biodegradables, abordando así el debate del 'tsunami de plástico'" concluye Frey.

Es importante entonces, remarcar que la economía circular no se trata sólo de reciclar, es mucho más que eso.  Sobre esto, el experto miembro de RobecoSam expresa "Queremos romper esta percepción de que sólo se trata de reciclar. Aunque el reciclaje es una parte integral, con esta estrategia tomamos una visión más holística de los principios de la economía circular. Tomando el ejemplo de los aparatos electrónicos, es posible retener hasta el 90% del valor del producto usando un diseño más modular. Aumentar la facilidad de desmontaje de los productos significa que los componentes pueden ser reutilizados, en lugar de depender únicamente de las propiedades de reciclaje de los materiales de desecho".

La propuesta de RobecoSam es una apuesta fuerte al futuro. El equipo de inversión del fondo tendrá un universo de alrededor de 340 acciones relevantes para elegir en todo el mundo. La estrategia también contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ya que aborda la re utilización de los productos o soluciones de embalaje, la prevención de residuos en la fabricación, el abastecimiento sostenible, la reducción de residuos de alimentos, los residuos de vertederos y las emisiones de gases de efecto invernadero. Las empresas seleccionadas contribuirán a los ODS 2 (hambre cero); ODS 3 (buena salud y bienestar; ODS 8 (trabajo y crecimiento económico); ODS 9 (innovación e infraestructura industrial), y ODS 12 (consumo y producción responsables).

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top