Le empresa ha instalado en sólo tres meses, paneles solares de última generación en los edificios de su sede, situada en Majadahonda (Madrid). A partir de estos, la compañía prevé generar un 15% de energía para autoconsumo en 2020, apostando a las energías solares y no contaminantes la compañía contribuye a detener la emergencia climática.
MAPFRE instala paneles solares con los que evitará la emisión anual de 162 toneladas de carbono

Con este proyecto la compañía quiere alcanzar el 15% de autoabastecimiento eléctrico instantáneo en 2020 y reducir anualmente más de medio millón de kilovatios/hora (kWh), el equivalente a 312 vueltas al mundo y 4 millones de km en vehículo eléctrico.

MAPFRE continúa avanzando en su compromiso con la sostenibilidad. La compañía ha anunciado que las operaciones de todas las entidades de la empresa con sede en España y Portugal serán neutras en carbono en 2021, cuyas emisiones suponen el 61% de las emisiones actuales del Grupo.

Puntualmente, el plan de energía solar fotovoltaica evitará la emisión a la atmósfera de 162 toneladas de carbono al año, una cifra equivalente a la reducción de emisiones que ha logrado gracias a la eliminación de todas las botellas de plástico de sus sedes en España. Al mismo tiempo, la energía generada con las placas solares servirá para abastecer parte del consumo eléctrico necesario para el funcionamiento diario de las oficinas, así como cargar parte de los 14 puestos gratuitos que MAPFRE ofrece a los empleados que utilizan coches eléctricos o híbridos enchufables.

El objetivo del proyecto, es alcanzar con el tiempo el 100% de las instalaciones de MAPFRE en España en los próximos años.

Como muestra de su compromiso con el medio ambiente y con los ODS, MAPFRE apuesta por el aprovechamiento de recursos naturales no contaminantes. En España, el total de la energía que adquiere actualmente la compañía procede de fuentes 100% renovables. La aseguradora dispone, además, de 37 sedes certificadas en el mundo bajo el Sistema de Gestión Ambiental ISO 14001, 20 de las cuales también se encuentran certificadas bajo el Sistema de Gestión Energética ISO 50001. Este sistema integrado de gestión impulsa el uso eficiente del agua, energía y materias primas.

Finalmente, la empresa ha firmado su compromiso público sobre neutralidad de emisiones para conseguir ser una empresa neutra en carbono en el año 2030 a nivel global y se ha comprometido a dejar de invertir en empresas eléctricas en las que más del 30% de sus ingresos provengan de energía producida a partir del carbón. Tampoco va a asegurar la construcción de nuevas plantas de generación eléctrica que funcionen con carbón, ni la explotación de nuevas minas de este mineral.

Con acciones concretas y políticas consistentes relacionadas a la sostenibilidad, MAPFRE avanza a buen ritmo, en el camino hacia evitar la crisis climática.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top