Un día como hoy, 3 de diciembre, se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, proclamado en el año 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de incentivar en los Estados Miembros, mayor integración de las personas con discapacidad en la sociedad. Durante estos 27 años se han experimentado avances sociales que superan el modelo asistencialista hacia un modelo de plena inclusión que apuesta por la normalización y visibilidad. Sin embargo, el año pasado, la Fundación Adecco hizo un pronóstico futurista en el que señaló que la plena inclusión de las personas con discapacidad no se completará hasta el año 2249.  
Escasa presencia de las personas con discapacidad en el mercado laboral

Para conmemorar este día, la Fundación Adecco ha analizado la situación laboral de las personas con discapacidad en la actualidad utilizando datos oficiales aportados principalmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y por una encuesta propia realizada a 1.300 personas con discapacidad mediante la que se quiere poner en valor el papel que juega el empleo en su plena inclusión. En paralelo a este estudio, esta semana tiene lugar la campaña 'El filtro del empleo' en la que 190 empresas la difundirán a través de sus canales corporativos para concienciar y avanzar hacia la plena inclusión. 

Según datos recogidos por el Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo (Odismet), 2 de cada 5 personas con discapacidad se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social y los datos del Informe Mercado de Trabajo de las Personas con Discapacidad del SEPE Confirman que la principal característica de las personas con discapacidad en edad laboral es el alto número de inactivos. Esta tendencia aumenta en función del grado de discapacidad: mayor es el grado, menor es la presencia en el mundo laboral, y con la edad: las tres cuartas partes de las personas con discapacidad inactivas son mayores de 45 años.

Al contrario que la tendencia general, el número de personas con discapacidad en edad laboral ha aumentado con respecto al año pasado, representando el 6,19% del total. Los principales factores que explican la creciente presencia de personas con discapacidad en el mundo laboral es, por un lado, una legislación más eficiente a través del Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, aprobado en 2013, que armonizó y dio coherencia a la normativa existente hasta el momento. Por otro lado, la sociedad está más sensibilizada y concienciada con la diversidad, lo cual demuestra un cambio de mentalidad en las empresas y finalmente las personas con discapacidad y su entorno familiar y social también están viviendo un cambio de mentalidad y se están abriendo a la empleabilidad, rompiendo con los auto estigmas de inactividad, dependencia y sobreprotección. 

Todo ello ha contribuido al resultado de un aumento del 109% en la contratación de las personas con discapacidad en la última década, teniendo al año 2018 como el mejor registro de toda la serie histórica con 116.873 contratos. No obstante este aumento de la contratación no reduce el número de parados que se experimenta en estos últimos 10 años, los demandantes de empleo parados han aumentado un 118%, registrando en 2018 un total de 143.553 parados. Otro factor preocupante es que más de la mitad de las personas en desempleo se encuentran en paro de larga duración, lo cual puede conducirles a acabar en situación de pobreza o riesgo de exclusión.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top